Municipal

Sebastián Pérez acata la disciplina de partido y da vía libre al reglamento de la comisión de contratos de Vox

  • La comisión de contratos ha vuelto a protagonizar un pleno en el que la incógnita era la actuación y votación del popular Sebastián Pérez

  • Una moción del PSOE obliga al alcalde a firmar de urgencia la delegación de la presidencia en Onofre Miralles

Sebastián Pérez acata la disciplina de partido y da vía libre al reglamento de la comisión de contratos de Vox Sebastián Pérez acata la disciplina de partido y da vía libre al reglamento de la comisión de contratos de Vox

Sebastián Pérez acata la disciplina de partido y da vía libre al reglamento de la comisión de contratos de Vox / Carlos Gil

La comisión de contratos ha vuelto a ser protagonista del pleno del Ayuntamiento de Granada por tercer mes consecutivo. La jornada comenzó con 25 minutos de retraso y ha terminado seis horas después hablando de lo mismo: de esa comisión, de su presidencia y de su funcionamiento.

Y se ha despejado una incógnita. La duda este pleno era cómo iba a actuar Sebastián Pérez, después precisamente de que el mes pasado dimitiera como presidente del PP por dicha comisión y la entrega de la misma a Vox. Ya la semana pasada dijo que dejaba en manos del partido su futuro en el área de Contratación, de la que estaba dispuesto a renunciar si Salvador nombraba presidente a Onofre Miralles. De hecho, tanto en la creación de la comisión como en la designación de presidente en diciembre y enero, no votó.

Finalmente, hoy ha dejado sin argumentos a los que aseguraban que iba a actuar como un verso suelto poniendo en riesgo incluso el bipartito y hoy ha acatado la disciplina de partido votando en todos los puntos, incluso los más controvertidos de la comisión que le atañe directamente, de forma colegiada con su grupo y el equipo de gobierno. Así, ha dado vía libre con su voto al reglamento (después modificado a metodología) que va a regir esa comisión que 'fiscalizará' su trabajo al frente de la comisión oficial y que esta misma mañana ha delegado en Vox el alcalde de Granada.

El pleno comenzó a las 10:25 horas, con 25 minutos de retraso porque el PSOE había presentado una moción de urgencia al pleno para que fuera éste el encargado de determinar la presidencia de la famosa comisión de contratación y no una decisión unilateral del alcalde, como finalmente ha sido por delegación de competencias. Esta moción y la que presentaba Vox (ambas de urgencias) para la aprobación de un reglamento sobre el que comenzar a trabajar en dicha comisión, obligaron a reunirse al propio alcalde, Luis Salvador, al portavoz de Vox, Onofre Miralles, y a los portavoces de PP y Cs, César Díaz y Manuel Olivares, para determinar actuaciones. Incluso se llegó a requerir la presencia de los secretarios municipales para saber qué hacer. 

En ese momento, el alcalde de Granada firmó el decreto en el que delegaba la presidencia de forma que se dejaba sin posibilidades de moción del PSOE. De hecho, al final del pleno, cuando llegó su turno, se votó en contra de la urgencia por lo que no fue tratada. Votaron en contra Vox, PP y Cs, lo que dejó 13 a favor de la urgencia (PSOE y Podemos-IU) y 14 en contra. 

Justo antes se aprobó la moción de Vox en la que planteaba la metodología de trabajo que tendrá la comisión. En la misma Vox defiende la urgencia de comenzar a trabajar dado que los contratos "apremian", en concreto el de basuras, que caduca a final de año. Una vez aprobada, el pleno determinará los criterios en los que se trabajará. 

Por el PSOE, su portavoz, Paco Cuenca, criticó que "algo no cuadra" en la comisión y ha cuestionado por qué no se ha planteado antes este reglamento para comenzar a trabajar desde que hace dos meses se aprobara la comisión y hace un mes, su presidencia, primero en la persona del alcalde. Y ha advertido que aprobar esa normativa es un "trágala" ya que no cuenta con informes de Secretaría ni documentos que lo adapten al ROM. "Aprobar un reglamento en un pleno no se ha visto nunca", ha asegurado.

El portavoz de Vox, Onofre Miralles, ha matizado que no era un reglamento sino metodología de trabajo por asesoría de la Secretaría del Ayuntamiento ya que un reglamento podría retrasar el funcionamiento de la comisión, algo que nadie quiere.

Porque, como ha asegurado el portavoz de Podemos-IU, Antonio Cambril, "no es urgente, es urgentísimo" empezar a trabajar porque "ya vamos tarde" y en el caso del contrato de basura se haría necesario incluso prorrogarlo ya que no se podría adjudicar hasta cuatro meses después de caducar la concesión. "Lo podían haber presentado hace un mes y no anoche a última hora", afeó a Vox.

Por parte del PP, el portavoz, César Díaz, coincidió con Podemos-IU en la urgencia e incorporó algunas matizaciones, que se han incluido en el moción, como incorporar a los miembros de la comisión a las afecciones por incompatibilidad; incluir tener un conflicto de intereses con la actividad que se realiza o puede realizar así como eliminar la posibilidad de ampliar el plazo de trabajo, que queda limitado a 3 meses. "Nos preocupa que por demorarla se puedan ampliar los contratos. En el de limpieza hablamos de 40 millones de euros y una ampliación aunque sea de un año nos preocupa", ha dicho.

Cambril volvió a calificar como "disparate" el contenido del reglamento y lamentó que finalmente Vox haya propuesto la comisión, la presida y ponga las normas. "No pinta bien", añadió Cambril.

Desde el PSOE, el concejal José María Corpas calificó de "pacto de Lucifer" el acuerdo para al comisión y su desarrollo. "Estamos haciendo un engendro raro en todos los aspectos, creando una comisión con unas competencias más que dudosas, que la preside un abogado en ejercicio, lo que genera ciertas dudas de compatibilidad. Si la comisión dictamina informares contrarios a los técnicos o a la comisión oficial, ¿Qué pasa? Este producto es un cambalache".

Por su parte, el alcalde de Granada, Luis Salvador, ha vuelto a asegurar que la comisión no invadirá competencias de la oficial y que durará 3 meses, de forma que todos los partidos puedan aportar a la vez que todos tendrán capacidad de veto si no hay unanimidad en los informes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios