Poniente

Eduardo, el domador de fieras que busca a la pantera de Granada: "Tenemos que dejar que nos cace a nosotros"

  • Este profesional cuenta con 20 años de experiencia con animales y trabaja en un circo con tigres, leones y caballos salvajes

  • Se ha unido al operativo de la Guardia Civil en Ventas de Huelma para aportar su experiencia sobre el terreno

Eduardo Belltall en su espectáculo circense Eduardo Belltall en su espectáculo circense

Eduardo Belltall en su espectáculo circense

La búsqueda de la pantera negra de Granada continúa pese a que el animal sigue en paradero desconocido. El dispositivo de la Guardia Civil sigue en marcha y ha ampliado el campo de rastreo del felino de gran tamaño que varios vecinos afirman haber avistado desde el pasado día 12. A este operativo se sumó hace días con entusiasmo el valenciano Eduardo Belltall, un domador de fieras calificado por el diario digital El Español como el 'nuevo Ángel Cristo'. Belltall, que trabaja en lo que define como un "circo clásico", ha venido a Granada de forma completamente altruista a ayudar en la captura del animal, al cual espera llevar a una reserva natural.

-¿Cómo se entera de la situación y por qué decide venir desde Valencia a ayudar en la búsqueda del animal?

-Vi las noticias, llamé al bar Luciano de Ventas de Huelma y pregunté qué sucedía. Me llamaron el alcalde y el Seprona. Una vez vieron que la situación no tenía solución, me pidieron que viniera a colaborar y ayudarles. Sin ningún problema me presenté aquí a hacer todo lo posible.

-¿Cuántos años lleva trabajando con este tipo de animales? ¿Tiene algún tipo de formación?

-Tengo 20 años de experiencia con animales ya que mis primeras prácticas fueron con 15 años. Soy adiestrador y educador de animales. Además soy director y gestor de núcleos zoológicos con titulación universitaria. Todos los animales que tenemos, como leones o tigres, son domésticos, han nacido en cautividad. Además, veterinarios de la Universidad Católica de Valencia vienen a hacer las prácticas aquí y a cuidar mis animales. Tenemos todos los permisos e informes del Seprona en regla.

-Son casi dos semanas de búsqueda. ¿Qué procedimiento están siguiendo ahora mismo en el rastreo del animal?

-Yo respeté todo el trabajo que había hecho el Seprona con los técnicos medioambientales para ver si dábamos con el animal dentro del término municipal. Hemos cambiado la estrategia porque vimos que no daba resultado, el animal ya no estaba en el núcleo urbano. Probablemente, por la presión y el acecho que le creamos y al escuchar los helicópteros, coches y motos de la Guardia Civil, el animal se marcha porque "el ser humano territorialmente ha ido a por mí". Su tendencia ha sido apartarse hasta que las aguas vuelvan a su cauce. Las trampas que pusimos han sido retiradas y ahora tenemos unos habitáculos especiales con feromonas para que el animal entre y se quede encerrado. Esta noche hemos cazado un zorro gris de tamaño mediado en la zona de Agrón y lo hemos soltado.

-¿Cómo se acerca uno a un animal de este tipo? Algunos cazadores aportaron perros especializados y se propuso la idea de una cacería.

-La forma de acercarse al animal es que nos cace. Lo correcto no es ir a por él, sino que venga a por nosotros. Si a lo largo de estos días no nos hemos hecho con él es porque se ha asustado y se ha marchado. Pero somos totalmente conscientes de que aparecerá y habrá avistamientos en un periodo de tiempo corto. En un mes, como mucho, volverá porque es un animal nacido en cautividad. Aquí no hay animales salvajes, se le ha escapado a alguien. Su tendencia es que busque al humano para que le cuide y le tenga en su entorno. A lo mejor es en Motril o donde sea, pero aparecerá. Nosotros volveremos a estar ahí para hacernos con él y que no cause peligro a la población, que es de lo que se trata. Si viéramos que la situación es muy extrema y peligrosa, procederíamos a una cacería, pero no es ni lo recomendable ni lo correcto ahora mismo. Tenemos que dejar que nos cace a nosotros.

-Muchos vecinos afirman haber visto al animal. ¿Hasta qué punto sus testimonios son importantes a nivel científico?

-Las testificales han sido esclarecedoras, particularmente los dos miembros de Protección Civil que vieron al animal. Son personas clave porque lo tienen frente a ellos durante quince minutos y dentro de su campo de visión también tienen a un gato que huye del animal. Ellos contrastan a primera vista que a treinta metros de ese gato hay una pantera negra. No creo que dos miembros de Protección Civil se lo inventen. Además, todas las personas con las que me he entrevistado coinciden en lo mismo. Hacen una descripción del animal que han visto y casa a la perfección con una pantera negra. La describen con un nivel de detalle enorme y un gran acierto a nivel científico. Esa es la clave. ¿Cómo una persona que la ve de noche puede mentir al decir que le brillan unos ojos verdes como diamantes? Sería mucha casualidad que una señora que no ha visto una pantera en su vida tenga esa capacidad para describirla. Los testimonios son importantísimos en esta historia. También el tema de haber visto y medido huellas, unas más nítidas que otras. Hay datos científicos que hemos estudiado y que nos dicen claramente que el animal ha estado aquí. Ya no está pero puede estar en términos municipales cercanos.

-La fotografía de un gato grande confundió a la gente y pudo dar un giro a la historia. ¿No hay posibilidad de confusión?

-A ese gato lo habían castrado y por eso tiene la punta de la oreja cortada y está más gordo de lo normal. Es un gato como 40 más que habrá aquí.

-Ya se han dado casos de animales exóticos que son avistados y desaparecen, como en Almería. ¿Puede ocurrir aquí algo similar?

-La pantera negra de Almería puede ser la de aquí con mucha probabilidad. Tenemos sospechas importantes. Hay un famoso vídeo muy claro donde el animal que baja por una zona rocosa es una pantera negra. Ese animal no se ha capturado, puede haber estado viviendo en Sierra Nevada, en la sierra de al lado de Ventas durante años y haberse descubierto ahora. Son extremadamente escurridizos, se esconden a la perfección. Si son especialistas para esconderse y cazar a sus presas, imagina lo que hace si lo acosamos. Es negra y difícil de encontrar. Además es importante que quede claro que no se trata de un gato porque es una situación que puede ser graciosa por la picaresca española pero se sigue poniendo en evidencia a la gente de Ventas y su equipo de gobierno, lo cual no debe suceder, y se sigue poniendo en riesgo la vida de las personas cuando el animal realmente existe. No tendríamos un operativo de cuarenta guardias civiles tomándoselo tan en serio.

-¿Cómo es trabajar codo con codo en un dispositivo de la Guardia Civil?

-Es impresionante. En la vida había visto algo tan organizado y serio. No he visto un equipo de fuerzas especiales tan profesional y fuerte como este. En Europa no lo hay y te lo digo porque he estado en muchos sitios por mi profesión.

-No hay signos de actividad reciente del animal en la zona y, teniendo en cuenta que ya han pasado casi dos semanas, ¿cuáles son las probabilidades reales de encontrar al animal?

-Ahora mismo, en la zona de Ventas, las posibilidades son mínimas. En un 80% se ha ido. Pero no dudo de que exista, igual que el resto de especialistas. Nosotros no la hemos visto, no podemos afirmarlo al 100%, pero tenemos la evidencia. Cualquier persona que trabaje con animales así lo tiene claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios