Actual

Temporada de cine para el sofá

  • El mercado nacional de DVD y Bluray vive momentos de incertidumbre aunque algunos sellos y ediciones aún mantienen viva la esperanza cinéfila Les dejamos aquí algunas recomendaciones

Acosado desde diversos flancos y ventanas alternativas, el mercado nacional del DVD languidece mientras que el Bluray tampoco termina de despegar, avivando los viejos fantasmas que dieron con el láser-disc en la basura de los inventos tecnológicos de alta calidad en el ámbito del home-cinema.

Al triste panorama, que obliga al cinéfilo exigente a buscar ediciones internacionales y a poner a prueba su bolsillo y su nivel de idiomas para leer subtítulos, se suma la paulatina desgana o la falta de inversión de nuestros sellos a la hora de confeccionar ediciones serias y rigurosas en lo que respecta a calidades, restauración y compresión de imagen, formatos, subtitulado o materiales extras, por más que algunas se esfuercen en presentar en nuestro país a cineastas inéditos o poco conocidos.

En este panorama, el trabajo de Intermedio resulta casi heroico además de ejemplar, aunque su número de referencias anuales, a las que también se suma últimamente la edición de libros (El Greco, cineasta, de Sergei Eisenstein, y La Bella y la Bestia, diario de rodaje, de Jean Cocteau), haya quedado sensiblemente reducido como consecuencia de la crisis del sector. Apenas tres packs ha editado el sello barcelonés en 2014, pero qué tres: los dedicados a Paulino Viota (Obras, 1966-1982) y Adolpho Arrietta (Obras, 1966-2008), dos cineastas marginales en la Historia del cine español pero que resultan indudablemente esenciales a la luz de la revisión contemporánea y la modernidad de su obra; y el dedicado a La Comuna (1999), de Peter Watkins, un ensayo ficcional para la televisión sobre el famoso episodio revolucionario parisino de 1871 que cobra una inusitada vigencia a la luz de los acontecimientos recientes y en su vocación crítica sobre el control y las estrategias de los medios de comunicación.

Tanto el pack de Viota como el de Arrietta, ambos con 4 DVD y la obra integral de cada uno, nos presentan a dos cineastas fuera de todo canon patrio: el primero desde la indagación estructural de Contactos (1970) hasta su rozierianaCuerpo a cuerpo (1982), pasando por el furioso compromiso político de Con uñas y dientes (1978); el segundo en su exilio parisino que entroncó con la generación post-nouvelle vague en títulos deliciosos como Las intrigas de Sylva Couski (1974), Tam Tam (1976) o Flammes (1978), filmes que descubrimos ahora en las mejores versiones posibles, fruto de un trabajo de búsqueda y documentación que incluye sendos libretos trilingües con textos y entrevistas y presentaciones a cargo de los propios autores (Viota es todo un maestro hablando de cine, ya sea del suyo o del de su querido John Ford) o de especialistas.

Pero también es de justicia reconocer la labor de otros sellos que cuentan con más medios y ven repartida su oferta entre novedades comerciales y propuestas más selectas. Es el caso de Cameo, que se destapa en estas fechas con ediciones especiales como la que dedican a Alain Robbe-Grillet, prácticamente inédito en nuestro país, compañero de viaje del nouveau roman, Duras y Resnais, y autor de una amplia e interesantísima filmografía de la que se recuperan seis títulos rodados entre 1964 y 1974, a precio módico pero en calidades comprimidas y con material extra (entrevistas) sin subtitular: El inmortal, Trans-Europ Express, El hombre que miente, El Edén y después, N.A. tomó los dados y Deslizamientos progresivos del placer.

También gracias a Cameo, y tras su paso por Filmin, puede adquirirse ya la monumental y controvertida serie de Mark CousinsThe Story of Film: Una odisea, un repaso muy personal a la Historia del cine en 15 episodios (5 DVD) del que ya nos ocupamos en su momento. El mismo sello también presenta en España a uno de los autores cómicos más singulares del cine contemporáneo, el japonés Hitoshi Matsumoto, cuya Trilogía esencial, formada por Big Man Japan, Symbol y Scabbard Samurai, conforma un más que recomendable pack para amantes del humor absurdo y extremo.

Otro cineasta japonés, el maestro Akira Kurosawa, ha sido objeto de la edición de una de las series más apetecibles de la temporada por parte del sello A Contracorriente, que ha recuperado los masters de Criterion de cuatro títulos capitales de su filmografía (Los siete samuráis, Vivir, Trono de sangre y Yojimbo) para sacarlos en Bluray y acompañarlos de algunos extras a cargo del especialista Antonio Santos. También a este sello le debemos la primera edición española en Bluray de Un condenado a muerte se ha escapado, de Robert Bresson, otra referencia ineludible en el mercado.

No nos atreveríamos a recomendar aquí ninguno de los títulos que Enrique Cerezo dice haber restaurado (más bien lavado, y no precisamente con agua cristalina) para Divisa de su vasto catálogo de cine español, pero los que saben del asunto garantizan que, al menos, los Bluray de El Sur y El espíritu de la colmena, de Víctor Erice, son decentes.

Aunque si de verdad quieren hacer una inversión segura, tienen gafas y un televisor preparado y no le temen a los subtítulos en inglés, busquen en su tienda online habitual el Bluray en 3D de Adieu au langage, de Jean-Luc Godard, la película que tal vez les haga cambiar de opinión sobre el formato y, de paso, sobre lo que pensaban que era el cine.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios