Vivir

Un pregón para diseñar los caminos del futuro

  • Las fiestas arrancan de manera oficial con un emotivo discurso de Reynaldo Fernández Manzano en el Centro Cívico

  • Después tuvo lugar la entrega de los clásicos Gorriones de Plata

Los premiados con los Gorriones de Plata de este año. Los premiados con los Gorriones de Plata de este año.

Los premiados con los Gorriones de Plata de este año. / Reportaje gráfico: álex cámara

El Zaidín Vergeles se vistió ayer de gala para inaugurar de manera oficial las fiestas. A las nueve de la noche los vecinos y resto de granadinos estaban citados en el Centro Cívico para disfrutar de la inauguración oficial de esta celebración que cada año hace más llevadera la vuelta de las vacaciones. Este año, el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, fue el encargado de pregonar las fiestas con un discurso que hizo un auténtico recorrido por la historia de Granada, el nacimiento de las zonas sur y norte para finalizar con los grandes hitos del populoso barrio , el desarrollo de las instalaciones que son referencia y un deseo: que por el futuro del Zaidín sostenible y inteligente, todos disfruten de las fiestas.

El director del Patronato comenzó hablando de lo que significa Zaidín, "lugar entre ríos, Genil, Dílar y Monachil". También, haciendo mención a la máxima actualidad, habló de como en el barrio existen evidencias de vida desde época romana que se han constatado aun más con la reciente excavación en la plaza Rafael Guillén donde se encuentra Illiberis, una villa romana del siglo I o pars rústica "lo que supone una zona dedicada a la producción agropecuaria en la Roma imperial de Octavio Augusto y de la Pax Romana que perduró en el tiempo".

El director del Patronato recorrió la historia de la ciudad y del barrio y recordó la Villa IlíberisEn su intervención también habló de la importancia de vivir en comunidad

Reynaldo Fernández Manzano también mencionó toda la importancia del agua y de la posterior infraestructura hidráulica que propició la construcción del Alcázar Genil, sede de la Fundación Francisco Ayala o la ermita de San Sebastián.

Tras realizar un auténtico recorrido por la historia más moderna, Fernández Manzano se detuvo en las grandes instalaciones ubicadas en el distrito como son el Instituto de Astrofísica (1975), y la Estación Experimental del Zaidín (1955) "dedicada a la investigación de las ciencias agrarias y nutrición animal, ambos dependientes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas". Pero Fernández Manzano también recordó el Conservatorio Profesional de Música Ángel Barrios, el Conservatorio de Danza, el Teatro Municipal Isidro Olgoso, el Estadio Nuevo de Los Cármenes o el Palacio de Deportes, sede de la Fundación CB Granada, o el Parque de las Ciencias, "logros en los que la lucha de la asociación de vecinos Zaidín Vergeles han tenido mucho que ver".

En cuanto a la música, no quiso dejar de citar al festival Zaidín Rock que ayer inició su programación y que es un "referente a nivel nacional que atrae a numeroso público de diversos lugares" que ahora pueden llegar en Metro de Granada tras la puesta en marcha del nuevo transporte.

En cuanto a las fiestas como tal, Fernández Manzano recordó que son para divertirse pero también para disfrutar de la familia, los amigos, de lo auténtico del barrio y los afectos e hizo un llamamiento para apostar por que los vecinos se unan como barrio y sociedad frente a las posturas que imperan de corte individualista y centrada en el consumo sin pensar en la salud y el aire limpio.

Para finalizar, el director de la Alhambra y el Generalife recordó los grandes retos que trae el siglo XXI: sostenibilidad, calidad de vida, medio ambiente saludable o el desarrollo de una ciudad inteligente. En esta línea habló del futuro Albaicín: "de sí queremos que sea un mero dormitorio o un espacio para que puedan desarrollarse con orgullo y posibilidades nuestros hijos y nuestros nietos". "La agricultura ecológica, la ganadería de calidad, la artesanía, el turismo sostenible... el deporte la gastronomía, la investigación y la cultura pueden ser los caminos de futuro que hoy nos toca diseñar y poner en marcha".

Tras el pregón, tuvo lugar la tradicional entrega de los Gorriones de Plata que este año han recaído en la Asociación de Mujeres Alhalba, el policía Florencio Pérez Motiño, uno de los miembros de la propia Asociación de Vecinos del Zaidín-Vergeles, Diego Ariza Franco. A título póstumo recibió también este premio José Rodríguez González, el fundador de Construcciones Rodríguez. El último de los galardones de la edición de este año estuvo dedicado al que fuera presidente-delegado de la Federación Granadina de Fútbol, Miguel Prieto García, a título póstumo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios