Movimiento #quierocorredor 1.500 empresarios reclaman que el Corredor Mediterráneo esté en 2025

Representantes empresariales e institucionales, en el acto de Elche. Representantes empresariales e institucionales, en el acto de Elche.

Representantes empresariales e institucionales, en el acto de Elche. / M. G.

Si los primeros compromisos políticos sobre el Corredor Mediterráneo –una infraestructura vital para el 50% de la población, que reside en las comunidades autónomas bañadas por ese mar– se hubiesen cumplido, esta infraestructura ferroviaria estaría ya terminada en sus tramos españoles. Pero la realidad es bien distinta y, por eso, desde hace tres años la sociedad civil y, singularmente, el empresariado se ha movilizado para informar y sensibilizar a la población –y, con ello, presionar a la Administración– de la importancia de que se acelere su ejecución, imprescindible para el tráfico de viajeros y de mercancías.  

Esa sociedad civil tuvo este jueves en Elche un nuevo gesto de fuerza: 1.500 empresarios se reunieron en la Institución Ferial Alicantina para reclamar al Gobierno que termine los 14 tramos del Corredor Mediterráneo en 2025. Y la Administración recogió el guante. 

No vino a Elche, como estaba previsto, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, pero su Departamento estuvo representado por el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, quien sostuvo ante un auditorio muy comprometido con esa petición que con el actual ritmo inversor puede cumplirse ese objetivo temporal. 

Saura recordó que el actual Ejecutivo, que está en funciones, ha licitado en el año y medio que lleva constituido “tres veces lo que licitó el anterior”. Saura le puso cifras: 2.000 millones de euros licitados en esos 18 meses. 

Además, se comprometió a licitar “otros 4.000 millones más” para lograr el corredor esté terminado en 2025. 

El secretario de Estado admitió que España no cumplirá ni “sus objetivos de competitividad” ni tampoco “los medioambientales” si no se termina el Corredor Mediterráneo.  

También se comprometió Saura a la próxima eliminación del “cuello de botella” que el transporte por ferrocarril tiene en Vandellós y a que en los próximos meses el AVE llegue a Elche y a Orihuela. Nada dijo de los tramos andaluces

Y es que Andalucía estuvo escasamente representada en el Acto Empresarial por el Corredor Mediterráneo. Unos 65 inscritos procedían de la comunidad autónoma. Entre ellos Rafael Gómez, consejero de Mercadona, empresa muy comprometida con esta reivindicación –estuvo igualmente su presidente, Juan Roig–, en línea con que son los empresarios valencianos los que iniciaron el movimiento #quierocorredor

Andalucía, en esta ocasión, tampoco tuvo representación institucional. Ni el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ni ningún consejero andaluz, acudieron a Elche. Sí estuvieron los máximos exponentes de los gobiernos murciano –Fernando López Miras, del PP– y valenciano –Ximo Puig, del PSOE–. 

Tampoco desde la patronales hubo presencia física, aunque sí apareció en uno de los vídeos reivindicativos el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara

El presidente de la Asociación de Empresarios Valencianos, Vicente Boluda, señaló para justificar la importancia de acelerar la ejecución de las obras, que el coste del transporte de mercancías en España se reduciría en un 20% si estuviese terminado el corredor en este momento. Por ello, reivindicó la necesidad de acabarlo en 2025 y no demorarlo a 2030, “porque estamos convencidos de que el corredor generará empleo y hará de España un país más conectado y con mayor igualdad de oportunidades”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios