Covirán Granada | A aro pasado ... Y todos dieron un paso adelante

  • El Covirán Granada, que necesitaba reaccionar, se reivindicó con una victoria ante Alicante que da mucha moral

Todos los que jugaron ante Alicante aportaron para lograr el triunfo.

Todos los que jugaron ante Alicante aportaron para lograr el triunfo. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

"Todos vamos a dar un paso adelante". Estas palabras de Alejandro Bortolussi publicadas en este diario la pasada semana, cuando el entonces líder Alicante asomaba por el horizonte, eran toda una declaración de intenciones días antes de que el Covirán Granada afrontara un partido muy complicado porque a la entidad del rival se añadía dos derrotas previas y otras tantas bajas de gran calado entre las huestes de Pablo Pin, como eran el propio ala-pívot y Bamba Fall.

Era como una arenga antes de morir en el combate, palabras de motivación que, he aquí lo más difícil, había que acompañar con hechos.

Del dicho al hecho

En este caso hubo poco trecho. Bortolussi había manifestado que los jugadores y técnicos del equipo rojinegro se habían conjurado para cambiar el chip mostrado en los pobres choques ante los equipos de Lérida y Gerona, dos conjuntos sobre el papel inferiores ante los que se había caído en la vuelta a la competición tras un largo parón motivado por los casos de Covid-19 en varios conjuntos rivales.

Fueron 40 días en los que el equipo de Pablo Pin había protagonizado su particular travesía por el desierto, en este caso, por la pista de entrenamiento sin más rumbo que el de preparar partidos que no se iban a jugar. Y cuando volvió a hacerlo se descubrió que el motor estaba gripado, quizá de tanto arrancarlo para nada.

El partido

Si las bajas de Bortolussi y Fall no auguraban nada bueno ante uno de los gallitos del grupo, peor se puso el panorama cuando en el segundo cuarto se lesionó Alex Murphy.

Alex Murphy, atendido por el médico del Covirán. Alex Murphy, atendido por el médico del Covirán.

Alex Murphy, atendido por el médico del Covirán. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

El estadounidense con pasaporte finlandés había demostrado en los 14 minutos que había estado en pista que había dado un paso al frente, pero de golpe y porrazo (¡vaya porrazo!) se quedó fuera (del) juego. Quedaba mucho por delante y en ese momento el marcador apuntaba malas maneras.

El partido ante Alicante fue muy intenso. El partido ante Alicante fue muy intenso.

El partido ante Alicante fue muy intenso. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Todos a una

Los alicantinos intentaron poner tierra de por medio –llegaron a tener once puntos de ventaja–, pero no tardaron en comprobar que enfrente había un 'puñao' de jugadores dispuestos a dar la cara, todos ellos, en la medida de sus posibilidades.

Poco a poco se volteó la tortilla hasta que se coció un partido de ésos en los que los pocos que estábamos en el Palacio de Deportes imaginábamos el ambiente que se podría estar viviendo en las gradas si el Covid-19 hubiera sido una palabra desconocida. Sobre el parqué se vio un equipo que había dado un paso adelante para ofrecer buenos momentos de baloncesto y, a la postre, una victoria que permite cambiar los gestos alicaídos que se veían tras el retorno a la liga.

La previa

Se ganó porque se jugó un partido que estuvo a punto de ser suspendido. Quedó la impresión de que dadas las bajas hubo un 'intentó' de una jugada paralela sobre la base de un posible caso de Covid-19 en un allegado en los entrenamientos. Pero se jugó... y se ganó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios