Coronavirus

Este es el perfil de las personas que han sufrido trombos con la vacuna de AstraZeneca

La vacunación con AstraZeneca sigue adelante. La vacunación con AstraZeneca sigue adelante.

La vacunación con AstraZeneca sigue adelante. / EFE

La vacuna de AstraZeneca, la cual cambió recientemente su nombre a Vaxzevria, ha sido objeto de numerosos debates y estudios en las últimas semanas. De esta forma, el PRAC, Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia Europeo, ha evaluado todos los datos disponibles que se encontraban relacionados con los casos notificados de trombosis tras la vacunación con dicha vacuna.

La AEMPS ha volcado en su página web toda la información disponible para la ciudadanía sobre estas evaluaciones. Además, mediante el mismo sitio seguirá informando sobre los avances en este asunto. 

Las mujeres de 60 años, las más afectadas

La principal conclusión de la evaluación es que, tras la administración de la vacuna de Vaxzevria, son raros los casos en los que se producen trombosis en combinación con trombopenia, como trombosis de senos venosos cerebrales (TSVC), en abdomen (trombosis de venas esplácnicas) y trombosis arterial. 

El perfil más perjudicado por la aparición de trombosis, en relación a los casos identificados, corresponde a mujeres de 60 años de edad. Las trombosis aparecieron en las dos semanas posteriores a la vacunación con la primera dosis. No se ha podido evaluar de manera definitiva los casos con segunda dosis porque esta es a día de hoy muy escasa.

Hasta el 22 de marzo en el Espacio Económico Europeo, EEE, y Reino Unido, se han identificado 62 casos de TSVC y 24 de trombosis de venas esplácnicas, de los cuales 18 fallecieron, en un cómputo total de 25 millones de personas vacunadas con Vaxzevria.

De estos datos se arroja la conclusión de que no hay factores de riesgo específicos para la aparición de estos trombos. La posible explicación podría estar en el propio tipo inmunológico, parecido al ya conocido para la trombocitopenia inducida por heparina.

Sin relación demostrada entre trombos y vacuna

Como consecuencia de esta evaluación, no se puede establecer una relación directa entre la administración de la vacuna de AstraZeneca y la aparición de trombos debido, además, a la falta de factores de riesgo previos en los casos identificados.

El PRAC ha destacado la importancia del diagnóstico temprano y el tratamiento de estas reacciones adversas, pero insiste en que son casos de frecuencia de aparición realmente baja.

Los síntomas a los que hay que prestar especial atención y acudir a un centro sanitario para solicitar atención son: dificultad para respirar; dolor en el pecho; hinchazón o dolor en una pierna; dolor abdominal persistente; dolor de cabeza intenso y persistente o que empeora más de 3 días después de la vacunación; visión borrosa o doble; múltiples hematomas pequeños, manchas rojizas o violáceas en la piel.

Asimismo, el organismo recalca que la vacuna ha demostrado en numerosos estudios su eficacia a la hora de prevenir la trasmisión del coronavirus, así como reducir el riesgo de hospitalización y muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios