Cultura

El cordobés Santiago Muñoz Machado es nombrado director de la RAE

  • El jurista se convierte en el director número 31 de la historia de la prestigiosa institución

  • Confía en que los "pequeños" problemas económicos de la Academia se arreglen "enseguida"

El cordobés Santiago Muñoz Machado, tras ser elegido director de la RAE. El cordobés Santiago Muñoz Machado, tras ser elegido director de la RAE.

El cordobés Santiago Muñoz Machado, tras ser elegido director de la RAE. / Efe

Comentarios 1

El jurista cordobés Santiago Muñoz Machado (Pozoblanco, 1949) será el director número 31 de la Real Academia Española (RAE) durante los próximos cuatro años tras ganar a Juan Luis Cebrián y José Antonio Pascual en la votación celebrada este jueves. Muñoz Machado sustituye así a Darío Villanueva, que el pasado mes de octubre anunció su retirada de la prestigiosa institución.

Tras ser elegido por el pleno de la Academia, el catedrático de Derecho Administrativo ha manifestado su confianza en que los “pequeños problemas” económicos que tiene la institución, “que son transitorios y coyunturales”, se van a arreglar “enseguida” porque “todo depende de que tengamos el apoyo del Estado, que lo vamos a tener, y de las empresas, que lo vamos a tener, y que tengamos suerte con algunos productos de la Academia que pueden ser susceptibles de comercialización”.

En esa línea, ha apuntado que la cuestión económica “es difícil, como en todas las instituciones culturales”. La RAE cuenta, según ha señalado, con una aportación del presupuesto público “muy escasa para los gastos de una entidad que tiene muchos empleados y que ha sufrido, como todas las de su género, problemas derivados de la crisis económica”.

El 10 de enero tomará posesión del cargo y hablará sobre sus objetivos de mandato

Muñoz Machado es académico de número de la RAE con el sillón r desde 2013, ocupando la plaza que quedó vacante tras el fallecimiento de Antonio Mingote; y también forma parte de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. El cordobés ha explicado que, por el momento, no puede “hablar de objetivos”, si bien ha insistido en que lo principal es “cumplir bien las obligaciones que la Academia se trazó hace 300 años”.

En ese sentido, ha puntualizado que el 10 de enero tomará posesión del cargo -tradicionalmente el acto siempre se hace el primer jueves que la Academia tenga actividad-, y tendrá que hacer “una exposición al pleno sobre mis planes y ese será un buen día para desarrollar” sus objetivos para el mandato.

Eso sí, “necesariamente” seguirá una línea continuista, ya que “los directores trabajan todos con los mismos locativos”, por lo tanto “no hay rupturas posibles ni cambios radicales en una institución como esta”.

Muñoz Machado, este jueves, con Darío Villanueva. Muñoz Machado, este jueves, con Darío Villanueva.

Muñoz Machado, este jueves, con Darío Villanueva. / Efe

Sobre los retos que tiene la entidad en la actualidad, el jurista ha indicado que son “los mismos de siempre” porque “la Academia es una institución tricentenaria y sus misiones han sido las mismas: cuidar del idioma, procurar la unidad del idioma en todas las partes del mundo donde se habla español, compilar el español de uso, mantener nuestras revisiones de gramática y ortografía, potenciar la unidad entre las academias de la lengua correspondientes de la española que existen en todos los países del mundo de habla hispana, fortalecer nuestra unión y procurar que el enorme patrimonio que tenemos, que es la lengua, se mantenga”.

El catedrático de Derecho Administrativo acaba un año muy positivo en lo profesional, ya que el pasado noviembre fue reconocido con el Premio Nacional de Historia por su obra Hablamos la misma lengua. Historia política del español en América, en la que refleja la evolución del idioma en Hispanoamérica desde el descubrimiento de Colón hasta las independencias. Este reconocimiento se suma al Nacional de Ensayo, que logró en 2013.

El catedrático asegura que "no hay rupturas posibles ni cambios radicales" en la entidad

Por todo ello, el ya director de la RAE se siente “muy afortunado”. “No puedo hacer otra cosa que agradecer mucho, en el caso del Nacional de Historia, a los miembros del jurado, a los historiadores a los que les ha parecido que mi estudio sobre la expansión del español en América ha sido el mejor del año; y hoy (por este jueves) me emociona el apoyo de mis compañeros de la Real Academia”, ha añadido.

Muñoz Machado, Cebrián y Pascual fueron los que obtuvieron más votos para dirigir la RAE en el pleno celebrado el pasado 13 de diciembre, pero ninguno de ellos logró la mayoría absoluta exigida por los estatutos de la institución en la primera convocatoria.

El jurista pozoalbense es experto en derecho internacional, administrativo y comunitario. Ha sido secretario de la academia entre 2015 y 2017. Ha promovido el Diccionario del español jurídico, que dirigió por encargo de la RAE en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y el Diccionario panhispánico del español jurídico.

La Academia ha tenido 30 directores desde su creación en 1713 y el último de ellos, Darío Villanueva, ha ocupado el cargo desde diciembre de 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios