Actual

El nuevo Harry Potter "tiene algo para todos"

  • La sexta entrega de la saga reúne magia, oscuridad y hasta amores adolescentes

Harry Potter y el misterio del príncipe, la sexta entrega de la saga que ha hechizado a millones de jóvenes en todo el mundo, llega a los cines españoles este miércoles, con 587 copias de una entrega que "tiene algo para todo el mundo", según aseguraron ayer en Madrid los gemelos Oliver y James Phelps.

Ambos han encarnado en las sucesivas adaptaciones de los exitosos libros de la escritora británica J.K. Rowling a los gemelos George y Fred Weasley y, como el resto del reparto, comenzarán "en dos semanas" el rodaje de la primera de las dos películas en las que se ha divido el libro final de las aventuras del joven mago, Harry Potter y las reliquias de la muerte.

"Hemos leído el guión y parece fantástico, nos tocará ahora ir al peluquero para que nos tiñan el pelo de pelirrojo", comentaron los gemelos en un encuentro con la prensa en el que confesaron que, cuando acaben los rodajes de la saga, echarán de menos especialmente el contacto con los jóvenes actores que, como ellos, han pasado "nueve años" fundamentales de sus vidas formando parte del mundo cinematográfico de Harry Potter.

"Es como cuando vas al cole y haces un grupo de amigos con los que, después, vas al cine, a conciertos, a partidos. Somos un grupo de amigos. Es algo que echaré de menos porque, aunque sigamos en contacto, no será igual", comentó Oliver Phelps.

Uno de ellos quería ser bombero y el otro geólogo y, cuando tenían 14 años, fueron, animados por su madre, a un casting para participar en la películas de Harry Potter con más ganas de perder una tarde de colegio que esperanzas en conseguir el papel.

Pero ahora que con estos rodajes han aprendido "tanto" del mundo del cine y que se sienten "tan afortunados" de haber participado en estas súper producciones, no tienen duda de que quieren "seguir" sus carreras como actores. "Me gustaría pensar que nuestro trabajo no será como gemelos. Aunque sabemos que somos buenos candidatos, somos actores individuales", explicó James Phelps.

En Harry Potter y el misterio del príncipe, ambos tienen un papel muy pequeño, en una escena en la que, tras "graduarse" en la escuela de magos de Hogwarts, atienden una tienda de bromas mágicas. Suponen que en las dos últimas películas sus papeles serán mayores porque al desdoblarse el libro final en dos cintas "habrá más espacio". "Cada libro necesitaría una película de siete horas y eso es imposible", añadió James.

David Yates, que ya dirigió en el 2007 Harry Potter y la Orden del Fénix, dirige también esta sexta entrega, que protagoniza Daniel Radcliffe y cuenta en su reparto con nuevas incorporaciones como Jim Broadbent, encarnando a un profesor de pociones retirado que regresa a la escuela convencido por Dumbledore con la intención de que desvele las claves del pasado del malvado Lord Voldemort.

"Esta película es más oscura, más compleja, pero los seguidores de la saga tenían once años cuando comenzó y ya tienen 20", apuntó Oliver, mientras su gemelo ha añadido que también tiene "más comedia" y "más romance", con las hormonas de los aprendices de magos revueltas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios