Infraestructuras ferroviarias

La Junta priorizará la apertura de la línea de tren convencional entre Sevilla y Granada

  • La consejería de Fomento pide al Estado central "un debate serio y sereno" sobre el ferrocarril andaluz

La consejera de Fomento, junto a los miembros de la Plataforma por el Tren Rural de Andalucía La consejera de Fomento, junto a los miembros de la Plataforma por el Tren Rural de Andalucía

La consejera de Fomento, junto a los miembros de la Plataforma por el Tren Rural de Andalucía / G. H.

La Plataforma por el Tren Rural de Andalucía (PTRA) ha arrancado a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, el compromiso de abrir el tramo ferroviario entre Osuna y Pedrera, en la provincia de Sevilla, con el que conectar por vía convencional la capital andaluza con Málaga y Granada.

Esto dentro de un cónclave celebrado en la delegación del Gobierno de la Junta en Granada, a la que han acudido los alcaldes de las dos localidades sevillanas afectadas por este corte de vía. Otro de los compromisos arrancados es que la consejería haga de interlocutora con el Ministerio de Fomento para consultar las medidas que desde el Estado se tomen en las infraestructuras ferroviarias andaluzas.

"La línea Osuna-Pedrera va a ser una prioridad para el gobierno de la Junta", ha ratificado Carazo, que ha recordado que "desde hace meses" están "reivindicando" la apertura del tramo de 10 kilómetros entre ambas localidades, cuyas obras están terminadas desde mayo del año pasado.

"Es un problema jurídico y no político", ha incidido la consejera, que afea la actitud de Renfe y Adif ante el "cambio de criterio" con esta actuación, que se había tomado de urgencia para paliar el corte provocado por el derrumbe del puente de Aguadulce (Sevilla) en las riadas de otoño de 2018.

La apertura de este tramo tan sólo repercute en Granada en que se eliminaría el transbordo por autobús que hacen los pasajeros con origen o destino Sevilla, desde Antequera-Santa Ana hasta Osuna. Este se une al otro transbordo que desde 2015 realizan los viajeros de los servicios de Media Distancia desde Granada hasta la capital andaluza por las obras del AVE.

Y nada más, porque después de la exclusión como Obligación de Servicio Público de las relaciones MD convencionales Granada-Algeciras (que se reconvertirá en Antequera-Santa Ana-Algeciras) y Sevilla-Granada-Almería (donde se deja fuera el tren entre Santa Justa y Andaluces, para dejarlo sólo en Granada-Almería), Renfe puede abrir la posibilidad de la eliminación de estos servicios ya que se quedan fuera de la subvención estatal. Esta decisión se tomó en agosto en beneficio de los futuros trenes Avant.

Carazo, por otro lado, exigió abrir un "debate serio y sereno sobre la situación del mapa ferroviario de Andalucía", ya que "son muchas las faltas de conexiones entre diferentes municipios, afectando a los Cercanías que se han ido suprimiendo".

De la reunión también se extrajeron como conclusiones el apoyo al mantenimiento de las taquillas de Renfe que van a cerrar en estaciones con menos de cien pasajeros al día, defender un Pacto Andaluz del Ferrocarril, y crear un grupo de seguimiento con reuniones periódicas con la consejería. Fomento, además, pedirá que el mantenimiento de los Avant se queden en la comunidad, culminar el Corredor Mediterráneo, y eliminar los transbordos en bus que no hagan falta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios