Antonio Moral, director del Festival de Música y Danza de Granada Festival de Música y Danza

  • El Observatorio de la Cultura 2020 ha elegido la cita granadina como el único festival de música que aparece en su ranking de excelencia nacional

Antonio Moral, director del Festival de Música y Danza de Granada Antonio Moral, director del Festival de Música y Danza de Granada

Antonio Moral, director del Festival de Música y Danza de Granada / Alejandro Romera (Photographers) (Granada)

–Dentro de tanto contratiempo desde que estalló la pandemia, el primer trimestre del 2021 ha empezado con una buena noticia: en el Observatorio de la Cultura el Festival de Música y Danza ha escalado 34 puestos respecto a 2019.

–Eso ha sido muy importante para el Festival porque es el único de Música que aparece en el ranking nacional. Y es la segunda institución andaluza, después del Festival de Cine de Málaga que está en el puesto número 12. Nosotros estamos ahora en el 29 empatados con el Liceu y la Fundación Telefónica.

–¿Qué supone para el Festival de Música y Danza situarse por delante de la Casa Encendida, la Biblioteca Nacional, los Premios Goya o el Instituto Cervantes, por citar sólo algunos?

–Supone una gran satisfacción y un gran reconocimiento por parte de las 500 personas que han elaborado esta encuesta, todos ellos profesionales de instituciones culturales públicas y privadas, desde artistas, músicos, directores de museos... En el apartado de música, es la segunda institución nacional mejor valorada después del Teatro Real, por encima del Palau de les Arts, el Teatro de la Zarzuela o el Auditorio Nacional y otros muchos que no aparecen. Demás es importante empatados en el ranking con el Liceu, que tiene un presupuesto enorme... Eso significa que el año pasado el Festival dio un vuelco enorme, aunque también es cierto que las circunstancias fueron muy propicias porque fue el primer festival que se hacía en España y en Europa después del confinamiento y el réquiem fue el primer concierto con público. Por eso hemos tenido muchos reconocimientos a lo largo del año, tanto en la prensa local como nacional, que han reconocido el esfuerzo que hicimos.

–¿Ha sido también un reconocimiento a su tenacidad, por no desistir cuando todos los festivales cancelaban?

–Es cierto que la mayoría no se hicieron o quedaron muy minimizados y en ese sentido creo que mantuve la cabeza fría y el corazón caliente. Sabíamos que lo teníamos todo perdido y ya sólo podíamos ganar más pero se dieron las circunstancias y también tuvimos suerte.

–¿Por qué hay tan pocos festivales de música en la lista?

–La música clásica por presupuesto y significación siempre ha sido la Cenicienta de las artes, muy por debajo, por ejemplo, de los museos.

–El año pasado el COVID irrumpió trastocándolo todo y hubo que plantear un plan b o un plan c como usted mismo explicó. En 2021 ya no hay factor sorpresa pero todo es incertidumbre. ¿Cómo se lidia con eso a la hora de programar?

–Pues exactamente así, con incertidumbre, porque esto evoluciona e involuciona constantemente: ahora tenemos muchos casos, ahora menos; ahora abren, ahora cierran... Esto es un lío porque no sabemos la situación que tendremos en julio. Lo lógico es pensar que mejor porque llega el verano y habrá mucha más gente vacunada pero nada es seguro. A la hora de programar hemos tenido que hacer una reestructuración sobre la idea inicial del Festival, añadir algunas cosas, quitar otras para no pillarnos los dedos y estamos esperando para ver qué aforos tendremos y qué situación podemos encontrar. Por eso estamos dilatando un poco la presentación.

–¿Se mantiene marzo para la presentación y del 17 de junio al 18 de julio como fechas para el inicio y cierre del Festival?

–sí, sí las fechas anunciadas y lo largo de marzo se presentará.

"Las instituciones han mantenido su aportación, el problema que tenemos es la taquilla y el aforo"

–¿Este año hay un modelo único o también habrá un plan B, plan C...?

–Sí, el año pasado teníamos varios planes pero este año tenemos un sólo Festival y luego veremos qué es lo que se puede hacer y qué no. Si hay una orquesta extranjera y luego no puede venir porque hay restricciones, pues no vendrá. Como ahora no lo podemos saber, cuando estemos más encima veremos qué pasa.

–El año pasado por estas fechas ya había tenido su primera toma de contactos con los medios como nuevo director del Festival de Música y Danza de Granada para adelantar algunas claves de la edición de 2020. ¿Hay algo más que se pueda adelantar?

–Estamos como en una montaña rusa: ahora arriba ahora abajo. Se pueda adelantar... no prefiero esperar a que se presente.

–Ya hay cosas que sí están anunciadas. Hasta el 5 de abril se podrán realizar las inscripciones para participar en Academia Barroca de la 52 edición de los Cursos Manuel de Falla, que se celebrará del 14 de junio al 4 de julio. ¿Qué ocurre si surgen contratiempos con los cursos?

–Si hay algún contratiempo no se podrá hacer pero bueno, eso no sería algo tan complicado como el resto del programa porque no implica a tanta gente: puede suponer en total 20 o 22 personas. Es más manejable. El problema está en orquestas de 90 músicos o un ballet de 80 o 100 personas. La programación sigue adelante y luego se verá.

–A pesar de la incertidumbre, ¿las instituciones han mantenido su aportación o se ha reajustado alguna cantidad?

–Las instituciones han mantenido su aportación, el problema que tenemos es la taquilla porque no sabemos el aforo que podremos tener y la taquilla representa el 30% del presupuesto del Festival. No es lo mismo obtener un millón, como era habitual, o medio, como pudimos ingresar el año pasado con la reducción de las localidades.

–Es el 70 aniversario del Festival. ¿Se mantienen los actos de celebración previstos?

–Sí, hemos tenido que cambiar algunas cosas pero vamos intentar mantener los máximos posibles para darle relieve que se merece a los actos del aniversario.

–También se recordará el Oficio de la Toma de Granada de Fray Hernando de Talavera en un concierto con la Schola Antiqua en la Catedral. ¿Es una propuesta similar al réquiem que abrió el Festival el año pasado?

–Sí, eso se hará también para recaudar fondos para Cáritas. La cita será el primer sábado del Festival, el 19 de junio, en horario de mañana.

–¿Habrá también un acto en recuerdo de Diego Martínez, fallecido en 2020 por COVID?

–Sí claro, tendrá un concierto especial in memoriam pero todavía estamos viendo el mejor encaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios