Lapidario

Empieza la cruda realidad

Tras años intentando bajar de la barrera de los 100.000 parados, Granada ya se alegraba de que en las estadísticas mensuales de paro registrado veía lejos aquella cifra simbólica y catastrófica. En casi dos meses de Covid-19, Granada ha 'recuperado' esos 20.000 desempleados después de lo que ya era un buen periodo estabilizada en torno a los 80.000 e, incluso, por debajo en alguna ocasión reciente. Esto quiere decir ni más ni menos que empieza la nueva realidad, una nueva realidad en la que toca vivir y que llega tras la fase de elucubraciones y de teorías de unos y otros sobre lo que estaba por llegar. La salud es lo primero y sigue siendo el quid de la cuestión, pero la economía no le va a la zaga y apuntes como que los comerciantes no vean rentabilidad inmediata y la imposibilidad de muchos sectores de modificar de un día para otro su modelo en esta nueva normalidad hacen que la realidad sea cuesta arriba. El agobio empieza a ser total con la Administración saturada y sin capacidad para dar respuesta a tanta demanda en tantos ámbitos, las facturas en el cajón y el dinero de los ERTE que en algunos casos se retrasará más de un mes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios