Flamenco leaks | Crítica Trío no hay más que uno

  • El trío Benavent-Di Geraldo-Pardo presenta estos días en directo en Andalucía su disco ‘Flamenco leaks’

orge Pardo, Tino Di Geraldo y Carles Benavent en el Teatro Albéniz de Madrid. orge Pardo, Tino Di Geraldo y Carles Benavent en el Teatro Albéniz de Madrid.

orge Pardo, Tino Di Geraldo y Carles Benavent en el Teatro Albéniz de Madrid. / Héctor de Paz

Se trata del trío por excelencia del flamenco, no hay otro. Se han vuelto a juntar y se nos presentan con nuevos temas y sin compañía, igual que hicieron en entregas anteriores. En Movidón en Miranda van presentándose, apareciendo uno tras otro, con una de las virtudes más sobresalientes del grupo, características, como saben, del mítico sexteto de Paco de Lucía del que eran la base: la energía desbordante. Es una bulería con unas modulaciones sentimentales que permite a cada miembro del grupo enlazar variaciones sobre un tema muy sencillo. Lozeporeh es una soleá morosa donde el saxo de Jorge Pardo asume el protagonismo melódico, escanciando algunas falsetas inspiradas en los cantes de Triana, calidez que contrasta con el metálico sonido del bajo de Benavent que también aporta variedad tímbrica al tema principal y alguna variación inspirada en la guitarra flamenca clásica. A dúo dicen Benavent y Pardo el paseíllo característico de la caña que funciona como intermedio de la pieza. Las variaciones finales son las que se sitúan más lejos de la tradición jonda y las que se elevan por las estratosferas del be bop y más allá. En A gatas Di Geraldo combina la clásica batería con el novedoso hang en una melodía que desemboca en un tema cantable en la flauta de Pardo. En Pocopop el bajo eléctrico se convierte en un instrumento múltiple, capaz de las sonoridades más asombrosas, más allá de su virtualidad rítmica: un tema hipnótico y sensual también en el saxo de Pardo. Contundencia que se escapa hacia lo vaporoso. La contundencia continua en Sueño de otoño en el que es sin duda el tema más libre del disco. Indie se inicia con una tabla hindú y sigue por los caminos del hang. El título del tema alude sin duda al concepto cíclico e hipnótico de los ritmos de la música tradicional de La India, que son aquí homenajeados por el Trío. Polirritmia sobre base binaria a la que también se suma el bajo y la flauta. En el último tema de composición propia del disco, Benavent, Di Geraldo y Pardo acuerdan El desacuerdo en el que demuestran que, yendo cada uno por libre, también se pueden entender. El tema La leyenda se refiere al citado La leyenda del tiempo de Camarón de la Isla y también puede tener otra lectura: la leyenda del Trío, que ha militado en grupos tan míticos como los de Paco de Lucía, Chick Corea y Camarón, tres de los autores versionados en el tema, tres de los músicos más influyentes del siglo XX. Y con un guiño a las sevillanas corraleras de Lebrija.

Portada de 'Flamenco leaks'. Portada de 'Flamenco leaks'.

Portada de 'Flamenco leaks'.

Este disco se cierra con un tema mítico, Soy gitano, que dieron para la historia, en su aspecto melódico, los guitarristas Vicente Amigo y Tomatito, y que aquí el Trío eleva a nuevas cimas artísticas jugando con el tempo de lo tangos. El sonido grave del bajo nos recuerda los antiguos reproductores de casetes del coche, con los cabezales enegrecidos de tanto usar.

El trío demuestra que para hacer flamenco jazz, como en el caso de otras fusiones, con el pop, con el rock , etc., es necesario conocer a fondo la tradición para luego, sobre ella, echar a volar. Creo que hoy por hoy no hay flamenco eléctrico más contundente que el del bajo de Carles Benavent. Y esto es algo que venimos diciendo desde hace 40 años. Y no se trata sólo del dominio de su instrumento. O de los secretos del arte de la variación melódica y las técnicas de improvisación. También de la facultad compositiva. Y del conocimiento de la tradición flamenca. Jorge Pardo por su parte es un instrumentista múltiple que, no en vano, fue reconocido en 2013 como el Mejor Músico Europeo del Jazz, un galardón merecidísimo.

En Tino di Geraldo destaca la contundencia y la versatilidad, pues ha tocado rock, jazz, funk, punk, flamenco, blues, música celta, folk, música sinfónica , progresiva, new age y todo lo que se le ha puesto por delante. Y todo bien. El Trío vuelve, y esa es una excelente noticia. Vuelve, después de 20 años de su primer disco, El directo de Sevilla, y 13 desde el segundo, Sin precedentes, con una nueva obra cumbre. Y es que ellos pueden hacer, de estas, cuantas les plazca, con solo proponérselo. En el flamenco hay muchos Tíos, pero un solo Trío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios