Protesta en la Alpujarra

Las familias de Bérchules se manifiestan de nuevo para pedir más docentes en su centro

  • El PSOE anuncia una Proposición No de Ley para “blindar los colegios públicos rurales”

Concentración a las puertas del Ayuntamiento de Bérchules. Concentración a las puertas del Ayuntamiento de Bérchules.

Concentración a las puertas del Ayuntamiento de Bérchules. / R. G.

Familias y alumnos del colegio público rural de Bérchules se han manifestado esta mañana frente al Ayuntamiento del municipio para reclamar una mejor dotación en la plantilla del centro. Las protestas se mantienen desde el pasado 17 de septiembre, cuando las familias de este colegio y las del CPR de Torvizcón decidieron secundar un paro educativo para denunciar la falta de docentes y el agrupamiento de alumnos de diferentes ciclos. El paro motivó, sucesivamente, que el Defensor del Pueblo Andaluz anunciase el inicio de una “investigación” sobre la queja de los padres y que el servicio de Inspección Educativa anunciase que se iniciaría el protocolo de absentismo escolar. El pasado miércoles los alumnos de Torvizcón regresaron a las aulas, no así los de Bérchules, que mantienen el paro educativo.

Por su parte, el PSOE de Granada urgió hoy a la Junta de Andalucía a que dé soluciones a los colegios de la Alpujarra tras “un mes de oídos sordos” ante las protestas y reivindicaciones de la comunidad educativa y anunció que llevará una Proposición No de Ley (PNL) al Parlamento para “blindar los colegios públicos rurales y la educación pública”, recoge Europa Press. Tras mantener en Torvizcón un encuentro con la plataforma que reclama las mejoras educativas en la comarca, la parlamentaria andaluza Teresa Jiménez señaló que “se han reducido dos unidades en el Colegio Público Rural Alpujarra, con sedes en Bérchules, Juviles y Alcútar, lo que a su vez supone tres docentes menos”. Incidió en que esta decisión ha provocado el agrupamiento de los niños de Infantil con los de Primero de Primaria, “superando incluso en un alumno la ratio máxima establecida”.

Aludió también al caso del CPR Valle del Guadalfeo, con sedes en Torvizcón y Almegíjar, “donde se han reducido dos unidades, quedando una con ocho niños, de los que seis se desplazan hasta Torvizcón, provocando el despoblamiento del propio colegio”. Asimismo, lamentó la pérdida de unidades y la merma de recursos humanos que padece en la actualidad el CPR Barranco de Poqueira (Capileira, Bubión y Pampaneira). La socialista recriminó a la Junta que “no haya tenido en consideración la particularidad de este tipo de centros”. Asimismo, le ha invitado a “dialogar más” con la comunidad educativa y “ejercer menos medidas coercitivas”, después de que Educación haya activado el protocolo de absentismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios