Crónica Levantisca

Juan Manuel Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

La barandilla

Los senadores del PP vuelven mañana al escenario del crimen, las enmiendas que van a presentar a sus propios Presupuestos de 2018 revelan como en un negativo fotográfico qué les avergonzaba. Lo han ido susurrando a los oídos sin dar mayores detalles, que es sello de la casa Montoro: no dar nunca toda la información, reservarla, de ahí sus aparentes grandes contradicciones. ¿Hubo malversación en la Generalitat o no, tal como sostuvo Montoro? ¿O es que Montoro sabe que la hubo, pero no del modo en que suponemos? Durante una semana he ido oyendo a senadores andar por el laberíntico pasillo de complicidades que construyeron en secreto con el PNV. Uno de ellos ha reflexionado: vaya, a lo mejor, una inversión prevista en las playas de Guipúzcoa aparece, por arte de enmienda, en las andaluzas. Lo que me lleva a pensar que, en efecto, los retrasos en los arenales de Huelva y Cádiz no se deben a la inoperancia de la Junta, como ha acusado el PP, sino a que a última hora, y gracias al acuerdo final con el PNV, hubo que invertir en Guipúzcoa. Ahora sabemos, ya digo, por arte de enmiendas, que 1,3 millones de esos euros del sur han ido a parar al cambio de la barandilla de la Concha, símbolo turístico de Donosti. Los senadores del PP, enfadados por la traición de los jetzales, quieren deshacer algunas de sus vergüenzas. Vaya.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios