El niño del rollo

Rue de la Morale

La ética no se limita a transmitir valores. Además, reflexiona sobre los valores mismos y cuestiona su fundamento

La Rue de la Morale se encuentra en el pueblo de Poupry, al norte de Orleans. Procuro titular mis columnas con nombres de calles de mi ciudad, pero en cuanto he querido hablar sobre ética, no sé por qué, me he tenido que ir muy lejos.

La ética es la reflexión filosófica sobre la moral, pero cuando yo iba al instituto la ética se identificaba con unas películas de tema escabroso mediante las cuales el profesorado de cualquier disciplina entretenía a quienes no querían ir a clase de religión. Cuando no había película, los de Ética leían un libro, Ética para Amador, que era como la Biblia de quienes no querían leer la Biblia. Este libro lo había escrito un señor, Fernando Savater, que poco a poco se iba haciendo más rico y más de derechas.

Hace un tiempo, los principales grupos parlamentarios acordaron que la ética no debía seguir siendo la maría sustituta de la maría titular, esto es, de la clase de religión. Acordaron, además, crear un ciclo continuado de formación filosófica compuesto por las asignaturas de Ética (4º de la ESO), Filosofía (1º de Bachillerato) e Historia de la Filosofía (2º). Ahora, la reforma de la Ley Orgánica de Educación propuesta por la ministra Celáa elimina la Ética. Ayer, una enmienda con la que Unidas Podemos pretendía salvar la asignatura se rechazó en comisión con el voto en contra del PSOE y la abstención de PP y Cs.

El PSOE lleva años defendiendo que los valores se pueden transmitir transversalmente en distintas asignaturas. Pero esa solución tiene dos problemas. Primero, que lo de la transmisión transversal nunca ha funcionado bien y, por ello, el PSOE mantiene asignaturas específicas para las materias que considera "serias". Nadie se plantea suprimir la asignatura de Matemáticas, aunque se hagan cuentas en todas las clases y haya figuras geométricas por todas partes.

El segundo problema es que la ética no se limita a transmitir valores. Además, reflexiona sobre los valores mismos y cuestiona su fundamento. Pero quizá lo que busca el PSOE es propagar valores como quien enseña los dogmas de un catecismo laico. Entonces, ciertamente, no necesita profesores de filosofía y la tarea se le podría encomendar a cualquiera. Un economista podrá recomendar que se invierta en valores mejor que en renta fija. La profesora de geografía podrá contar que la Rue de la Morale se encuentra en la comuna de Poupry, región Centro, al norte de Orleans.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios