cine

Japón gana la Palma de Oro

  • Hirokazu Kore-eda obtiene el máximo galardón del Festival de Cannes por 'Shoplifters'

  • Jean-Luc Godard recibe el premio especial de esta edición

El director Hirokazu Kore-eda recoge la Palma de Oro en el encuentro que cerró anoche la 71 edición del festival. El director Hirokazu Kore-eda recoge la Palma de Oro en el encuentro que cerró anoche la 71 edición del festival.

El director Hirokazu Kore-eda recoge la Palma de Oro en el encuentro que cerró anoche la 71 edición del festival. / efe

El japonés Hirokazu Kore-eda se llevó ayer la Palma de Oro de la 71 edición del Festival de Cannes con Shoplifters, una cruda visión de la pobreza, mientras que Spike Lee consiguió el Gran Premio del Jurado por BlacKkKlansman, una ácida comedia sobre la discriminación racial. Kore-eda era uno de los nombres que aparecía en las quinielas de premios de la edición, pero no así el director norteamericano, que triunfó con su historia de un policía que se infiltra en el Ku Klux Klan en los años setenta.

Más previsibles fueron los premios de interpretación, para el italiano Marcello Fonte por su espectacular papel de cuidador de perros en Dogman, de Matteo Garrone; y para la kazaja Samal Yeslyamova, que interpretó a una mujer forzada a abandonar a su hijo en Ayka, una propuesta dirigida por su compatriota Sergey Dvortsevoy en la que se indaga sobre un drama común entre las mujeres de las repúblicas euroasiáticas.

Durante la entrega de este premio, la actriz y directora italiana Asia Argento, la primera en denunciar oficialmente al estadounidense Harvey Weinstein, aseguró que fue violada por el productor en ese certamen, en 1997: "Yo tenía 21 años y este festival era su territorio de caza -aseguró-. Pero quiero hacer una predicción: Harvey Weinstein nunca más será bienvenido aquí".

La realizadora añadió ante la audiencia que "hoy se siguen sentando entre nosotros hombres que han tenido un comportamiento indigno con las mujeres. Sabéis quiénes sois. Y, lo más importante, nosotras lo sabemos, y no vamos a permitiros vivir en la impunidad".

Entre las sorpresas de la noche estuvo la Palma de Oro especial que el jurado presidido por Cate Blanchett concedió al cineasta franco suizo Jean-Luc Godard, que presentó en competición Le livre d'image, por ser un artista que ha hecho "avanzar el cine, que ha sobrepasado los límites y que busca redefinir esos límites".

El polaco Pawel Pawlikowski se fue con el galardón a mejor dirección por la excelente Cold War, mientras que la libanesa Nadine Labaki, a la que muchos apuntaban como ganadora por su dura historia de niños en la calle en Capharnaüm, se tuvo que contentar con el Premio del Jurado.El premio al guion fue ex aequo para la italiana Alice Rohrwacher, también directora de Lazzaro Felice, y a Nader Saeivar, por Trois visages, el filme del iraní Jafar Panahi, en arresto domiciliario en su país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios