Leganés-Granada CF | Crónica y resultado

Sin profundidad pero con Rui Silva

  • El guardameta rojiblanco detiene un penalti pasada la hora de partido y permite al Granada CF sumar un punto ante el Leganés

  • Los de Diego Martínez generan muy poco peligro en ataque a lo largo de todo el choque

Ramón Azeez se impone por alto a Óscar Rodríguez, que apenas tuvo protagonismo. Ramón Azeez se impone por alto a Óscar Rodríguez, que apenas tuvo protagonismo.

Ramón Azeez se impone por alto a Óscar Rodríguez, que apenas tuvo protagonismo. / Efe

Si ante el Villarreal se vio la versión de un Granada CF con ambición, que buscó en todo momento la portería rival pero que no estuvo acertado en los metros finales, en el duelo de este lunes en Leganés se pudo comprobar que el cansancio comienza a pasar factura a los de Diego Martínez. Los rojiblancos ofrecieron una de sus peores versiones a nivel ofensivo de la temporada ante un equipo muy limitado y al que la ansiedad le está empezando a pasar factura. Se pudo perder, pero Rui Silva detuvo un penalti a Guerrero y al menos de dejó la portería a cero (0-0), algo que no había ocurrido en el regreso a la competición.

La dosificación puede ser un factor determinante en esta fase final de la temporada. Quizá por ello, el Granada CF fue de menos a más a lo largo de la primera mitad. Con la principal novedad del delantero malagueño Antonín, que hizo así su debut como titular en Primera División aunque duró sólo 45 minutos en el campo, a los de Diego Martínez les costó generar ocasiones de gol.

Insulsa primera mitad

El Leganés, más necesitado, fue el que trató de dominar aunque con excesivo juego directo, lo que facilitó la defensa de los rojiblancos. Los envíos a Carrillo, hasta que se lesionó a los veinte minutos, y a Guerrero fueron la tónica de una duelo en cuya primera media hora apenas sucedió nada destacable en ataque. De hecho, el único disparo entre los tres palos de los locales llegó al cuarto de hora tras un centro desde la izquierda de Kevin Rodrígues que Carrillo remató adelantándose a Domingos Duarte pero que atajó Rui Silva sin problemas.

En la primera mitad, el único disparo de los rojiblancos llegó en el minuto 40 por medio de un duro disparo de Machís que Cuéllar envió a córner

Conforme fueron avanzando los minutos, el choque se fue trabando por momentos. Los de Javier Aguirre pusieron mucha intensidad en los duelos pero los visitantes no se intimidaron y pusieron la misma o más. Esto hizo que fueran muchas las infracciones, destacando las dos amarillas que vieron Bustinza y Jonathan Silva, dos de los tres centrales pepineros.

‘Pichu’ Cuéllar era un espectador, el único en todo Butarque, pues los nazaríes apenas se acercaron a sus inmediaciones. Y es que el Leganés tenía claro que cada jugada de peligro de los de Diego Martínez tenía que ser cortada de ahí, en parte, la escasa profundidad rojiblanca en ataque. Los únicos intentos fueron de Soldado en el 34’ y, sobre todo, un durísimo disparo de Darwin Machís que el guardameta pepinero envió a saque de esquina como pudo antes del descanso.

Vallejo despeja el cuero tras el rechace de Rui Silva en el penalti tirado por Guerrero. Vallejo despeja el cuero tras el rechace de Rui Silva en el penalti tirado por Guerrero.

Vallejo despeja el cuero tras el rechace de Rui Silva en el penalti tirado por Guerrero. / Efe

En defensa, tampoco se pasaron apuros principalmente por el gran trabajo en la presión de la dupla formada por Yangel Herrera y Ramón Azeez, que recuperaron muchos balones aunque éstos no llegaran luego a los jugadores ofensivos más determinantes, de ahí que al descanso se llegara con empate en el marcador en un duelo muy soso en la fase ofensiva.

Cambios

Al igual que sucedió ante el Villarreal, el técnico gallego movió ficha en el descanso y dio entrada a Carlos Fernández, por un desacertado Antoñín, y Eteki. Dos cambios realizó también el preparador blanquiazul que cambiaron el signo del partido. La entrada de Roque Mesa y Assalé le dio otro aire al juego de los madrileños, que dominaron la segunda mitad ante un Granada CF que sólo se acercó al área pepinera en el 54’ por medio de Antonio Puertas. Ese fue todo el bagaje en ataque en un segundo acto en el que se abrió más el choque.

Rui Silva detuvo el penalti lanzado por Guerrero y evitó que su equipo perdiera en Butarque

La velocidad de Assalé hizo mucho daño a la zaga visitante y casi todas las acciones de peligro de los de Aguirre llegaron de sus botas. En el minuto 63 el marfileño forzó un penalti cometido por Carlos Neva que pudo cambiar el duelo. Pero Guerrero se encontró con un gran Rui Silva que volvió a ofrecer la imagen de portero sobrio, y rechazó la pena máxima, el cuero se estrelló en el larguero y terminó siendo despejado por Vallejo.

Cansancio

Dicha acción no hundió al Leganés, pero tampoco animó en exceso a los granadinistas, que pese a refrescar su zona atacante les costó estirarse. El calor y la carga de partidos comenzó a pesar. En la recta final del encuentro, Guerrero y Assalé pudieron darle el triunfo a su equipo pero se mostraron negados ante un Granada CF solidario pero con poca alegría en la fase ofensiva. Al menos se trajo un punto de Butarque. Toca descansar y reponer fuerzas. No queda otra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios