Fruit Attraction 2019 La superficie andaluza cultivada bajo control biológico crece un 5,6% en esta campaña

  • Almería lidera esta apuesta, que ha pasado de 23.345 hectáreas del año pasado a las actuales 24.740, lo que supone recuperar el estandarte de la agricultura intensiva, tras varios años de descensos

Carmen Crespo, durante su visita a las empresas andaluzas en Fruit Attraction. Carmen Crespo, durante su visita a las empresas andaluzas en Fruit Attraction.

Carmen Crespo, durante su visita a las empresas andaluzas en Fruit Attraction.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, que ayer dio la enhorabuena a la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Aproa) por su campaña Eurocute ‘Cultivating the taste of Europe’, que estos días hace 'parada técnica' en Fruit Attraction, ha reafirmado su apoyo a iniciativas como ésta dirigida a “abrir nuevos mercados y mostrar lo bien que se trabaja en Andalucía desde el punto de vista de la sostenibilidad”.

Un ejemplo de la apuesta creciente del campo andaluz por las prácticas sostenibles es que para 2019-2020 se espera un repunte en la superficie de control biológico de la Comunidad Autónoma tras varios años de reducción paulatina. En concreto, se estima que se producirán bajo este tipo de técnicas casi 1.400 hectáreas más que la pasada campaña (+5,6%), elevándose el total de 23.345 hectáreas a una superficie de 24.740 hectáreas.

Este aumento se debe, principalmente, al crecimiento del control biológico en cultivos como el pepino, la berenjena o el pimiento. En el caso de esta última hortaliza, casi el 100% de la superficie se cultivará bajo estos métodos más sostenibles de control de plagas. Las previsiones para la campaña 2019-2020 apuntan a una superficie de pimiento con control biológico de 11.500 hectáreas (375 hectáreas más).

Carmen Crespo con el presidente de Vicasol, Juan Antonio González. Carmen Crespo con el presidente de Vicasol, Juan Antonio González.

Carmen Crespo con el presidente de Vicasol, Juan Antonio González.

En el caso del tomate, el cultivo bajo estas técnicas ascendería en un 20% (1.100 hectáreas) hasta las 5.300 hectáreas, extensión que representa el 60% de la superficie productiva. El empleo de control biológico para cultivar pepino crecería de 3.350 hectáreas a 3.410 hectáreas (+2%), alcanzando el 70% de la superficie productiva; en la obtención de berenjena y calabacín se prevé un aumento del 1% y el 2,3%, respectivamente.

Sumideros de CO2

Carmen Crespo, que ayer visitó a las empresas andaluzas en el Pabellón 9 del certamen, ha resaltado que en Andalucía se obtienen “productos de calidad con mucha sostenibilidad” y ha apuntado, en concreto, al caso de la producción de los invernaderos, que, al ser “sumideros de CO2”, tienen también un “importante papel en la protección del medio ambiente”.

Al respecto, la titular de Agricultura ha valorado la apuesta de las empresas del sector agrícola andaluz por innovar para continuar avanzando en la sostenibilidad de la actividad, por ejemplo, a través del uso de cubiertas de plástico reciclables o mallas biodegradables. Crespo ha hecho hincapié en que desde el sector andaluz se están haciendo aportaciones relevantes a la protección del entorno natural desde la producción agraria, “que es fundamental para Andalucía”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios