Granada CF | Entrevista Fede San Emeterio

San Emeterio: "Que el Granada CF tenga 34 puntos no es fruto de la casualidad"

  • El centrocampista cántabro considera que la clave de que los rojiblancos sean líderes de LaLiga 1|2|3 es "el grupo que hemos formado"

El joven jugador rojiblanco posa en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Granada CF. El joven jugador rojiblanco posa en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Granada CF.

El joven jugador rojiblanco posa en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Granada CF. / Carlos Gil

Llegó sin hacer ruido y se ha convertido en un fijo para Diego Martínez. ¿Se esperaba este protagonismo?

Ni mucho menos. Llegué del Sevilla Atlético donde habíamos bajado y venir a Granada, a un club tan grande y con tan historia, fue una sorpresa para mí. Mi idea era competir, disputarle el puesto al compañero de turno y pelear por minutos pero la verdad es que no me esperaba tener ese protagonismo a día de hoy, por lo que estoy muy agradecido.

Al margen del trabajo diario, ¿cuál es la clave para que el Granada CF sea el líder de LaLiga 1|2|3?

Un poco de todo. A estas alturas de la temporada tener 34 puntos no es fruto de la casualidad. Lo principal para mí es el bloque que formamos. Somos un equipo y eso se ve reflejado en el campo. Todos vamos a una y cuando hay que sufrir y sacar balones de atrás para defender un resultado lo hacemos pero también cuando hay que atacar porque lo necesitamos más, también lo llevamos a cabo. Pero todos siempre vamos con la misma idea.

La sensación desde fuera es que están disfrutando. ¿En el interior del vestuario también se siente así?

Está claro que los resultados ayudan a ello y si tuviéramos menos puntos lo mismo la situación no sería esa, pero por suerte estamos sumando muchos puntos y eso se nota en el día a día. Todos llegamos a la Ciudad Deportiva con ganas de trabajar pero ahí también influye el grupo que hemos creado en el vestuario. En los partidos lo pasamos bien y cuando sufrimos en el campo también lo disfrutamos.

Fede San Emeterio durante la entrevista celebrada en la Ciudad Deportiva del Granada CF. Fede San Emeterio durante la entrevista celebrada en la Ciudad Deportiva del Granada CF.

Fede San Emeterio durante la entrevista celebrada en la Ciudad Deportiva del Granada CF. / Carlos Gil

¿Dónde está el secreto para ser el mejor equipo como visitante de la Segunda División?

Sobre todo en las ganas de competir que tenemos. Vamos a cualquier campo y damos la cara como en Riazor aunque perdimos, o en Málaga, pero también en estadios como el del Extremadura o el Reus que son rivales con menos nombre pero igualmente peligrosos. Estamos demostrando que no nos achicamos en ningún escenario y por eso se están dando esos buenos resultados, además de tener esa pizca de suerte que estamos teniendo.

¿Está viviendo su mejor momento como futbolista profesional?

No llevo muchos años pero sí es verdad que puede ser el mejor momento porque estar a estas altura con el nivel que está demostrando el equipo, gozando de minutos y siendo partícipe en el juego sin duda que hace que así sea.

Estamos demostrando que no nos achicamos en ningún escenario y por eso se están dando esos buenos resultados

Se habla mucho del trabajo que desarrolla en el centro del campo pero, ¿qué sería de San Emeterio sin la aportación en la media punta de los tres jugadores que suelen jugar en esa posición o de la presión de los delanteros?

Yo sin el equipo no soy nada. La verdad es que entre todos nos ayudamos y sin el trabajo de la gente de arriba en la presión estaríamos más desprotegidos los centrocampistas. Los futbolistas que actúan por delante mía están haciendo un gran trabajo, se matan presionando y siendo un bloque, todos nos ayudamos más, los unos a los otros, y eso además nos hace ser mejores.

Cuando llegó el técnico lo comparó con el cemento. ¿Se siente identificado con esa definición?

Creo que sí. Soy un jugador de equipo que no sobresale individualmente como puede hacerlo otro. Mi misión es juntar a los compañeros, estar pendientes de recuperar los balones que caen por mi zona y para mí fue una definición acertada y con la que me he quedado ya. En el vestuario los primeros días sí que se hicieron bromas con ello porque es una forma de definir a un jugador poco habitual y característica, pero todo de buen rollo.

Fue una petición de Diego Martínez porque ya le conocía. ¿Eso le supone mayor presión?

Para nada, todo lo contrario. Si el entrenador y la directiva se fijaron en uno para mí es un orgullo y me da más motivación para hacer que se sientan satisfechos con mi fichaje. Para nada es una presión sino un plus añadido para trabajar y esforzarme más si es posible.

Yo sin el equipo no soy nada. Sin el trabajo de la gente de arriba en la presión estaríamos más desprotegidos los centrocampistas.

El Granada CF es el equipo que menos jugadores emplea hasta el momento. ¿Cree, con la experiencia que tiene en LaLiga 1|2|3, que es posible conseguir éxitos con ese número de efectivos?

La Segunda División es muy larga y aunque hemos empleado hasta el momento pocos jugadores, hay futbolistas que están teniendo pocos minutos y algunos ni han debutado pero lo pueden hacer perfectamente y están capacitados para hacerlo. Yo veo una plantilla muy completa en todas las líneas y seguro que todos vamos a tener minutos a lo largo de la temporada y la clave estará en que los que entren lo aprovechen.

De los partidos que se llevan disputados, ¿cuál ha sido el mejor momento?

El partido de Málaga, sin duda. No había perdido en La Rosaleda y llevaba siete victorias seguidas y ganar en un escenario así, con tanta gente en las gradas de Granada que se hicieron notar muchísimo, fue un subidón. Se creó el ambiente perfecto para vencer. Pero durante la Liga hay que darse cuenta que en campos como el del Nástic o el Extremadura, que no son estadios tan apetecibles, los puntos valen lo mismo. Cada partido tiene sus cosas buenas y la verdad es que este año estoy disfrutando en todos, incluso en las derrotas.

De todos los rivales a los que se han enfrentado, ¿cuál le ha gustado más?

Todos tienen sus puntos fuertes y débiles pero creo que el Deportivo es un rival bastante fuerte, me gustó cuando jugamos contra ellos.

Le gusta repasar sus actuaciones tras los partidos. ¿Qué busca con ello?

El míster, por lo general, nos pone vídeos del encuentro anterior pero en casa suelo ver los partidos con tranquilidad. Me gusta verme, analizar detalles que igual en el campo no se aprecian pero en frío uno se da cuenta y personalmente me siento mejor. Me gusta ver los fallos o los aciertos que tengo para tratar de mejorar. Siempre lo he hecho y personalmente me ayuda mucho.

¿Jugar junto a Montoro le da tranquilidad?

Es un jugador muy importante para nosotros que ha jugado en Primera y me aconseja. Pero también aprendo de Alberto Martín, Nico Aguirre o incluso José Antonio, que es joven pero le gusta aprender y está deseando tener minutos.

¿Qué diferencia aprecia entre el Sevilla Atlético, su anterior club, y el Granada CF?

En Sevilla había una plantilla joven pero con muchísima calidad como buen filial y aquí hay un grupo con jugadores con más experiencia y madurez. En el filial hispalense había partidos que se nos atascaban y cuando se nos ponían cuesta arriba no los sacábamos adelante. En Granada hay veteranos que saben de lo que va esto y esos encuentros se ganan sin problemas. La experiencia te da la profesionalidad y en una categoría como la Segunda, que es muy complicada, es un aspecto fundamental.

¿Qué recibimiento espera mañana en Los Cármenes tras las dos últimas victorias?

Espero que bueno. La gente se está enganchando, cada vez vienen más aficionados al campo y eso para nosotros es un refuerzo moral. La afición es un plus que nosotros tenemos y debemos aprovechar y espero que este fin de semana, tras la buena dinámica que llevamos, seguro que nos apoyan a muerte para sacar adelante los dos partidos que restan antes del parón por las fiestas navideñas.

¿Qué le ha sorprendido de la afición rojiblanca?

Sobre todo lo rápido que se ha enganchado al equipo tras un par de años de decepción. Era normal que al principio estuvieran un poco decepcionados porque la pasada temporada se crearon unas expectativas muy altas que no se cumplieron, pero este año la verdad se están identificando con el equipo y nos lo hacen llegar. Nos sienten muy cercanos y nosotros también a ellos. Y eso al jugador le motiva.

Fede San Emeterio es un fijo en el once de Diego Martínez. Fede San Emeterio es un fijo en el once de Diego Martínez.

Fede San Emeterio es un fijo en el once de Diego Martínez. / Carlos Gil

¿A nivel personal siente el cariño de la afición en el campo?

Sin duda. En la calle y en el campo noto que la gente está conmigo y yo se lo agradezco porque a los jugadores que no somos tan vistosos como un extremo o un delantero, es más difícil que te valoren. En Granada me siento muy querido por cómo me está tratando la afición.

¿Cómo le gustaría que le recordaran cuando termine su etapa como rojiblanco?

Espero que me recuerden como un futbolista que lo da todo dentro del campo, que no da un balón por perdido pero también como una persona sencilla y normal a la que no le gustan las excentricidades.

Tiene una cláusula de compra por parte del Granada CF. ¿Le gustaría quedarse o no piensa en eso es estos momentos?

Tengo contrato con el Valladolid y existe una cláusula pero en cualquier caso yo estoy centrado en el Granada CF y no pienso más allá. ¿De qué me sirve pensar en el verano si no sé lo que va a pasar de aquí a esa fecha? Mi objetivo es estar concentrado en cada partido y lo que tenga que venir, vendrá.

¿Cómo lleva su primera experiencia sin su hermano Borja en el día a día?

Como algo nuevo. Tanto en el Racing de Santander como en Sevilla hemos estado juntos pero este año tocaba separarnos porque así es el mundo del fútbol. Yo de momento no me quejo. En el vestuario me han acogido muy bien y estoy encantado.

Por último, ¿cómo pasa el tiempo libre un futbolista de 21 años en una ciudad como Granada?

Granada es una ciudad espectacular que tiene muchos encantos. Lo cierto es que suelo tener muchas visitas de familia, amigos, mi novia... y cuando vienen les suelo enseñar los lugares más importantes. Pero cuando estoy solo me gusta estar tranquilo y no hacer demasiado por las tardes porque igual lo puedo notar los días siguientes. Suelo salir con Martínez a comer pero siempre con tranquilidad. No me gustan los alborotos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios