Preparativos previos a la gran cita del 14 de abril

El último paso de nuestra Semana Santa

  • Cuenta atrás en la hermandad de Jesús Despojado para poner de largo la primera salida procesional de la Virgen del Dulce Nombre

La Semana Santa de Granada, desde este 2019, será distinta a todas las demás. La Semana Santa de Granada, desde este 2019, será distinta a todas las demás.

La Semana Santa de Granada, desde este 2019, será distinta a todas las demás. / G. H.

La Semana Santa de Granada, desde este 2019, será distinta a todas las demás. Tras años de espera y con la ilusión puesta en este gran estreno, el Domingo de Ramos saldrá a las calles un nuevo paso de palio, el de la Virgen del Dulce Nombre. El último paso que faltaba por incorporarse a nuestras cofradías. La hermandad de Jesús Despojado, encargada de promover esta iniciativa, lleva tiempo gestionando todo lo necesario para materializar este anhelo, el de procesionar a su titular mariana junto al resto de la hermandad en la primera jornada de nuestra Semana Santa.

Hablamos con uno de los miembros de la cofradía quien nos expresa cómo se está viviendo esta cuenta atrás: "En esta estación de penitencia se empiezan a cumplir muchos sueños". Y es que para este y otros cofrades, "es una sensación muy extraña vestirte de nazareno, salir con tu hermandad y saber que te dejas en tu templo a tu virgen, a tu madre". Será la última vez que esto ocurra ya que, desde esta misma semana, la Virgen del Dulce Nombre confortada por la san Juan aguardan en la sede social de la cofradía, en la calle Músico Ayala Cantó, desde donde inician su estación de penitencia.

Pero antes de que llegue este momento, queremos conocer parte de ese intríngulis que encierra este gran estreno. Saber, de primera mano, algunas de esos preparativos que han conformado parte de este trabajo previo a la gran cita del próximo 14 de abril.

Así se pensó la "máquina de la belleza"

Si una metáfora ha calado en el mundo cofrade fue la definición que hizo el padre Enrique Iniesta, en su pregón de la Semana Santa de 1997, sobre qué era un paso de palio. Allí, el sacerdote escolapio lo mencionaba, entre otras cosas, como "una máquina de la belleza". El encargado de idear las complejas formas de esta gran pieza, el palio de la Virgen del Dulce Nombre, es un reputado arquitecto y también cofrade: Ignacio Fernández-Aragón. Su formación intelectual, su capacidad creativa y su conocimiento del mundo de las hermandades le han permitido trabajar sobre una idea tan clásica como innovadora.

Tal y como el propio autor confesaba en la revista Gólgota, los primeros dibujos los empezó a realizar cuando por motivos laborales residía en El Salvador. En estos esbozos, luego materializados como diseño definitivo, se empezaron a conjugar múltiples influencias arquitectónicas, que nos remiten desde elementos propios del barroco granadino a lugares tan emblemáticos como el templo del Sagrario de la Catedral de México. Una labor que, igualmente, ha permitido aglutinar todas las artesanías: bordado, orfebrería, eboraria, escultura… Un compendio armónico que deslumbra en las primeras piezas que hoy se presentan.

Como la propia hermandad ha advertido, todavía mucho que hacer. En este 2019, tan sólo veremos algunas de las piezas imprescindibles para la puesta de largo de este paso: varales, techo y bambalinas, crestería, jarras y candelería. Quedan todavía brazos de cola, peana o respiraderos que aún están por llegar. "Los cofrades, al ver el paso de palio, van a poder admirar desde el frente una imagen general de cómo va a ser el conjunto", aseguran. No es lo ideal, desde, luego. Pero si por algo se ha caracterizado la hermandad es andar poco a poco pero con paso firme, realizando en cada momento piezas de la máxima entidad. He ahí el paso de misterio.

¿Cómo se organiza desde ahora la hermandad?

La salida del palio de El Dulce Nombre ha supuesto un gran esfuerzo y no sólo para artesanos, priostes y costaleros. La diputación mayor de gobierno, que es quien se encarga de organizar el cortejo en la calle durante el Domingo de Ramos, ha tenido también un importante trabajo: encajar nuevas insignias, reubicar los penitentes dentro del cortejo así como ajustar los horarios.

Según el mayor de gobierno, Jesús Pulido, "no ha sido difícil del todo, la verdad. Era ver qué ponían los reglas y, luego, adaptarse al ritmo de andar de la hermandad". Por esta razón, sostiene Pulido que "la hermandad se va a ver igual que siempre, con su mismo carácter e idiosincrasia". Eso sí, como novedades, además del paso de palio que cerrará el cortejo, los penitentes que antes iban delante del misterio de Jesús Despojado ahora irán detrás y se dispondrán tres tramos de nazarenos antecediendo a María Santísima del Dulce Nombre.

"Durante el mes de noviembre hicimos un estudio para ver cuántos hermanos necesitaríamos en filas para armar el cortejo y, a día de hoy, hemos superado con creces el número estimado", dice el mayor de gobierno. Tanto es así que, como comenta Pulido, "se han expedido unas 200 papeletas de hermanos con túnica pero que, si contamos bandas y costaleros, superan los 400".

¿Cómo cabrá tanta gente dentro de la casa de hermandad? Esa es una pregunta que muchos cofrades se hacen. Para ello, la hermandad realizó algunas reformas en sus instalaciones para que el cortejo pueda formarse sin más problemas. "Hemos ganado espacio pero aun así va a ser complicado. Nunca es cómodo disponer de tan poco espacio, pero bendita incomodidad. Eso es señal de que los hermanos siguen involucrados en participar y en vestir su túnica para hacer estación de penitencia".

Música para un palio

Tal y como comentaba el compositor Richard Wagner, la música es un elemento indispensable que se integra dentro de la "obra de arte total". Por eso, dentro de esta gran puesta en escena que supondrá la primera salida procesional de la Virgen del Dulce Nombre, tampoco puede faltar la música. Los integrantes de la Unidad de Música Ángeles de Granada llevan meses trabajando para que todo salga a pedir de boca. Las partituras están más que aprendidas y el repertorio, igualmente, está muy bien definido.

El director de esta formación musical, Manuel Elvira, advierte "que las marchas que sonarán en la calle no van a sorprender a nadie". Y es que, todo el mundo el carácter y el sentido de El Despojado en las calles. Sostiene Elvira que, no obstante, "hay quienes que nos han dicho que vamos a parecer El Vía Crucis, pero no. Es un estilo muy diferente, donde hay marchas fúnebres pero también marchas clásicas, tanto antiguas como modernas".

Font de Anta, Farfán, Morales y Gámez Laserna son solo alguno de los apellidos que firmaron las grandes partituras que sonarán tras el palio de la Virgen del Dulce Nombre. Aunque, como ha advertido el director, "también hay hueco para esos nombres más recientes como Rafael Wals, Alfonso Lozano y Francisco Javier Torres que han compuesto marchas clásicas de gran calidad". Se refiere, sin duda, a piezas como La sangre y la gloria (2010), Vía Sacra (2013) y De tu mano (2019), dedicada a la dolorosa del barrio Fígares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios