Athletic-Granada CF | Resaca Los números en el Granada casi nunca mienten

  • Los rojiblancos suman tan sólo un tanto menos encajado que el total de los que recibió la pasada temporada

Diego Martínez fue expulsado en el túnel de vestuarios de San Mamés.

Diego Martínez fue expulsado en el túnel de vestuarios de San Mamés. / Agencia LOF

Que el Granada CF no pasa por un buen momento en LaLiga Santander es una evidencia. Que se puede matizar esta afirmación como le gusta decir a Diego Martínez, también. Pero los números están ahí. A falta de doce encuentros para que termine la temporada, los rojiblancos suman tres derrotas menos que el curso pasado. Aunque una vez más son los datos de tantos encajados los que dejan bien a las claras que el sistema defensivo no funciona igual que en la campaña 2019-2020.

Cuarenta y dos tantos ha recibido Rui Silva más los dos que encajó el juvenil Ángel ante la Real Sociedad. Eso supone uno menos que el total de goles encajados la campaña anterior. Se pueden sacar muchas conclusiones pero la principal es que está siendo muy complicado sumar a domicilio y eso ha provocado que, poco a poco, se vayan bajando puestos en la tabla clasificatoria. Dos victorias y tres empates es el balance lejos de Los Cármenes, el peor de Primera División.

Matices

Seguramente con un Granada CF en plenitud, con toda la plantilla disponible y en forma, se tendrían más puntos en la tabla clasificatoria. Pero la realidad es la que es, no por ello negativa, y está muy condicionada por la cantidad de partidos que llevan los futbolistas en sus piernas. Además, la cantidad de lesiones de hombres claves como Luis Suárez, Gonalons o Montoro también está pasando factura. No se puede negar que tiene mucho mérito lo conseguido pero forzar a los futbolistas más de la cuenta como ha ocurrido con Carlos Neva tiene su peaje.

De ahí que Diego Martínez reservara en San Mamés a jugadores que seguramente sean titulares ante el Molde este próximo jueves. Hombres como Víctor Díaz, Nehuén, posiblemente Gonalons, Soldado, Kenedy o Eteki llegarán a la cita con los noruegos con pocos minutos en las dos últimas semanas. Sin duda que de esta temporada el cuerpo técnico nazarí estará aprendiendo a pasos agigantados. Sobre todo a gestionar un grupo, repartir el tiempo de juego y controlar al milímetro la carga física en los entrenamientos.

Adrián y el repliegue

Adrián Marín llegó como refuerzo en el mercado invernal en busca de poder dar minutos de descanso a Neva. Sin embargo, los 23 encuentros que había disputado hasta su fichaje en dos campañas y media le está pesando. No parece contar a día de hoy con la confianza de Diego Martínez, que ha preferido utilizar a hombres como Víctor Díaz a pierna cambiada en vez de al lateral de Torrre-Pacheco. Es más, en las cuatro ocasiones en las ha contado con minutos, en dos de ellas lo ha usado por delante del lateral. En concreto ante el Elche y frente al Athletic Club.

No parece confiar en sus cualidades defensivas el técnico gallego, que ordenó en San Mamés un repliegue defensivo de cinco zagueros cuando se logró el empate que una vez más no salió bien. Marín retrasaba su posición a la hora de defender cuando los de Marcelino atacaban, pasando Víctor Díaz a actuar de central. Sin embargo, este año el famoso sistema ‘sellapartidos’ que tanto rédito funcionó en las dos campañas anteriores no parece funcionar.

El parte

El pasado miércoles el Granada CF anunció un parte de lesionados con hasta doce jugadores con problemas físicos. La voz de alarma se encendió entre la afición. Medio equipo, en principio, no podría jugar en San Mamés. Finalmente, Diego Martínez pudo contar con hasta cuatro de la docena de futbolistas ‘tocados’. En concreto, Quini, Germán, Montoro y Yangel Herrera. Curiosamente, los únicos cuatro que no podrán jugar el choque de ida de los octavos de final de la Europa League. Más allá de la intensidad o no de las lesiones Rentao Yi, el presidente que nadie conoce y que sigue sin dar señales de vida ni se ha presentado a la afición rojiblanca, debería darle una paga extra al cuerpo médico de la entidad que esta campaña está teniendo más trabajo que nunca.

Germán

Fue una de las sorpresas en la convocatoria teniendo en cuenta que tenía una lesión fibrilar en el aductor izquierdo. Por dicha dolencia, en el duelo ante el Nápoles en el Estadio Diego Armando Maradona fue cambiado y forzó la cartulina amarilla para perder tiempo. Seguramente, creyendo que la dolencia iba a ser más grave de la que finalmente tuvo, buscó limpiarse de tarjetas para recuperarse. Sin embargo, jugó ante el Athletic pero no lo podrá hacer frente al Molde. Quizá hubo algo de precipitación o estaba todo planificado. Nunca se sabrá...al menos oficialmente.

La roja

No se vio por televisión pero al término del encuentro Diego Martínez fue expulsado por el colegiado valenciano Martínez Munuera. Según el acta, una vez finalizado el partido y estando ya en el túnel de vestuarios, el técnico gallego se dirigió al trencilla “protestándome de forma reiterada”, por lo que vio la roja. El enfado era evidente por el saque de banda no señalado a favor de los rojiblancos al entender que Soldado no tocó el balón y que terminó con el tanto de Álex Berenguer. Nadie pudo calmar al vigués que se perderá, como mínimo, el choque de este próximo domingo ante el Real Sociedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios