Música Granada

Bella Kurva y Planta Baja consolidan 'Noodle Music Box': respeto al circuito de salas en Granada

  • Tras el espectáculo de Camellos este sábado 15 de febrero, el bar de la calle San Jerónimo tiene ya cerrados los conciertos de Bronquio (marzo), Melenas (mayo) y Los Chicos (junio)

José Gustavo Cabrerizo 'Pepegu' (bajista de Eskorzo y dueño de Planta Baja) y Antonio Rodríguez (Bella Kurva) José Gustavo Cabrerizo 'Pepegu' (bajista de Eskorzo y dueño de Planta Baja) y Antonio Rodríguez (Bella Kurva)

José Gustavo Cabrerizo 'Pepegu' (bajista de Eskorzo y dueño de Planta Baja) y Antonio Rodríguez (Bella Kurva) / Alejandro Romera

Noodle Music Box es una de las ofertas de ocio más diferentes de la ciudad, entendiéndose la palabra diferente como algo positivo y el ocio como una manera de generar comunidad, valor añadido y cultura alternativa a una ciudad que ansía propuestas de este tipo. La fórmula, que comenzó el curso anterior con éxito, es muy sencilla: el bar Bella Kurva programa conciertos vespertinos –puntualidad británica a la hora del té a las cinco de la tarde, a las cinco– y lo hace de la mano de Planta Baja, la histórica sala que se alía con el establecimiento situado calle arriba a poco más de 300 metros. La previa, para los rápidos que se aprovisionan de entradas anticipadas, se puede aderezar con una caja de noodles –fideos chinos– al estilo Bella Kurva o de sus tapas de street food en un ambiente festivo digno de visitar el tercer sábado de cada mes.

Cartel de Camellos en 'Noodle Music Box' Cartel de Camellos en 'Noodle Music Box'

Cartel de Camellos en 'Noodle Music Box' / Adrián Bago

Este sábado 15 de febrero es el turno de Camellos, una de las bandas más reconocidas del nuevo punk español. Este concierto sucede al de Los Deltonos, que dejó muy buen sabor de boca el pasado diciembre, y más tarde llegará la electrónica del jerezano-sevillano Bronquio (14 de marzo), el de abril está por cerrar, la banda femenina Melenas (23 de mayo) y el cierre en junio con formato merienda-cena a cargo de Los Chicos. Fiesta asegurada en Planta Baja.

Además, Antonio Rodríguez, la persona que dirige Bella Kurva junto a Remedios Lobato, ya trabaja en la programación del curso que viene. Para los espectaculares carteles cuentan con la baza del diseñador alicantino Adrián Bago (Alta Tensión).

"Siempre me ha gustado el tema musical y en Granada no había y no hay una oferta así", reconoce el gerente de Bella Kurva, que se inspiró en el bar malagueño de Drunkorama y sus sesiones sabatinas del Vermut-O-Rama. A través de su "buenísima relación" con el Planta Baja y, particularmente, con el música Pepegu (uno de los dueños de la sala y bajista de Eskorzo) ideó en 2018 este ciclo de noodles y conciertos tras haber organizado varias fiestas musicales que le sirvieron para ponerse en la onda.

"Para Planta Baja supone abrirse a una franja horaria que no estaban utilizando", asegura el dueño del bar de la calle San Jerónimo, que de la alianza con la sala valora la cercanía de estar a pocos minutos andando, el sonido que consigue Elena González a los mandos de la mesa – "es la mejor de España"– o el hecho de que pueden entrar niños gratis con la entrada de los adultos en un "horario amable" gracias al cambio de ley en Andalucía.

En el exterior de Bella Kurva En el exterior de Bella Kurva

En el exterior de Bella Kurva

El proyecto también contempla la resistencia musical de un melómano con buenos consejeros (Toni Anguiano, Matarife y Alfonso Méndez) y su criterio selecto para elegir bandas: "El circuito de las salas está descuidado por los festivales, que están copando la escena del directo y en todas las provincias hay uno dos o tres como pasa en Granada", asegura Antonio Rodríguez, que anima al público a rescatar la música de verdad. En salas, alejado de los 'cementerios indies'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios