Provincia

Sierra Nevada abre las pistas de forma progresiva pendiente del tiempo

La previsión está en 12 kilómetros. La previsión está en 12 kilómetros.

La previsión está en 12 kilómetros. / efe

La estación de esquí de Sierra Nevada ha abierto una superficie esquiable de 9,7 kilómetros y tiene previsto seguir habilitando pistas de forma progresiva, pendiente de la evolución del tiempo, después de que este pasado miércoles permaneciera cerrada por las condiciones meteorológicas. La mañana de ayer comenzó con 18 pistas abiertas, principalmente en las zonas de iniciación, entre Pradollano y Borreguiles, junto con una parte de otra que baja desde Loma de Dílar, según fuentes de Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí. Hay ocho remontes en funcionamiento, habiendo la humedad afectado a los de las zonas más altas, en las que la visibilidad es prácticamente "nula".

La previsión es poder llegar a los 12 kilómetros esquiables, con 20 pistas y nueve remontes, mientras que el esquí nocturno está suspendido para la jornada de este jueves. Los espesores de nieve, de calidad húmeda, son de entre 20 y 70 centímetros, en un día lluvioso y con temperaturas en torno a los cero grados.

Por su parte, fuentes de la Guardia Civil de Tráfico informan de que la carretera A-395 permanece cerrada al tráfico entre los kilómetros 32 y 39, pasado el acceso a la estación de esquí, por ventisca y nieve. En este escenario, Sierra Nevada espera la evolución de las condiciones meteorológicas de cara al fin de semana, que coincide con una fecha de especial afluencia como Año Nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios