Para presentar su disco 'Ventanas'

El concierto más atípico y especial de Niños Mutantes en 26 años de carrera

  • La banda presentará su nuevo trabajo este fin de semana en el Centro CajaGranada tras una larga espera precedida por el confinamiento, el parón del sector y el aplazamientos de fechas

Andrés López, Miguel Haro, Nani Castañeda y Juan Alberto Martínez de Niños Mutantes Andrés López, Miguel Haro, Nani Castañeda y Juan Alberto Martínez de Niños Mutantes

Andrés López, Miguel Haro, Nani Castañeda y Juan Alberto Martínez de Niños Mutantes / Adrián N. Maesso

Publicaron su nuevo trabajo en los primeros días del estado de alarma y lo presentarán en plena segunda ola de la pandemia. Las dos cosas les ha pillado a Niños Mutantes por sorpresa. "Las fechas de los conciertos las pusimos allá por mayo cuando todos pensamos que en otoño íbamos a volver al punto que conocíamos", reconoce Juan Alberto Martínez, cantante de la banda granadina. Aún así, ninguno de los músicos duda del mensaje difundido alto y claro durante la protesta del 17 de septiembre: la cultura es segura. "Se toca con aforos muy reducidos, distanciamientos enormes, mascarillas y sentados. Hay orden en las entrada y las salidas. No hay conocidos contactos o brotes en espectáculos culturales en el país a día de hoy", defiende Martínez, que recuerda que "se aplican medidas más restrictivas en este sector que en el del transporte y la hostelería".

Los dos conciertos de Niños Mutantes, previstos para este viernes y este sábado en el Centro CajaGranada, se celebrarán siguiendo las medidas de seguridad e higiene necesarias. "La gente puede estar tranquila y venirse con nosotros a celebrarlo", asegura el artista, que espera que "las autoridades reflexionen sobre la disparidad de criterios en los próximos meses". "Están claras cuales son las prioridades de los gobernantes. Estamos por detrás de la hostelería, el transporte y la educación. La cultura es un bien esencial y más en los tiempos que corren. La gente necesita ese momento de evasión, de contemplación estética o de reflexión. La cultura un balón de oxígeno. ¡Menos Lexatin y más conciertos!", exclama.

El parón obligado de 2020 y el voluntario de 2019

El grupo sólo ha actuado una vez desde el inicio de la pandemia invitado por el Festival En Órbita en una de sus noches especiales en el Carmen de los Mártires. "No era consciente del mono que tenía tan grande hasta que hicimos el concierto en el En Órbita.  Para mí se queda la sensación de subir las escaleras hasta el escenario después de tanto tiempo", recuerda entusiasmado. "Llevábamos la tira de años en la carretera. Al parón forzoso de 2020 se suma el parón voluntario de 2019. El año pasado decidimos no tocar para centrarnos en la producción del disco: cinco sesiones de grabación en lugares distintos con un sistema totalmente diferentes. Volver a subir las escaleras del escenario me hizo darme cuenta de porque llevo tanto tiempo haciéndolo. Las experiencias que vivimos encima de un escenario no las conseguimos vivir en ningún otro sitio. Te lo dirá Miguel Ríos o una persona que acaba de empezar", sentencia.

En Ventanas (Ernie Producciones), el conjunto se ha alejado del sonido mutante en pos de uno más bailable y electrónico (aunque también hay hueco para la introspección). Lo ha conseguido con la ayuda de  productores tan dispares como Ángel Luján y Raúl Pérez; el tándem formado por Carlangas y Anxo de Novedades Carminha; Cristina Rosenvinge; y la pareja formada por Noni López y Javier Doria de Lori Meyers. "Pensamos que hemos incorporado muchos colores distintos a nuestra paleta con el último disco. Hay aires de electrónica, aires más bailables, aires intimistas que podrían recordar a música de cantautores. Hay un poco de todo. Esa variedad sienta muy bien para un concierto", destaca Martínez. La grabación del álbum ha sido un proceso "intenso". "Eran canciones que grabábamos sin saberlas tocar, creadas directamente en el estudio interactuando con los productores. Eran canciones que hemos tenido que aprender después. Nos ha venido bien el parón en este sentido. Hemos necesitado mucho tiempo para hacernos con ellas y domarlas", confiesa.

"Hay personas que han acabado en comedores sociales cuando en 2019 daban 100 conciertos"

Para la gente del espectáculo y la cultura, cuenta el cantante de Niños Mutantes, ha sido un periodo "muy difícil". "No recuerdo ninguna etapa tan complicada como ésta a la hora de sobrellevarla anímicamente", se sincera. ¿A qué nivel de precariedad y pobreza se enfrenta el sector cultural? "El sector ahora mismo está devastado. El problema es que no ves cuando termina esta travesía en el desierto. Conocemos a gente que han trabajado con nosotros que ha tenido que dejar su casa e irse a vivir con sus padres. En Madrid nos cuentan historias angustiosas de personas sin redes familiares que han acabado en comedores sociales cuando el año pasado daban 100 conciertos en un año", confiesa ruborizado. "La cúspide del sector se mantiene, pero asistimos a escenas duras y al hundimiento del sector. Nos sentimos desamparados por la propia complejidad del sector. Estamos esperando aún un apoyo más claro. En España hay más gente trabajando en el sector del espectáculo y la cultura que en el sector del automóvil", zanja.

A pesar de la crisis del sector, Niños Mutantes se ha resistido a dar sus conciertos de presentación del disco durante seis meses. "Podríamos haber hecho más directos en verano, pero con las limitaciones actuales nos obligaban a hacer un planteamiento escénico y de sonido reducido (sin escenografía, ni luces y en acústico). Tenemos un disco nuevo donde hemos apostado por un sonido muy sofisticado. Queríamos unas presentaciones acorde a las producciones. Nuestro romanticismo nos ha llevado a esperar seis meses. La espera ha sido dura y la energía la tenemos acumulada. Sentimos toda la ilusión del mundo", admite el artista. 

La segunda cita "más importante" en 26 años de carrera llega tras el inicio de una pandemia y un confinamiento. "Junto a un aniversario en la Riviera de Madrid en 2014 para presentar Mutanciones. Un disco de versiones de la banda. Acudieron un montón de personas: Amaral, León Benavente, Lori Meyers. Ese concierto fue nuestra cita más importante. Este directo está a la altura por las emociones acumuladas y la necesidad de explotar y de sacar estas canciones por primera vez", reconoce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios