Valladolid-Granada CF | La crónica

Competitivos ante cualquier rival

  • El cuadro de Diego Martínez suma un nuevo punto a domicilio pese a formar con cinco jugadores distintos a los que salieron de inicio ante el Barcelona

  • El guardameta portugués Rui Silva salva a su equipo cuando más lo necesita en Zorrilla

Carlos Fernández fue el autor del tanto del Granada CF en Valladolid. Carlos Fernández fue el autor del tanto del Granada CF en Valladolid.

Carlos Fernández fue el autor del tanto del Granada CF en Valladolid. / Agencia LOF

La resaca del triunfo ante el FC Barcelona no le pasó factura al Granada CF, que con cinco cambios en su once, volvió a sumar lejos de Los Cármenes una jornada más, y van cuatro. Los de Diego Martínez siguen demostrando que su adaptación a la categoría está siendo sublime. Compiten siempre aunque no hicieron su mejor partido.

Cambios

Con una pareja de centrales que no habían jugado juntos nunca; el debut como titular de Gonalons y Carlos Fernández; y con un canterano como Neva que parece que lleva jugando en Primera media vida, en el conjunto nazarí todos rinden. Y esa es la mejor noticia. De ahí que, aunque seguramente sea temporal, volvieron a dormir líder de LaLiga Santander tras empatar en Zorrilla ante el Valladolid.

El conjunto de Diego Martínez fue de menos a más, tras un mal inicio en el que dio muchas facilidades defensivas

Aunque durante el primer cuarto de hora, no parecía que el equipo que saltó al campo del Estadio de Zorrilla fuera el mismo que lo hizo hace cuatro días en Los Cármenes. Con muchas dudas atrás, problemas para circular en la medular y sin chispa en ataque, fue el Real Valladolid el que llevó la iniciativa en el inicio. La banda izquierda era una autopista para Toni Villa, que trajo en jaque a Víctor Díaz. El capitán rojiblanco, entre resbalones y errores propios, le dio alas al ataque pucelano y fruto de ello llegó el gol de los castellanos-leoneses al cuarto de hora. Guardiola, desde casi el córner, encontró a Villa, que ante la pasividad del lateral diestro que lo dejó pensar, pisó área, ganó línea de fondo y su pase de la muerte no lo desaprovechó Óscar Plano, que se adelantó a Neva.

Justicia

El marcador hacía justicia a lo que hasta el momento se estaba viendo sobre el terreno de juego. Pero el tanto en contra despertó a los visitantes, que poco a poco fueron mejorando, pese a que a Gonalons le costó asociarse por dentro y Ramos estuvo muy desasistido. Puertas comenzó a moverse entre líneas pero era Carlos Fernández el que le daba mucho aire a su equipo jugando de espaldas y generando dudas en la zaga vallisoletana.

Protagonista

El jugador cedido por el Sevilla FC fue el protagonista de las mejores acciones ofensivas del Granada CF. Un pase suyo permitió a Montoro internarse en el área, pero tras ganarle la posición a su par, fue derribado en el área. Pudo ser penalti pero ni Pizarro Gómez ni el VAR estimaron la acción como punible. Fue el anticipo del gol rojiblanco, que llegó tras una magnífica jugada de Antonio Puertas que habilitó a Víctor Díaz, cuyo centro remató algo forzado Carlos Fernández en el punto de penalti. El chut no es que fuera excesivamente fuerte pero Masip se confió y el cuero, tras no ser bien atajado por el que fuera portero del Barcelona, se alojó en el arco de los pupilos de Sergio González. Primer disparo a puerta y gol. Máxima efectividad imposible.

Montoro le gana la partida a Nacho en una acción en la que el valenciano cayó derribado. Montoro le gana la partida a Nacho en una acción en la que el valenciano cayó derribado.

Montoro le gana la partida a Nacho en una acción en la que el valenciano cayó derribado. / Agencia LOF

El tanto llegó justo antes del descanso y le sentó muy bien a los de Diego Martínez, que tras el receso mostraron una mejor cara. Y cuando el rival atacaba, la figura de Rui Silva destacó una vez más. En un campo resembrado pero en el que el césped no parece que se encuentre en su mejor momento, visto la cantidad de resbalones que sufrieron los jugadores de ambos equipos, el control era rojiblanco. Gonalons fue de menos a más y, poco a poco, se fue imponiendo en la medular hasta que su físico se lo permitió.

Ida y vuelta

Con Machís en el campo antes de la hora de partido por un desafortunado Adrián Ramos, el duelo entró en una fase de ida y vuelta muy atractivo para el espectador. Vadillo y Carlos Fernández, de libre directo, y Toni Villa y Plano por bando local, llevaron el peligro a ambas áreas. Aunque fue Montoro el que pudo adelantar a los rojiblancos con un disparo desde la media luna que Masip no atajó y que Carlos Fernández intentó remachar, pero estaba en claro fuera de juego.

El tanto de Carlos Fernández le sentó muy bien a los rojiblancos, que mostraron una mejor cara en la segunda mitad

Aunque fue en el 72' cuando el Granada CF se pudo poner por delante. Y de hecho, el esférico entró en el arco local pero el asistente de Pizarro Gómez señaló fuera de juego. Una decisión acertada pues el disparo de Montoro de falta que Masip no atajó, le llegó a Yangel Herrera que, desde la frontal y con la zurda, anotó. Pero en la dirección del disparo se encontraba Domingos Duarte delante del guardameta pucelano, molestando su visión, lo que hizo que reaccionara tarde.

Rui Silva

En la recta final, fue el Valladolid el que llevó la iniciativa, pero entonces surgió la figura de Rui Silva, que volvió a aparecer cuando su equipo más lo necesitaba con acciones principalmente por alto, dando mucha seguridad a la zaga nazarí y colaborando para sumar un punto más a domicilio y dormir líder. Y van ocho de doce posibles. Una cifra que demuestra la capacidad que tiene este Granada CF para competir ante cualquier rival y sea el campo que sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios