Parque Nacional de Sierra Nevada

El refugio de La Carihuela llega a acumular 50 kilos de basura

  • El Parque Nacional reactiva la campaña informativa para recordar a los montañeros la necesidad de recoger los excrementos y toallitas

  • Unos montañeros dieron aviso de la presencia de varias bolsas de basura en el refugio, que fueron retiradas el pasado lunes

Montañeros en la Sierra. Montañeros en la Sierra.

Montañeros en la Sierra. / Carlos Gil

El Parque Nacional de Sierra Nevada, uno de los enclaves naturales protegidos más visitados de España, mantiene la alerta por el aumento de la presencia de excrementos y residuos en las cumbres. Así, este verano –como los anteriores– el Parque mantiene una campaña informativa en la que recuerda la necesidad de mantener limpio el entorno.Así, han reeditado los folletos en los que recuerdan la importancia de “recoger los residuos de higiene personal”, lema encuadrado bajo una aclaradora imagen de un rollo de papel higiénico y de una mano que deposita una bolsita hermética en un contenedor.

El Parque, que se extiende entre las provincias de Granada y Almería, tiene previsto incrementar la campaña de cara a la próxima romería de la Virgen de las Nieves, debido a la masiva asistencia de montañeros. A lo largo de 2017, según los últimos datos publicados, visitaron este espacio protegido 735.000 personas. El mantenimiento depende, en gran medida, del comportamiento de los propios montañeros, que deben responsabilizarse de los residuos que generen.

Desde el espacio protegido se indica que “el aumento de visitantes” está detrás de nuevos “problemas medioambientales y sanitarios”. El texto editado para su difusión reconoce que hay un aumento en la presencia de “excrementos humanos, papel higiénico, toallitas... en determinadas zonas”, entre las que se señalan las inmediaciones de los refugios. Precisamente en el de La Carihuela el pasado domingo unos montañeros alertaron a los agentes del Parque de la presencia de varias bolsas de basura en el refugio. Lo hicieron con un video. En total, según la información que se ha facilitado en las redes sociales, se retiraron 50 kilos de residuos. Eran, sobre todo, restos de comida.

El conservador del Parque Nacional, Ignacio Henares, señaló la importancia de que sean los propios visitantes los que se hagan cargo de los residuos, ya que no hay servicio de recogida y en algunos puntos es imposible acceder con vehículo. No obstante, el Parque cuenta con una cuadrilla de mantenimiento, que gestiona la recogida. Sin embargo, esto supone un paso atrás “educativamente”, ya que no se conciencia a los visitantes de la importancia de tener un comportamiento cívico.“Si se recoge, la gente termina por dejar basura”, indica Henares. En el caso de La Carihuela fue esta cuadrilla la que retiró las bolsas de basura, probablemente abandonadas por un grupo de montañeros de fin de semana. En el entorno también se detectó la presencia de restos, fundamentalmente excrementos.

Las heces tardan más de un año en desaparecer “en las mejores condiciones”

También hay montañeros que no sólo se llevan sus restos, sino que colaboran transportando los residuos que otros dejan. El problema es cuando la basura abandonada supera la capacidad de cualquier mochila, como los 50 kilos de La Carihuela.

Además de incívico, este comportamiento tiene consecuencias más concretas. En el caso de que un montañero sea sorprendido dejando atrás restos, la normativa que rige en el Parque permite abrir un expediente que puede finalizar con una multa económica.Henares indica que en los meses de julio y agosto, con motivo de una mayor presencia de visitantes, se ha reforzado el servicio de agentes medioambientales y de guías en las altas cumbres. Realizan una tarea informativa pero también de vigilancia.

Folleto. Folleto.

Folleto. / R. G.

En la información que se facilita a los montañeros en el centro de interpretación y en los centros de visitantes se indica, además, “algunas recomendaciones sobre cómo puedes cumplir con tus requerimientos fisiológicos de un modo amable y respetuoso con la Naturaleza”, como buscar un lugar “alejado de caminos” y equipamientos de uso público, que esté a más de 60 metros de fuentes o lagunas, “no lo hagas sobre los neveros”. También recomienda enterrar los excrementos o “si quieres dar un paso más, llévatelos en una bolsa”.

“En las mejores condiciones tu excremento tardará más de un año en desaparecer, algo más el papel, y más aún toallitas, compresas, tampones o pañales”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios