granada cf | rayo majadahonda

Martínez pide "no sacar pecho"

  • "En esta categoría pasar de ser un equipo en gracia a ser un equipo desgraciado ocurre en dos días", advierte

Diego Martínez en los instantes previos al inicio del partido de ayer celebrado en el Nuevo Los Cármenes. Diego Martínez en los instantes previos al inicio del partido de ayer celebrado en el Nuevo Los Cármenes.

Diego Martínez en los instantes previos al inicio del partido de ayer celebrado en el Nuevo Los Cármenes. / álex cámara

El entrenador del Granada, Diego Martínez, dijo en sala de prensa que fue "un partido difícil" en el que a su equipo le costó "entrar". "Sabíamos que no teníamos que ponernos nerviosos. Creo que en la segunda parte el equipo ha manejado muy bien el ritmo y hemos descansado con balón porque en una semana con tres partidos no interesaba que el partido tuviera más ritmo porque estábamos bastante cansados", admitió.

Martínez recordó que "hubo ocasiones incluso para ser más contundentes y hacer más goles" y resaltó "la alegría con la que el equipo pisa el área rival", algo que es "muy importante".

Sobre el cambio de dibujo tras la salida del campo de Adrián Ramos, apuntó que "por el tipo de partido que se había puesto venía muy bien reforzar por dentro, porque hubo problemas en la primera parte para asignar los pares, y eso lo corregimos en la segunda".

De Adrián Ramos y Montoro, sustituidos por problemas físicos, dijo que "están exhaustos y veremos mañana cómo evolucionan" añadiendo que "hemos tenido que aguantar el último cambio porque había varios jugadores en el campo que no sabíamos si iban a aguantar hasta el final".

"Ha sido un esfuerzo brutal del equipo, estoy muy orgulloso del conjunto y quiero agradecer el gran esfuerzo del cuerpo médico y técnico para tener en las mejores condiciones posibles a todos. Hay detrás un trabajo de mucha gente que hace las cosas muy bien", añadió.

De Puertas comentó que "me alegro mucho por él porque lleva desde que llegamos esforzándose mucho por adquirir su mejor nivel. Es un jugador con mucho potencial y lo está demostrando".

Diego tiene claro que "la clasificación es una anécdota ahora" sin ocultar que "estamos muy contentos por ganar este partido, y por llenar el zurrón de puntos porque ahora viene el invierno, con resfridos, gripes y momentos de dificultad. Esto es una maratón y cuanto más sumemos cuando estemos bien, mejor".

"Tenemos mucho que mejorar porque hay muchos pequeños detalles. En esta categoría pasar de ser un equipo en gracia a ser un equipo desgraciado ocurre en dos días. Todos los partidos son diferentes y queda mucho trabajo por delante. Hay que tener las orejas muy arriba. No hay que sacar pecho cuando se gana, ni empezar con los dramatismos cuando perdamos, que nos va a tocar. Serenidad equilibrio y disfrutar el momento", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios