Covirán Granada | Aro pasado El Covirán Granada, víctima de sus propios errores

  • El cuadro de Pin despidió 2019 ofreciendo la imagen de irregularidad habitual en este curso

Kapelan es la viva imagen del Covirán esta campaña marcada por su irregularidad. Kapelan es la viva imagen del Covirán esta campaña marcada por su irregularidad.

Kapelan es la viva imagen del Covirán esta campaña marcada por su irregularidad. / Carlos Gil

El Covirán Granada dijo adiós a 2019 con una nueva derrota, la novena en quince partidos, y no pudo despedirse del año con un buen sabor de boca pese a que, por momentos y sobre todo en el inicio de último parcial, estuvo cerca de conseguirla. Los de Pablo Pin hicieron lo más difícil, que era remontarle al líder hasta quince puntos, pero está claro que el no ganar con asiduidad tiene a los rojinegros cohibidos y ansiosos cuando tienen que amarrar un triunfo. La mejor racha que hasta el momento han conseguido han sido de dos victorias consecutivas, entre la tercera y la cuarta jornada, y así es muy complicado coger confianza y soltarse, que es lo que les falta.

Presionados

Señaló el técnico granadino al término del choque que nota presionados a sus jugadores. Tres triunfos en las últimas once citas es una cifra para que sientan la presión de no estar haciendo las cosas bien. Es una realidad que, en relación al curso anterior, se está cinco puestos más abajo en la tabla con dos victorias menos que hace un año. Pero son las sensaciones las que no invitan al optimismo a día de hoy. Y no porque no haya calidad, que la hay, sino por la falta de confianza en algunas piezas fundamentales, así como la irregularidad de jugadores llamados a marcar la diferencia.

Pocas alegrías le están dando sus jugadores a Pablo Pin esta campaña. Pocas alegrías le están dando sus jugadores a Pablo Pin esta campaña.

Pocas alegrías le están dando sus jugadores a Pablo Pin esta campaña. / Carlos Gil

Víctimas

También apuntó Pin en rueda de prensa que están siendo víctimas de la buena campaña que realizaron en su debut en LEB Oro. Como frase queda muy bien pero es cierto que cuando se aumenta el presupuesto lo normal es que se exija más a un equipo. Y este es el caso del Covirán. En una entrevista concedida a Granada Hoy el pasado mes de junio, el presidente de la entidad, Óscar Fernández-Arenas, reconoció que el presupuesto subiría en torno a un 15% para este curso en relación al anterior. Unos 780.000 euros que deben dar para no ser víctimas y sí estar, como mínimo, en una posición en la tabla mucho más cómoda.

El convenio

Resulta cuanto menos extraño que el pasado jueves día 26 no se convocara a los medios de comunicación para presentar el convenio entre el Ayuntamiento de la capital y la entidad rojinegra. Como que tampoco se diga en las notas de prensa que mandaron ambas entidades qué cantidad económica aportará el Consistorio para “para impulsar el baloncesto en la ciudad”. Eso sí, el alcalde Luis Salvador hizo referencia a un acuerdo para dar estabilidad al club y construir un proyecto ganador. Según esas palabras, el máximo representante de la ciudad metió, con sus palabras, presión al Fundación. Más madera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios