Granada CF-PSV | Resaca Un hito que hay que olvidar rápido

  • La cercanía del choque ante el Huesca impide disfrutar de la histórica clasificación europea del Granada CF a dieciseisavos de final de la Europa League

Luis Suárez cae derribado entre Dumfries y Mvogo. Luis Suárez cae derribado entre Dumfries y Mvogo.

Luis Suárez cae derribado entre Dumfries y Mvogo. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El sueño de todo granadinista hace unos años era poder ver a su equipo en Primera División aunque tan sólo fuera un año. Pero en la tierra de la malafollá, la mejor temporada de la historia se está viviendo desde casa y eso frustra. Lo que se está perdiendo la afición rojiblanca no se sabe si se volverá a repetir por eso, cuando uno acude a Los Cármenes para una cita como la del pasado jueves y escucha las alineaciones sin ser coreadas por el público, no puede más que pensar que quizá sea un privilegiado por estar en la instalación del Zaidín. Allí donde querrían estar muchos granadinos para presenciar los logros de su equipo, que sigue haciendo historia cada día que pasa, sobre todo en la competición europea.

Lo lleva repitiendo Diego Martínez casi cada día: “Sólo el tiempo hará que se valore lo que está haciendo este equipo”. Y no le falta razón al gallego. Ante el PSV se perdió por primera vez en la Europa League pero se logró la clasificación para los dieciseisavos de final. Algo que han conseguido conjuntos como la Roma, el Arsenal, el Bayern Leverkusen, el Benfica, el Milan o el Tottengam, entre otros. Y entre ellos se ha colado un Granada CF que poco a poco se va haciendo un hueco pero que aún no es consciente de la magnitud lograda. De hecho, el líder de la liga española, la Real Sociedad, podría decir adiós a la Europa League la próxima semana y eso lo dice todo.

La celebración

No hay más que ver la celebración que realizó el PSV Eindhoven sobre el césped del Nuevo Los Cármenes para darse cuenta del hito conseguido. Como si de una final de tratase, con foto en grupo incluida y cánticos, los neerlandeses gritaron y saltaron con el pitido final tras sufrir en la segunda mitad ante un equipo que comienza a notar el cansancio de la acumulación de partidos pero que se vació. Un reflejo de lo importante que es clasificarse un partido antes de la finalización de la fase de grupos tanto deportiva como económicamente.

La celebración del PSV tras lograr su clasificación es un reflejo del logro conseguido por los rojiblancos

Pero la derrota dolió en el seno nazarí cuyos jugadores, agotados, necesitaron de un tiempo para tomar aire tras la finalización del choque. Una decepción que duró poco. En concreto, lo que tardó Diego Martínez en acudir al centro del campo para levantar el ánimo a sus futbolistas, darle la enhorabuena y anunciarles que estaban clasificados. Entonces sí cambió su rostro la plantilla, pero no con tanta euforia como la que tenía su rival. Un ejemplo más de la ambición de este equipo, que lleva cuatro partidos seguidos perdiendo y que quiere cambiar la dinámica ya.

La duda

En el maratón de partidos que le resta en este recién iniciado mes de diciembre, hay uno sobre el que ya se puede ‘especular’. Se trata del choque del próximo jueves en Salónica ante el PAOK. Clasificado entre los 32 mejores equipos de la competición, muchos son los que piensan que se debería jugar ante los helenos con un once inicial con los menos habituales aunque eso suponga no ser cabeza de serie (si no se gana y el PSV vence al Omonia) en el sorteo del próximo lunes 14.

Machís se tira ante Mvogo acción por la que vio cartulina amarilla. Machís se tira ante Mvogo acción por la que vio cartulina amarilla.

Machís se tira ante Mvogo acción por la que vio cartulina amarilla. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Otros, por su parte, consideran que hay que ir con todo pero quizá se olvidan que es la competición doméstica, LaLiga Santander, la que mantiene realmente la economía de la entidad próxima a cumplir 90 años. Es evidente que hay jugadores que necesitan descansar algo, tanto física como mentalmente, y podría ser una buena oportunidad para ello dándole la oportunidad de jugar al resto de los jugadores inscritos como Aarón, Nehuén, Eteki o los canteranos Isma Ruiz o Aranda. Lo tendrá que valorar el cuerpo técnico y, aunque la ambición está ahí, el calendario liguero, con cinco jornadas en el presente mes, exige un desgaste que habrá que ponderar.

El momento

La primera mitad ante el PSV no fue la mejor precisamente, pero se dio un paso adelante tras el descanso y se fue con todo a por el contrario. Y es que cuatro derrotas seguidas pesan. Quizá no sea el mejor momento de juego de los rojiblancos con dos de los seis centrocampistas lesionados (Montoro y Azeez) y de ellos, tres con una gran carga de minutos en poco más de dos meses y medio de competición. Un claro ejemplo de ello es Yangel Herrera, que terminó agotado ante los neerlandeses y que comienza a acusar la cantidad de partidos que ha jugado sea con el cuadro nazarí o con su selección.

Ante el Huesca habrá modificaciones aunque es el centro del campo el que más minutos acumula

Algo que, por el contrario, no parece acusar su compatriota Machís, que está siendo el futbolista más desequilibrante del curso hasta el momento. Este domingo llega el Huesca, otro colista como lo era el Celta la pasada jornada, que aún no ha vencido y hay que cambiar el chip pronto. Habrá modificaciones en el once, es evidente, pero no se debe obviar que son tres puntos muy importantes para no entrar en una espiral preocupante.

El detalle

Si algo destacan los jugadores de Diego Martínez es capacidad para gestionar el grupo y darle a cada uno un ‘caramelito’ de vez en cuando. En las previas de la Europa League, la UEFA obliga a comparecer tanto en la previa como posteriormente al técnico y un jugador. Y el vigués ha aprovechado en casi todas las ocasiones para alabar al que futbolista que tenía a su vera. Germán, Montoro, Soldado...El jueves le tocó a Antonio Puertas.

El almeriense no fue, ni mucho menos, el protagonista del choque. De hecho, no actuó de titular pero el míster quiso que fuera él el que hablara por su trayectoria en el club tras lograr la clasificación. “Ha pasado un mes muy duro y quizá no debía jugar no sólo ante el PSV sino en los dos encuentros anteriores, pero ha mostrado una vez más su gran compromiso. Este hombre representa el alma del Granada CF, desde Primera Andaluza hasta una clasificación europea” dijo, otorgándole esa confianza que todo profesional necesita.

Un ejemplo

Precisamente el ‘10’ rojiblanco reconoció que lo pasó mal tras sufrir el coronavirus. Puede parecer una nimiedad pero es un claro ejemplo para la sociedad, y en especial para los más jóvenes, del enemigo que ronda: el Covid-19. Puertas apuntó que “lo he pasado mal pues el virus me ha afectado bastante”. Lo dice una persona de 28 años, deportista, sana y con constantes controles que pasó por malos momentos. Afortunadamente poco a poco va entrando en la dinámica del grupo y contando con minutos pero su experiencia debe servir para la población, ya no sólo la afición, de que no cabe relajación pues el ‘bicho’ sigue ahí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios