Provincia

"¡Llevadme vino de Montilla al Caribe!"

  • La chef Eva Millán abre la 63 Fiesta de la Vendimia con un pregón cargado de anécdotas y sentido del humor

  • Las actividades se sucederán hasta el lunes

La pregonera, Eva Millán, junto al alcalde de la ciudad, Rafael Llamas. La pregonera, Eva Millán, junto al alcalde de la ciudad, Rafael Llamas.

La pregonera, Eva Millán, junto al alcalde de la ciudad, Rafael Llamas. / reportaje gráfico: juan ayala

Comentarios 0

"¡llevadme vino de Montilla al Caribe mexicano, por favor os lo pido!". Fue el grito de auxilio que la chef Eva Millán, finalista de la primera edición de Masterchef, lanzó ayer -medio en broma medio en serio- durante el pregón de apertura de la 63 Fiesta de la Vendimia, que llenó de recuerdos y anécdotas el patio de las bodegas Pérez-Barquero. "Siempre tengo la intención de poner en mis platos de eventos y en mis cenas maridajes con mi vino Montilla-Moriles y usar mi vinagre, que es el mejor del mundo, ¡pero no hay manera!", se quejó entre chanzas la chef, que acaba de emprender una carrera empresarial en solitario al otro lado del Atlántico tras años como jefa de cocina de un resort en el Caribe, una labor que compatibilizará con clases de alta cocina mexicana en Le Cordon Bleu y la Universidad Tecnológica.

"Si pido pedro ximénez de Montilla para hacer unas deliciosas carrilleras, me acaban dando moscatel. ¡Y no es lo mismo!", continuó. "Si pido fino me traen un sherry envasado en los Estados Unidos. ¡Y yo con Donald Trump no quiero tratos! Y cuando hablo de un fino, me dicen que si en España hay vinos que son gordos. Un desastre", bromeó. Y se ofreció a contribuir "a la expansión de unos caldos que merecen ser aún más conocidos en México", pues "es lo mínimo que se puede esperar de una pregonera".

Eva Millán abundó en que "el maridaje de vinos es como un matrimonio bien avenido". Se trata de una labor tanto creativa como de una organización sensorial completa que, cuando se consigue, hace crecer la felicidad de los comensales". Así, el sumiller y el chef pasan a ser un equipo indivisible, ya que "si falla el trabajo de uno, estropea el del otro". Destacó, en este sentido, las diferentes acciones de bodegas y restauradores para potenciar mutuamente sus productos a través de la celebración de comidas y cenas organizadas en torno a esta idea del maridaje.

Nacida en Canarias y criada en Jaén pero de padre montillano, su familia se asentó en la localidad de la Campiña Sur cuando era una adolescente. Y narró cómo, tras la mudanza, siguió el proceso de amontillamiento. "Mis nuevos amigos me indicaron que era necesario bautizarme y que, para ello, debía cumplir con la ceremonia de beberme un medio de vino del tirón... No sé si quedé bautizada, pero que muy contenta ya os digo que sí", revivió. "De un solo trago caté el sabor de esta tierra y me afloró en boca el retrogusto de sus costumbres, que desde entonces disfruto cuando estoy presente y añoro en mis periodos de ausencia", rememoró con emoción.

"Los jóvenes de Montilla tienen en Eva Millán la demostración de que merece la pena decidirse a luchar y a esforzarse para hacer realidad el sueño de cada uno", destacó el alcalde, Rafael Llamas (PSOE). El regidor animó a visitar la localidad en estos días aprovechando la Fiesta de la Vendimia, que posee la declaración de Interés Turístico Nacional y está enmarcada dentro de las celebraciones de este tipo más antiguas de España. "La cultura de la viña y el vino, las tradiciones enmarcadas en el extenso mundo de la enología y el rico patrimonio histórico de Motnilla son los ejes en torno a los que se desarrollan los distintos actos que integran, en clave festiva, la Vendimia", animó a descubrir.

Además, aunque el grueso de los festejos se concentra este fin de semana, el programa se prolonga hasta finales de septiembre. Así, el viernes 7 tendrá lugar una noche de leyenda y tradición con la ruta nocturna con farolillos de melón, a la que están invitados niños y personas de todas las edades, y entre las 19:00 y la medianoche se celebrará el Montilla Market en la Puerta de Aguilar y la Corredera. El sábado 8, el Castillo de Montilla acogerá Vinarte, una cena maridaje con vinos ecológicos, mientras que el fin de semana del 14 y 15 de septiembre tendrá lugar el Montijazz con actuaciones de La Canalla y Crash For Jazz en el lagar Cañada Navarro y de Dorantes y Mandola Jazz Quartet en Alvear. El sábado 22, además, habrá una jornada de puertas abiertas en bodegas y lagares

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios