Paisaje y paisanaje

Voluntarios "especialistas en mariposas"

  • Estos insectos se han demostrado como un excelente indicador de los cambios en el clima y los ecosistemas

Una mariposa emblemática: ‘Niña’ de Sierra Nevada.. Una mariposa emblemática: ‘Niña’ de Sierra Nevada..

Una mariposa emblemática: ‘Niña’ de Sierra Nevada.. / I. H. (Granada)

La Red de Seguimiento de Mariposas diurnas es un programa promovido desde el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada en el que participa el Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada y la Universidad de Granada y cuenta con la colaboración de la sección española de BMS (Butterfly Monitoring Scheme) y del proyecto Lepides de seguimiento de la distribución de Lepidópteros y Odonatos ibéricos que coordina la Asociación ALAS.

Dos voluntarios realizan el transecto junto a la Acequia de los Hechos. Dos voluntarios realizan el transecto junto a la Acequia de los Hechos.

Dos voluntarios realizan el transecto junto a la Acequia de los Hechos. / I. H. (Granada)

Sierra Nevada es un observatorio privilegiado para estudiar la evolución del clima y los ecosistemas y las mariposas se han demostrado como un excelente indicador de estos cambios que son muy útiles para prevención, mitigación y adaptación a los efectos del cambio global.

Apolo, otra de las mariposas de la Sierra. Apolo, otra de las mariposas de la Sierra.

Apolo, otra de las mariposas de la Sierra. / I. H. (Granada)

Desde el año 2007 se desarrolla un programa de seguimiento de las mariposas diurnas de Sierra Nevada que es un ejemplo de colaboración entre gestores del espacio natural y científicos que cuenta con la colaboración de un grupo específico de voluntarios ambientales, especializado y formado expresamente para esta tarea.

Este programa de voluntariado constituye una actividad de levantamiento de información ambiental y de 'ciencia ciudadana', pionero en la Red de Parques Nacionales españoles. En él participa una veintena de voluntarios entrenados para el seguimiento de las mariposas diurnas nevadenses, que refuerzan los datos y complementan el trabajo realizado por los técnicos del Parque Nacional y Natural y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua encargados de los indicadores de fauna dentro del Programa de Seguimiento del Observatorio de Cambio Global.

Estos voluntarios 'especialistas' se encargan del seguimiento de las mariposas en transectos localizados en diferentes zonas del macizo nevadense, que se reparten por los ecosistemas más representativos de Sierra Nevada. Tras una fase de formación, que incluye varios talleres teóricos y prácticos, y un año de 'tutoría' por un especialista en mariposas, los voluntarios, de manera autónoma realizan sus itinerarios periódicamente, aunque siempre cuentan con el apoyo documental y la asistencia "remota" de los encargados, en el Observatorio de Cambio Global, de estos indicadores, actividad que es facilitada por la utilización de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Científicos, gestores y voluntarios en la reunión anual. Científicos, gestores y voluntarios en la reunión anual.

Científicos, gestores y voluntarios en la reunión anual. / I. H. (Granada)

Realizan su trabajo de campo entre los meses de marzo y septiembre. Consisten en recorridos fijos, (22 transectos en total), situados en puntos estratégicos de Sierra Nevada, elegidos por sus características biológicas y altitudinales. Estos trayectos, de aproximadamente un  kilómetro y medio cada uno de ellos, se recorren dos veces al mes lo que supone casi 500 kilómetros de caminatas por lugares que cubren todo el rango altitudinal de Sierra Nevada, entre los 700 y los 3.400 metros de altitud.

La misión de los voluntarios es 'sencilla': caminar y anotar qué especies y en qué cuantía se ven alrededor del observador, lo que ofrece datos muy interesantes sobre la diversidad de especies de cada transecto, abundancia de individuos e información sobre la fenología de las mariposas. Cada año cuentan más de 15.000 mariposas que corresponden a más de un centenar de especies, entre las que se encuentran algunas de las 'joyas' de la entomofauna nevadense como la Apolo y la 'niña' de Sierra Nevada o la mariposa del Puerto del Lobo, tres especies endémicas amenazadas.

Hasta 120 especies de mariposas diurnas han sido citadas en los diferentes ecosistemas nevadenses, una enorme biodiversidad, sobre todo si se tiene en cuenta que en el conjunto de Andalucía habitan 140 especies y en todo el territorio nacional se contabiliza un total de 218.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios