Resultado Albacete-Granada CF Adrián Ramos acerca el sueño de Primera

  • Un tanto del delantero colombiano tras un gran pase de Antonio Puertas, permite al conjunto de Diego Martínez rozar la máxima categoría que logrará el próximo domingo si vence en Los Cármenes al Cádiz CF

Los jugadores rojiblancos no defraudaron a su afición una vez más. Los jugadores rojiblancos no defraudaron a su afición una vez más.

Los jugadores rojiblancos no defraudaron a su afición una vez más. / Agencia LOF

Los más de 600 aficionados rojiblancos que desafiaron los kilómetros que distancian Granada de Albacete a buen seguro que no olvidarán el duelo en el Carlos Belmonte en la que su equipo dio un golpe de efecto para retornar a Primera División dos años después de su descenso. Un tanto de Adrián Ramos a un cuarto de hora del final le dio el triunfo al Granada CF que, gracias a un cambio de sistema tras una decisión de su entrenador, desactivó el potencial ofensivo manchego y fruto de ello llegó una victoria en un campo donde nadie había ganado hasta que el conjunto rojiblanco lo visitó.

Lo esperado

El duelo respondió a lo que se esperaba. Mucha intensidad en cada acción, constantes balones divididos y duelos individuales. Un guión en el que el Albacete se siente muy cómodo. No tanto los de Diego Martínez, que arrancaron el choque con personalidad tratando de tener el balón pero poco a poco el cuadro manchego fue metiendo a los rojiblancos en su campo. Montoro quiso mandar y por momentos lo consiguió, siendo el flanco derecho el más peligroso en el primer acto por parte de los visitantes.

Los rojiblancos salieron con personalidad y queriendo el balón pero el empuje de los albaceteños les fue metiendo en su campo

Rey Manaj tuvo la primera ocasión en sus botas aunque la primera jugada polémica llegó en el minuto cuatro con un posible penalti a Martínez tras un saque de esquina. A los de Ramis les interesaba un partido de ida y vuelta, con constantes envíos en largo a Zozulia que se pelea con quien haga falta. El ucraniano es la referencia manchega, ya sea para realizar dejadas de espalda a portería o para aguantar el cuero a la espera de acompañamiento por banda. La movilidad del intenso delantero generó muchos problemas a la dupla de centrales nazaríes, que además tenían que estar pendientes de Manaj, muy motivado ante su ex equipo.

San Emeterio no podrá jugar el próximo domingo ante el Cádiz. San Emeterio no podrá jugar el próximo domingo ante el Cádiz.

San Emeterio no podrá jugar el próximo domingo ante el Cádiz. / Agencia LOF

El objetivo era pillar descolocada a la defensa granadina, algo difícil de conseguir sobre todo porque tanto Martínez como Germán se entendieron a la perfección. Febas participaba poco y eso era una buena noticia para un Granada al que conforme fueron avanzado los minutos le costó encontrar a Rodri.

Al palo

Tejero y Bela casi anotan en los primeros veinte minutos pero fue Quini el que pudo abrir el marcador si su enorme chut con la diestra, tras recoger un rechace de la zaga local a la salida de un saque de esquina, no se hubiese estrellado en el palo derecho de Nadal. Fue la más clara de los rojiblancos, que comenzaron a tener cada vez menos posesión y, por tanto, sufrieron.

La respuesta

La respuesta albaceteña no tardó en llegar pues Álvaro Peña y Borja Herrera pusieron a prueba a Rui Silva, que respondió son solvencia. Pero a la media hora de partido fue el ‘Alba’ el que comenzó a mandar, un dominio que se extendió hasta el descanso. Las subidas por la derecha de Tejero generaron mucho peligro. Ademas, las excesivas faltas concedidas por los de Martínez hicieron que poco a poco el Granada CF se fuera replegando en campo propio, costándole salir con claridad en ataque.

El duelo cambió con la entrada de Pozo por Vico en el 55’ y la modificación del sistema de juego, con tres centrales y dos carrileros

Y así fueron llegando las mejores ocasiones de los manchegos, en especial una de Manaj desde la frontal o un remate muy forzado de Bela tras centro desde la derecha. Sin balón, Montoro y los tres medias puntas no estaban cómodos, teniendo Germán demasiado trabajo y más con una cartulina amarilla. Su reiteración en las faltas casi le cuesta la expulsión ante un Carlos Belmonte que protestó, y mucho, el perdón de Pizarro Gómez en la recta final del primer acto.

Segundo acto

Salió apretando el Albacete en el segundo acto como era previsible. El arranque era fundamental para que la caldera del Carlos Belmonte no se apagara. Hubo acercamientos constantes pero Rui Silva no tuvo que emplearse a fondo. Sin embargo, el choque cambió con una decisión desde el banquillo. Sorprendió la salida del terreno de juego de Fede Vico por Pozo. Esa modificación trajo un cambio de sistema que le sentó muy bien al Granada CF.

Tres centrales

El extremo sevillano ocupó el carril diestro, situándose Víctor Díaz como central por la derecha y Quini en el otro flanco. Y a partir de ahí se desactivó, en parte, la fluidez ofensiva de los locales, que abusaron con los envíos en largo viendo que, mediante la asociación y por dentro, era prácticamente imposible superar el entramado defensivo visitante.

Más cómodos

Más cómodos sobre el terreno de juego con el nuevo sistema, las llegadas se fueron multiplicando pero ya se jugaba cada vez más en campo manchego. Consecuencia de ello, Álvaro Vadillo tuvo en sus botas poner por delante a los nazaríes tras un buen pase de Pozo, pero el gaditano no supo definir en el mano a mano con Tomeu Nadal. Una oportunidad clarísima que los más de 600 aficionados desplazados a tierras castellano-manchegas esperaban no tener que lamentar. Germán y San Emeterio tuvieron también sus opciones pero fue en el 76’ cuando una de las esquinas del Belmonte estalló de alegría con el gol rojiblanco. Éste llegó tras una gran acción a la contra de Antonio Puertas, que tuvo la pausa suficiente para ver un excelente desmarque de Adrián Ramos que, ante la salida de Nadal, alojó el cuero en el fondo de las mallas con su pierna izquierda.

La afición celebró a lo grande el triunfo en el Carlos Belmonte. La afición celebró a lo grande el triunfo en el Carlos Belmonte.

La afición celebró a lo grande el triunfo en el Carlos Belmonte. / Agencia LOF

La victoria estaba un poco más cerca pero quedaba más de un cuarto de hora y había que seguir con la misma intensidad. La que aportó Ramón Azeez desde su entrada o la que demostró San Emeterio, que cortó una acción de ataque de Febas que le costó la segunda amarilla y que no podrá estar disponible ante el Cádiz. Un mal menor pues los tres puntos se fueron hacia la ciudad de la Alhambra y que harán que el día de hoy en Granada sea el inicio del sueño del retorno a Primera División que está a tan sólo tres puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios