Infraestructuras

Adif, a punto de completar el viaducto de Riofrío para el AVE de Granada

La extensión de la plataforma del viaducto de Riofrío está a punto de tocar tierra.

La extensión de la plataforma del viaducto de Riofrío está a punto de tocar tierra. / Adif

Las obras de la estructura del viaducto de Riofrío, el tramo de entrada a la que será la futura Variante de Loja para la Alta Velocidad, y desde hace pocos días, confirmado como punto de paso del Corredor Mediterráneo de mercancías, están en la recta final. Adif ha informado de que solo queda por construir dos de los doce vanos del puente que está en ejecución desde 2019, y que los movimientos de tierras del tramo en superficie que será previo, según los proyectos iniciales, a la que sería futura Estación de Loja, están concluidos al 99%.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, a través de la empresa adjudicataria de las obras, en su última información indica que la plataforma del puente se encuentra en ejecución en el vano número 11. En concreto se está premontando la ferralla de este segmento, cuyos trabajos se iniciarán en breve. Quedará el último y duodécimo, y son los dos vanos de menor altura. Un vano es el espacio entre los pilares sobre los que se alza el puente.

Este viaducto tiene una longitud de 580 metros y se compone de un total de diez pilas, las estructura verticales que soporta el tablero sobre la que estará montada la vía, y doce vanos. "A la fecha actual las pilas del viaducto sobre el ferrocarril convencional están ejecutadas en su totalidad, así como los 10 primeros vanos o tramos del tablero", describe Adif.

Por otro lado, el movimiento de tierras está prácticamente finalizado, ya que los desmontes se encuentran ejecutados al 99% y los terraplenes al 97%. Actualmente están acabados en la fase de coronación de tierras, quedando pendiente capa de forma y subbalasto, las dos últimas capas de las cinco de las que se compone lo que se llama como vía del tren en su conjunto. Con esto, se queda el tramo de vía en suelo prácticamente listo para la instalación de la vía, catenarias, sistemas de comunicación y señalización, que son objeto de un contrato diferente.

Dentro de esta parte de la obra se ha extendido también la capa del llamado pedraplén, que es un elemento constructivo que consiste en la extensión y compactación de materiales pétreos procedentes de excavaciones de roca. Se usa para la construcción de rellenos, bien de gran altura o que sean inundables.

Una vez terminadas esta parte se comenzó a desarrollar el drenaje del tramo sobre superficie. Así, el drenaje transversal se encuentra finalizado y en cuanto al longitudinal de la plataforma, el que marcha en paralelo a la vía, la excavación de cunetas se encuentra ejecutada al 78% y se ha hormigonado un 20% de las mismas.

Este viaducto da acceso a la Variante de Loja, de cuyos tres tramos se están adaptando los proyectos a la normativa europea de seguridad para poder pasar las declaraciones de impacto ambiental. Pero este no se pondrá en funcionamiento hasta que la propia Adif saque a licitación y adjudique las obras de instalación de la doble vía entre Archidona y Riofrío, y entre Loja y Granada capital hasta la bifurcación de La Chana, un proceso que ahora se encuentra parado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios