Actual

Michael Radford quiere "poner en el mundo" la Guerra Civil

  • El realizador espera que su película 'La mula' pueda ser exhibida en Cannes

No es espectacular ni en estrellas ni en presupuesto, pero La mula podría "poner en el mundo" la Guerra Civil española gracias a la "cómica, humana y universal" visión de la contienda que el británico Michael Radford empezará a rodar en septiembre en Andalucía tras dos años y medio de "arres" y "sos" por cuestiones de "perras". Su idea es que el rodaje comience a primeros de septiembre en Montoro, de donde pasará a las también cordobesas Bujalance y Peñarroya-Pueblonuevo, que dure ocho semanas y que, tras su montaje en Dublín, se exhiba en el Festival de Cannes de 2010, según explicó ayer tras presentar en rueda de prensa la producción, basada en la novela de Juan Eslava Galán.

"Es verdad, es otra película sobre la Guerra Civil española, pero como no se ha visto nunca. No es una película política sino humana. Por primera vez se verá con una mirada universal, la de todas las guerras. Quiero que pueda entenderse en todo el mundo sin que haya que saber previamente nada", señaló.

Para hacer la película se ha apoyado en dos referencias visuales, El baile de los bomberos, de Milos Forman, y Bienvenido Mister Marshall, de Luis García Berlanga: "Cuentan las pequeñas cositas de la vida que son universales y que son, en realidad, las importantes y profundas".

Rodada en "andaluz universal", Radford -que firma a medias el guión con Eslava Galán- pretende que la película entre en la cultura española "con mirada inglesa", con algo de la ironía que caracteriza a los ingleses, "pero que parezca dirigida por un español".

La razón por la que el proyecto, que empezó a gestarse a finales de 2006, se ha retrasado tanto tiempo es porque la financiación "siempre es difícil" y todo se complica "si no hay grandes estrellas". Al final, ha conseguido que la española Gheko Films, la británica Workhorse y la irlandesa Subotica la coproduzcan de tal manera -"ejemplar", según Radford- que está seguro de que cuando se pensó cómo deberían ser las coproducciones europeas "estaban imaginando este filme".

Es una producción cara, casi siete millones de euros, pero, advierte, nada que ver con Alatriste (22 millones). "Siete millones se comen rápidamente", sobre todo, bromea, si hay que afrontar el "desafío" de hacer una película de guerra "con 17 mulas".

Con esta película, la historia de los últimos meses en las trincheras de la Guerra Civil, Radford (Nueva Delhi, 1946) cierra una trilogía de "tragicomedias en contexto europeo protagonizadas por gente corriente a la que un mundo caótico pretende oprimir", comenzada hace 25 años con Another time, another place y continuada con El cartero y Pablo Neruda.

Después de esta cinta le propusieron "muchas veces" que hiciera otra parecida, pero se negó hasta que supo de la existencia de la novela de Eslava Galán.

Entre los más de 70 actores que forman el elenco, le acompañaron en la rueda de prensa los dos protagonistas, María Valverde y Mario Casas, además de Secun de la Rosa, Pepa Rus y Jorge Suquet. Escoger los actores, admitió Radford, fue lo más difícil porque quería a jóvenes que fueran capaces de hacer comedia de una forma "muy natural".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios