La Ética será sustituida por Valores Cívicos en 4º de la ESO, según la ley Celaá Una adolescencia sin Ética

  • Estudiantes de Filosofía de la Universidad de Granada protestan por la decisión del Gobierno de eliminar la asignatura de 4º de la ESO en la demoninada ley Celaá

Facultad de Filosofía y Letras. Facultad de Filosofía y Letras.

Facultad de Filosofía y Letras. / Antonio L. Juárez / Photographerssports

"En un mundo podrido y sin ética, a las personas sensibles sólo nos queda la estética" decía aquel poeta llamado Makinavaja y no iba desencaminado. Al mundo cada vez le queda menos ética y muy pronto, si nadie lo remedia, también se cercenará la posibilidad a los adolescentes de estudiar Ética en 4º de la ESO. Pues eso, sin ética y otro palo a la Filosofía en la Educación.

La situación no ha pasado desapercibida entre los profesores que enseñan a Aristóteles, Platón, Ortega y Gasset o María Zambrano y menos aún entre los universitarios que aprenden a ver y enseñar el mundo a través de la filosofía y aspiran a poder contarla de la mejor manera a generaciones venideras.

"La Ética en particular y la Filosofía en general son materias indesligables del ser humano porque buscan responder a preguntas que tarde o temprano todos debemos afrontar", asegura el granadino Enrique Aranda, uno de los muchos jóvenes que integra la plataforma Estudiantado en Defensa de la Ética y que aglutina a representantes de diferentes universidades españoles "desalentados" ante lo sucedido en la último Comisión de Educación y la decisión de no contar con la Ética en el proyecto curricular de la Educación Secundaria Obligatoria, concretamente en el cuarto curso de este viaje adolescente.

Sorprendidos también de que la noticia haya tenido tan poca repercusión a nivel nacional han decidido llamar la atención con esta plataforma con la intención de movilizarse "para evitar por todos los medios disponibles que la Ética sea eliminada de la Educación Secundaria Obligatoria, lo que consideramos que perjudicaría no sólo al alumnado sino también a la futura ciudadanía".

La plataforma nacida en Granada, a la que se han sumado estudiantes de Filosofía de todo el país, está dividida en cuatro subgrupos encargados de distintas tareas (elaboración de manifiestos, comunicación y contacto con los medios, acciones de protesta y acciones legales) los portavoces de los grupos son estudiantes de Filosofía del MAES (Máster del Profesorado) de la UGR.

"No sólo perjudica al alumnado sino también a la ciudadanía”, dicen los jóvenes filósofos"

"Estudiar Ética nos permite no solo conocer las distintas perspectivas e ideas que sirvieron de base al pensamiento científico, a las democracias actuales o a muchos de los movimientos sociales que siguen en lucha a día de hoy, sino que también provee de las herramientas para desarrollar críticamente unos valores propios que se basen en la argumentación y el escepticismo", señalan desde la plataforma sobre la necesidad de educar de una manera lo más independiente posible y enseñar a pensar, ese trabajo difícil por el que no suelen pagar demasiado.

Según los estudiantes de Filosofía "no hay ninguna otra asignatura en la ESO que cuente con estas características". Al contrario, cree que en la mayor parte del periodo de formación obligatoria, los alumnos aprenden a comprender y obedecer reglas y criterios externos. En resumidas cuentas, creen que el valor esencial y diferencial de la Ética (hermana pequeña de la Filosofía o al revés) es que los adolescentes desarrollen autonomía en sus pensamientos.

Sobre la razón de poner de nuevo a la Filosofía en el precipicio educativo, lo tienen claro: "En la actualidad existe un desprecio de todos los saberes que no sean de tipo instrumental, productivo y ello sitúa con frecuencia a la Ética y a la Filosofía en el punto de mira", destacan, a la vez que ven una devaluación de las enseñanzas humanitarias. “La ley Wert ya supuso un ataque a la Filosofía en la ESO y en el Bachillerato. Y ahora, con la LOMLOE, tanto la Ética como la Cultura Clásica y, por tanto, el posterior estudio de las asignaturas de Filosofía, Latín y Griego vuelven a estar amenazadas", señalan desde el colectivo filosófico o filosofal.

No obstante, apuntan que en el caso particular de la Ética no es una disciplina fácilmente encasillable dentro de las humanidades "pues ramas de la misma como la Bioética o la Ética de la Tecnología son cada vez más necesarias en nuestra sociedad tanto para quienes estudian humanidades, sino también para aquellos estudiantes que aspiren a ser sanitarios, investigadores o ingenieros".

Respecto a esta decisión de la denominada ley Celaá (por la ministra que ha puesto en pie a la concertada y a los filósofos) y a las contradicciones de que esta asignatura la elimine un Gobierno socialista, aseguran que lo más llamativo es que "el propio Pedro Sánchez admitió que la Ética es una parte fundamental del contenido curricular en la ESO para todo el alumnado". Sin embargo, la propuesta del PSOE es sustituirla por una asignatura de Valores Cívicos.

"Desde la plataforma nos oponemos porque dicha asignatura no cumple con las características de la Ética antes mencionadas: se limita a enseñar un código de valores externo en lugar de fomentar el espíritu crítico y la autonomía en el estudiantado", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios