La mirada urbana

Una fachada no es el espejo del alma

Una fachada no es el espejo del alma Una fachada no es el espejo del alma

Una fachada no es el espejo del alma / carlos gil

Jugamos diariamente a coleccionar prejuicios. Esto es así o asá, el de allí tiene cara de no ser buena gente y el de más allá de qué ira por la vida con esas pintas. Pero es casi seguro que nos equivocamos y que vivimos obsesionados con la imagen y el aspecto cuando en realidad ni las caras ni las fachadas de los edificios son siempre el espejo del alma. La de este bloque antiguo en la capital muestra el deterioro y el hollín del paso del tiempo, aunque quién sabe si en el interior de esta vetusta construcción no hay más vida que en otros lugares que por fuera se empeñan en demostrar que no están muertos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios