Liga Europa El Valencia, otra vez a remontar ante Emery

  • El conjunto 'ché' tendrá que darle la vuelta a un 3-1 contra un Arsenal que tampoco vive su mejor momento

Emery, a su llegada a Valencia. Emery, a su llegada a Valencia.

Emery, a su llegada a Valencia. / EFE

El Valencia recibirá al Arsenal, en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa, confiando en que el impulso de jugar en Mestalla y la solidez que le acompaña habitualmente en su campo le permitan remontar el 3-1 con el que el equipo inglés venció en la ida.

El tercer tanto del conjunto londinense, a pocos segundos de que se cumpliera el tiempo reglamentario, complica las opciones del Valencia, que asumía el 2-1 como un buen resultado.

En cualquier caso, todo apunta a que necesitará de una gran solvencia defensiva para poder exprimir sus opciones de remontada, una exigencia que choca con el gran poder goleador que muestra el Arsenal, y más al contragolpe, con la pareja que forman Aubameyang y Lacazette.

Además de la de Kondogbia, que el martes comenzó a reintegrarse en los entrenamientos del equipo, el entrenador asturiano también tendrá las bajas de Denis Cheryshev, lesionado, y Kang In Lee, concentrado con la selección sub 20 de Corea del Sur.

El Valencia afronta este encuentro tras haber logrado el pasado domingo una solvente victoria en el campo del Huesca (2-6) que le permite mantener viva la posibilidad de clasificarse para la próxima Champions vía Liga.

El partido supondrá un nuevo regreso del técnico Unai Emery al que fue su campo durante cuatro campañas, de 2008 a 2012, si bien su relación con la grada de Mestalla se enturbió en 2014, tras su efusiva celebración en este escenario por su clasificación para la final de la Liga Europa con el Sevilla, tras un gol en el último minuto.

Enfrente, a pesar de la decepción del desastre liguero, el Arsenal se aferra a la Liga Europa como camino a la Liga de Campeones.

El sorprendente empate a uno ante el Brighton, que no se jugaba nada, ha dejado a los de Emery fuera de la lucha por la Champions y, a falta de una jornada en Inglaterra, solo la vía de la Europa League les sirve para entrar en la máxima competición el año que viene.

La victoria ante los valencianistas es un oasis en un desierto de malos resultados, ya que en la competición doméstica solo han logrado un triunfo de los últimos cinco partidos.

El título europeo es además una de las asignaturas pendientes de los Gunners que Arsene Wenger, en 22 años en Highbury, fue incapaz de aprobar. En el palmarés londinense solo aparece una Copa de Ferias en 1970 y una Recopa, en 1994, aparte del recuerdo de la final de Champions perdida en París.

Con la lección aprendida de lo que ocurrió el año pasado cuando cayeron eliminados ante el Atlético de Madrid en esta misma ronda, el Arsenal se encomienda a sus delanteros y a no cometer errores atrás para llegar a Baku.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios