Infraestructuras

Adelanto electoral: los proyectos de la provincia que vuelven al limbo

  • La Variante de Loja, la Segunda Circunvalación y la instalación del CATE de Motril son algunos de los retos pendientes del Gobierno

La Variante de Loja, la gran damnificado por el adelanto electoral. La Variante de Loja, la gran damnificado por el adelanto electoral.

La Variante de Loja, la gran damnificado por el adelanto electoral. / Carlos Gil

La nueva fecha electoral del 28 de abril es una vuelta para empezar en todo el país que a su vez tiene sus repercusiones propias en cada territorio. Como señala el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, Gerardo Cuerva, todos los años con elecciones conllevan una ralentización de las administraciones.

Así, en estos años consecutivos de incertidumbre política y gobiernos poco consistentes, Granada ha visto como muchos proyectos han ido de un lado para otro sin concretarse.

De nuevo la fecha de la puesta en marcha AVE vuelve a convertirse en la gran incógnita, ya que el actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se había comprometido a que estuviera inaugurado en junio. No obstante, el horizonte electoral y otras cuestiones propias del proyecto indican que no hay nada decidido sobre cuándo se inaugurará la Alta Velocidad y quién lo hará.

Al debate ferroviario hay que añadir otra serie de temas que ahora regresan al limbo como son la Segunda Circunvalación o la instalación del CATE de Motril para acoger inmigrantes. Por no hablar de la presa de Rules, cuyas canalizaciones pasan de un Ejecutivo a otro mientras los partidos se van pasando la pelota y arrojándose las culpas mientras los agricultores de la Costa aguardan una infraestructura importantísima para la provincia.

El acelerador de partículas de Escúzar estaría “encarrilado en una primera fase”

Precisamente, esta semana los constructores y los empresarios granadinos han salido a reclamar públicamente a las instituciones que abanderen la lucha de las infraestructuras con una visión a medio y largo plazo que les permita plantear los proyectos pendientes a la vez que se van ejecutando los que están ya iniciados.

En este sentido, si hay una promesa que Granada tiene grabada a fuego es la del AVE, que según el Ministerio de Fomento y la presidenta de Adif tendría que llegar a Granada en junio, aunque los márgenes burocráticos siguen siendo muy estrechos. Y, en el fondo, todo dependerá en última instancia de que lo dicte la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

Pero por encima de la llegada del AVE, los trámites burocráticos, los últimos retoques de las obras y esperar a saber qué ministro y qué alcalde llegarán a Andaluces subidos en el tren, hay otros dos proyectos ferroviarios que podrían dilatarse mucho más como son la Variante de Loja y el soterramiento en La Chana cuando llega a la ciudad.

Porque el AVE (siempre y cuando la formación de gobierno no se alargue demasiado) lo lógico es que se acabe inaugurando en este 2019 mientras la Variante de Loja pasa ahora a estar fuera de plano.

Una de las novedades granadinas del borrador de Presupuestos Generales del Ejecutivo de Pedro Sánchez era la inclusión de este proyecto de un trazado de 2,6 kilómetros para evitar el estrecho túnel de San Francisco de Loja, del siglo XIX. El PSOE rescató del cajón esta infraestructura que tenía una condición importante y es que el Ministerio de Fomento tendría que haberla acabado en este 2019, ya que a partir de 2020 caduca el estudio impacto ambiental lo que obligaría prácticamente a empezar de cero.

De hecho, en la última Mesa del Ferrocarril de Granada celebrada hace dos semanas se había manifestado la propuesta de Fomento de empezar a construir la Variante de Loja en octubre con el objetivo de terminarla antes de final de año.

De la misma manera, en el soterramiento –previsto en un principio para 2020–todavía ni siquiera se ha redactado el proyecto y con esta tesitura política pasa a un lugar secundario.

La Segunda Circunvalación, una obra que era prioritaria en los Presupuestos Generales, también es otro de esos proyectos que habrá que ver cómo le afecta en los próximos meses el parón electoral, ya que probablemente es una de las infraestructuras más demandas en la Granada metropolitana.

Una patata caliente importante es la del CATE de Motril, cuya ultima información es que Subdelegación está trabajando para buscar otra ubicación distinta a la propuesta junto a CLH. En cualquier caso, todo dependerá de la sensibilidad del nuevo Gobierno central en cuestión de política migratoria y, sobre todo, de actuación.

Asimismo, otras cuestiones relevantes sobre el tema de la seguridad son la construcción de la nueva Comisaría de Policía del Zaidín o las demandas sindicales de incrementar el número de agentes en Motril y Baza.

Por otra parte, del Gobierno central dependen diferentes partidas como el proyecto ferroviario del bypass de Almodóvar del Río que acortará el viaje en tren con Sevilla o cuestiones de ámbito patrimonial como la conservación de la Abadía del Sacromonte.

Aunque, quizás, uno de los proyectos más relevantes como es el del acelerador de partículas IFMIF-Dones esté encarrilado en una primera fase y no dependa tanto de los vaivenes políticos del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios