Las Palmas-Granada CF | La crónica

El Granada CF logra un punto de jerarquía (2-2)

  • Los rojiblancos igualan en el Estadio de Gran Canaria pero merecen más ante un rival en crisis

  • Antonio Puertas falla un penalti en la recta final con 2-1 en el marcador

El delantero del Granada CF Adrián Ramos cede atrás para que Rodri haga el 2-2 definitivo. El delantero del Granada CF Adrián Ramos cede atrás para que Rodri haga el 2-2 definitivo.

El delantero del Granada CF Adrián Ramos cede atrás para que Rodri haga el 2-2 definitivo. / Agencia LOF

Hay empates que saben mal y otros mejor. Igualar ante el Numancia no satisfizo, pero hacerlo en el Estadio de Gran Canaria ante uno de los favoritos supo mejor. El Granada CF cuajó un muy buen encuentro en Las Palmas ante un rival sumido en una crisis de resultados. Los rojiblancos mostraron personalidad, jerarquía como pidió su técnico y lograron empatar en dos ocasiones ante un conjunto que necesitó muy poco para hacer dos goles. Un punto más que merecido que se quedó corto.

Novedades

Con Puertas por Pozo y Ramos en lugar de Rodri, al margen de la previsible entrada en el once de Ángel Montoro, el Granada CF dominó de cabo a rabo la primera mitad. Muy bien organizados y con las ideas muy claras, los de Diego Martínez tuvieron la posesión y movieron a su rival de lado a lado liderados por el buen hacer de Montoro en el eje de la medular. La labor de Adrián Ramos y la movilidad de Vico, Puertas y Vadillo en la media punta, generaba muchas dudas al conjunto de Manolo Jiménez, que no sabía qué hacer con el esférico cuando lo tenía en sus botas.

Los locales necesitan muy poco para marcar dos goles gracias a la calidad de sus atacantes

Tras unos primeros diez minutos en los que apenas sucedió nada destacable a nivel ofensivo, una jugada de estrategia muy bien trabajada por los vestidos de gris fue el primer aviso. Montoro, en una falta frontal, puso el cuero en la cabeza de Martínez que golpeó con la testa al punto de penalti donde Adrián Ramos, presionado por un defensor local, no pudo rematar como hubiera deseado, tocando el balón con el muslo por lo que su chut se marchó junto al palo derecho de Raúl Fernández.

El delantero del Granada CF Adrián Ramos pelea un balón aéreo con el jugador de Las Palmas Deivid. El delantero del Granada CF Adrián Ramos pelea un balón aéreo con el jugador de Las Palmas Deivid.

El delantero del Granada CF Adrián Ramos pelea un balón aéreo con el jugador de Las Palmas Deivid. / Agencia LOF

Fue la primera ocasión, y a partir de ahí las llegadas se fueron sucediendo. El conjunto canario iba detrás del balón sin orden, lo que fue aprovechado por el Granada CF para generar peligro. Aunque en la primera ocasión clara que tuvieron los de Manolo Jiménez, Tana pudo adelantar a los locales pero se encontró con una buena parada abajo de Rui Silva.

Vadillo comenzó a entrar en juego y a desequilibrar y, pese a tomar alguna que otra mala decisión en ataque fruto de su egoísmo, fue Víctor Díaz el que pudo adelantar a los rojiblancos con un duro disparo desde más de 30 metros que obligó a Raúl Fernández es estirarse para mandar el esférico a córner.

Gran Ramos

El trabajo de Ramos de espaldas desahogaba a los de Martínez, dirigidos desde la banda por Raúl Espínola por la sanción del gallego. Su trabajo en la presión incomodaba a los centrales amarillos y fruto de ello, una mala entrega de Deivid generó otra buena oportunidad con el delantero colombiano como protagonista, que intentó el disparo desde más de 25 metros pero el chut se marchó por encima del larguero.

Los pitos comenzaban a aflorar en el Estadio de Gran Canaria. El Granada CF merecía un gol pero fue Las Palmas el que, en una jugada muy afortunada con posición antirreglamentaria de Rubén Castro, se adelantó en el marcador a dos minutos del descanso. Araujo disparó desde la media luna y el veterano delantero insular se interpuso en la trayectoria del esférico para tocar sutilmente despistando a Rui Silva, que no pudo hacer nada por evitar el tanto con el que los de Jiménez se fueron al receso con ventaja sin merecerlo.

Reacción

La segunda mitad se inició con movimientos. Ruiz de Galarreta se lesionó siendo sustituido por Maikel Mesa en el 48' pero fue un minuto después cuando el Granada CF empató. Un saque de esquina botado por Álvaro Vadillo fue rematado de manera magistral al primer palo por Adrián Ramos, que rompió así su racha de diez partidos sin marcar.

Se hizo justicia pero quedaba mucho por jugar. Las Palmas pareció despertar y poco a poco se fue haciendo con el control del choque, y más con el cambio que ordenó Diego Martínez retirando a Álvaro Vadillo por Nico Aguirre a poco más de veinte minutos para concluir el encuentro. El gaditano pidió explicaciones a Espínola en el banquillo, quedando desde entonces los rojiblancos a merced de los locales.

A merced

Montoro abandonó el eje y adelantó su posición, más cerca de Ramos que de San Emeterio y el equipo lo acusó. Se perdió el control y los de Jiménez poco a poco se fueron haciendo con el dominio. Hasta que un centro de Fidel que Mesa no pudo controlar no pudo ser despejado por Víctor Díaz, llegándole el cuero a Araujo que no perdonó de disparo cruzado ante Rui Silva.

Tocaba remar otra vez y el cuerpo técnico del Granada CF no se lo pensó sacando a la vez a Quini y Rodri. El delantero soriano fue una pesadilla en los poco más de diez minutos que estuvo en el campo. Primero fue objeto de penalti que Antonio Puertas no acertó a materializar. Su golpeo no fue el mejor y Raúl Fernández le adivinó la intención.

Con casta

Pero este Granada CF tiene casta y personalidad y el fallo del penalti no lo acusó. Siguió intentándolo y obtuvo premio a su insistencia a cuatro minutos del final. Martínez puso el balón en el área, Timor no llegó a despejar y el esférico salió hacia atrás donde Ramos, casi en la línea de fondo, logró tocar atrás para que Rodri, en boca de gol, estableciera el empate definitivo. Un punto que supo a gloria pero que pudo saber mejor. Méritos hicieron para haber logrado el triunfo. Se sigue sumando, que ya es mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios