Semana Santa

Miércoles Santo con sabor a barrio

  • Con previsión de tiempo apacible, el Realejo se convertirá hoy en protagonista con hermandades de corte clásico y de silencio

  • El Cristo de los Gitanos será el encargado de poner el ambiente festivo

El Realejo cobra protagonismo en esta cuarta jornada de Semana Santa, en la que se nos brinda nuevamente la oportunidad de conocer varias formas distintas de vivir una misma realidad. Así, pues, hermandades de corte clásico, de barrio y de silencio se conjugarán en este Miércoles Santo, donde el tiempo seguirá siendo apacible, con temperaturas agradables durante la tarde y más frescas a medida que caiga el sol.

LOS GITANOS

La historia de la Semana Santa les contempla. Su forma de realizar estación de penitencia, el sentimiento que despiertan los titulares a su paso y el particular regreso hasta el Sacromonte la convierten, sin duda, en la cofradía más popular de la ciudad y en imagen de la Semana Santa granadina más allá de nuestras fronteras. El Cristo del Consuelo, réplica del original de José Risueño, sobre su nuevo paso -aún en fase de tall -; y la Virgen del Sacromonte, bajo palio azul y cobre, se verán envueltos en un mar de personas, en medio de un ambiente festivo, en el que hogueras, saetas y cantes compartirán heterodoxia una vez, llegada la hermandad al Peso de la Harina, se afronte el encierro hasta la abadía del Valparaíso.

estudiantes

Pocas hermandades han demostrado tanto en tampoco tiempo. El clasicismo de la hermandad, la forma de entender los modos cofrades y su forma de plasmarlos en su estación de penitencia, han convertido a Los Estudiantes en una de las corporaciones nazarenas de referencia en el Miércoles Santo. El Señor de la Meditación, sentado en el calvario a la espera de su crucifixión, y la Agrupación Musical Dulce Nombre de Jesús han sido capaces de crear una especial sinergia: andar costalero y música, de la mano; ofreciendo la estampa del sabor de antaño.

Y en la salida, compleja donde las haya, del palio de la Virgen de los Remedios por la puerta de la iglesia de los santos Justo y Pastor, Granada esperará para seguir conociendo y dejarse llevar por las formas de este paso de palio. Obra magistral de la orfebrería del siglo XXI, diseño depurado y lleno de referencias históricas, que descubren que la Semana Santa de Granda tiene tras de sí un poso cultural incuestionable, con guiños al mejor patrimonio que muchos siguen aún sin descubrir.

paciencia

La hermandad de Paciencia es otra, qué duda cabe, en los últimos años. Así lo han asegurado los cofrades que se han dejado llevar la noche del Miércoles Santo en el regreso de la cofradía por las calles del Realejo. El aura que inspira el paso de palio -posibilitado gracias a la vestimenta de la Virgen, el refinado andar de la cuadrilla y el soberbio repertorio de la banda- ha sido un descubrimiento para muchos. Granada, poco a poco, incluye entre sus preferencias cofrades dejarse llevar por la magia que transmite esta dolorosa de Jiménez Mesa y Álvarez Duarte desde Plaza de los Girones hasta su templo.

Todo ello como corolario de una estación de penitencia marcada, una vez más, por el clasicismo. Ese que imprime el Señor de la Paciencia, la más soberbia talla de Pablo de Rojas, la más bella espalda que nadie creara.

La banda sonora que ofrece la AM María Santísima de la Estrella tras este paso de Cristo es, sin duda, el mejor complemento al andar reposado de los pupilos de Gerardo Sabador.

rosario

Y llegó El Rosario. Ríos de nazarenos de túnica y capa blancas de sarga con antifaz morado de terciopelo inundarán esta tarde las calles de la ciudad. El Realejo se vestirá de gala para acoger a una de las cofradías más multitudinarias, que concita también a miles de personas en torno a los pasos de la hermandad.

El Señor de las Tres Caídas deleitará con su andar valiente, acompañado por una de las bandas punteras de la Semana Santa de Granada (aunque a los de fuera les cueste reconocerlo). Tras el paso del Señor, va el palio marinero de la Virgen del Rosario; uno de los más completos de nuestra semana mayor, con el que dejarse llevar, a los sones de la municipal de Morón de la Frontera, en una noche de barrio y de cofradía, de bulla y emociones.

nazareno

Inflexión en el Miércoles Santo. Silencio en el Realejo. Cristo, con la cruz a cuestas, sale del convento de san José, entre nazarenos de sarga morada y esparto en la cintura. Hermandad pionera en los años ochenta y noventa, que trajo a la ciudad un modo y una forma de hacer semana santa no conocida hasta la fecha en Granada.

Jornada histórica para la hermandad, en la que veremos a la Virgen de la Merced, en el año que se cumplen 800 años de la fundación de la orden mercedaria, salir bajo su palio actual, el que bordaran sus hermanos. El cabildo de hermanos decidió sustituirlo por un nuevo diseño, de Javier Sánchez de los Reyes, que verá la luz en la salida extraordinaria del mes de junio próximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios