GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Ojo de pez

Pablo Bujalance

pbujalance@malagahoy.es

Los frikis

Se puede ser 'trekkie', hermano del Cautivo y esperar con ganas los primeros caracoles de la primavera

Leo que tres de cada cuatro andaluces se declaran no sólo frikis, sino orgullosos de serlo. Compruebo que la información no se refiere a la Semana Santa (al cabo, cada uno pierde la cabeza con lo que quiere, o con lo que puede) y, efectivamente, el estudio se refiere a los amantes de Juego de Tronos, Big Bang Theory, Harry Potter, los superhéroes y demás marcas, audiovisuales o literarias, relacionadas con los géneros fantásticos. De entrada, el registro me parece poderosamente elevado: en mi vecindario, que yo sepa, no salen las cuentas, así que debe haber por ahí al menos tres o cuatro bloques repletos de inquilinos pirados por el Hombre Araña para equilibrarlo todo. El dato tiene su intríngulis, no crean, y caben al menos tres interpretaciones razonables: una escéptica, que no reconozca a la cuestión grado alguno de representatividad ni de importancia cultural; otra negativa, que lamente el éxito uniforme de fórmulas hegemónicas para el consumo, a mayor gloria de industrias de ocio todopoderosas y reforzadas en el streaming que dejan escaso margen (o directamente anulan) a otros rasgos culturales menos promocionados y más particulares; y otra positiva que, sorpresa, advierta que la sociedad andaluza es mucho más diversa y resistente a los estereotipos fáciles de lo que sospechábamos. Ustedes escogen.

En realidad, esta información sí resulta útil porque sirve en bandeja una radiografía social desde patrones habitualmente desechados. Si tres de cuatro andaluces se reconocen en el frikismo encontramos el apogeo de un producto, pero también una variable que delata, cuanto menos, que al menos en los gustos nos parecemos a todo el mundo, y esto debería interpretarse como un signo saludable. Habrá quien despache esto rápido bajo la premisa de que no son más que tontás, pero si vinculamos lo friki con lo fantástico y con la ciencia-ficción, yo desde luego me lo pensaría mucho antes de tildar de naderías a autores como Stanislaw Lem o Ursula K. Le Guin. Hoy contamos con excelentes escritores andaluces de literatura fantástica que ya han dejado muy considerables muestras de lo que los ilustrados llamaban alta literatura sin salir del género, como Luis Manuel Ruiz y Juan Jacinto Muñoz Rengel. Y si atendemos a la mayoría, hay valores históricos y literarios en Harry Potter y numerosas ocasiones para la divulgación científica en Big Bang Theory. Así que igual la estadística refleja algo más serio.

Y sí, se puede ser trekkie, hermano del Cautivo y esperar con ganas los primeros caracoles de la primavera. Todo a la vez. Quien reparta los carnés, avisado queda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios