Análisis

francisco andrés gallardo

Recena

Cena con mamá podría llamarse Al salir de Masterchef, porque parece un nuevo pase, una recena, de quienes han estado en los espacios de Shine Iberia para seguir calentando la pantalla con el aire del talent y acentuar el perfil personal de algunos de sus participantes más queridos. Es más bien un formato de autobombo de TVE para seguir dorando la píldora de sus programas más conocidos y crear una franja gastronómica en la noche de los viernes junto a Donde comen dos. Son espacios que bien podrían ir en otro horario y aunque no dañan precisamente a la cadena pública tampoco pasaría nada si no estuvieran.

Cena con mamá es pariente de En la tuya o en la mía, el formato de Bertín Osborne (y de la productora andaluza Happy Ending) que se recuesta a desgana por Mediaset y que nunca debió salir de La 1. Dejó buen recuerdo en Prado del Rey y han ido probando fórmulas que se le parecen sin llegar a lo que fueron aquellas primeras charlas de copazo y jardín. Cayetana Guillén Cuervo, demasiado expuesta, es aquí una anfitriona de chilliditos, con efusión mimosa con su primera invitada, su colega Paz Vega. A la entrevista informal al aire libre para destapar rasgos humanos, lo típico, el programa le incorpora la mamá al mantel con una dosis de ternura y docu-reality para extender así el capítulo hasta una hora de duración.

Shine Iberia le sazona a la textura de lo que hacía Bertín momentos de Sorpresa, sorpresa y un suplemento de recetas de cocina con uno de los concursantes más habilidosos que pasaron por la vitro de Masterchef, Carlos Maldonado. De nuevo una perceptible sensación de celo por rentabilizar a los rostros que dejaron más impronta en el concurso estrella.

A fin de cuentas la productora de los talents culinario y costurero (el lunes estrena en A-3 a los pepegoteras de Masters de la reforma) y del valioso Prodigios levanta formatos hacendosos, aseados, con aristas de interés, pero con una pátina de teletienda y promo que en nuestra cadena pública, tan empapelada de patrocinadores, crea recelos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios