Granada CF-Athletic | La pizarra

Partido inteligente, final infeliz para el Granada CF

  • Yuri estropea el perfecto plan de partido diseñado y ejecutado por los rojiblancos

Foulquier se recuperó a tiempo para jugar el encuentro ante el Athletic Foulquier se recuperó a tiempo para jugar el encuentro ante el Athletic

Foulquier se recuperó a tiempo para jugar el encuentro ante el Athletic / Álex Cámara (Granada)

Pudiera pensar algún aficionado que en un encuentro con tanta carga emotiva como la vuelta de unas semifinales de Copa los aspectos tácticos pasan a un segundo plano. Ya se encargó Diego Martínez de decir que no es así en la rueda de prensa del miércoles previa al choque. Y más aún teniendo en cuenta que se medían en el terreno de juego dos equipos con muchas alternativas en cuanto a dibujo se refiere y que, además, han cambiado de sistema con asiduidad en los últimos encuentros.

El equipo rojiblanco jugó con tres centrales El equipo rojiblanco jugó con tres centrales

El equipo rojiblanco jugó con tres centrales

Lo esperado

El preparador rojiblanco, como se esperaba, pudo recuperar al final a Domingos Duarte, Yangel Herrera y Foulquier, que han estado los últimos días entre algodones, y repitió el 1-5-2-3 de los anteriores encuentros.

Era lo previsible, aunque también era lo que todo el mundo intuía en el partido de ida y al final optó en San Mamés por una zaga de cuatro, seguramente condicionado por la ausencia en ese choque de Foulquier.

El Athletic, igual

El galo sí que estuvo en la vuelta para completar esa labor de carrilero que hace como nadie. Ante la baja por sanción de Soldado, Carlos Fernández fue la referencia ofensiva de los nazaríes, con Antonio Puertas y Machís completando el tridente de arriba.

En el Athletic también ocurrió lo esperado, que es que Garitano salió igual que el Granada, con zaga de tres centrales y dos laterales largos en el 1-5-2-3 por el que apostó. La gran novedad fue la presencia en la medular de San José para formar pareja con Vesga ante la ausencia por sanción de Dani García.

Igualdad

Tras unos prolegómenos espectaculares, se dio paso a lo importante, como bien dijo Diego el viernes, a lo del terreno de juego. Y el partido fue igualado en una primera mitad en la que, al menos en los instantes iniciales, a los dos equipos les pudo la atmósfera ambiental.

El Granada profundizó bien por las bandas, con Carlos Neva y Foulquier, pero apenas creó peligro. Las mejores jugadas casi siempre partieron de las botas de un excelso en sus movimientos Carlos Fernández.

Casi

Los visitantes perdonaron en tres acciones, sobre todo en una en la que Víctor Díaz, sin querer se vistió de delantero rival para probar a Rui Silva, mientras que respondió dentro de la ilógica del fútbol Williams al disfrazarse de defensa de los suyos y salvar en la misma línea el 1-0 cuando el primer tiempo tocaba a su fin.

Sin cambios

No hubo cambios, ni de jugadores ni de esquemas, en el inicio de la segunda mitad, aunque sí que hubo variación en el marcador con el tempranero golazo de Carlos Fernández, lo que cambió algo el guión del choque.

Sustituciones

Movió ficha primero Garitano con la entrada de Ibai por Capa y tardó poco en hacerlo Diego, aunque obligado por la lesión de Yangel Herrera. El venezolano se rompió en una acción fortuita y tuvo que entrar en su lugar Yan Eteki, sin variar nada.

A la desesperada

La variación llegó tras el 2-1. Antoñín y Fede Vico entraron para buscar el milagro de un Granada que acabó con Germán de delantero y seis atacantes. Se mereció el pase el Granada. Faltó poco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios