San Lucas en Medicina 2019

Voldemort pregona que el Lucas es "amor y libertad"

  • Unas 800personas festejan el patrón de la Facultad de Medicina bajo el argumento de la tradición y la condena a "las novatadas que denigren"

  • La UGR indica que la celebración "se ha producido siempre dentro de los límites admisibles"

La saga de Harry Potter y su universo son el tema elegido este año por los estudiantes de cuarto curso de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada para festejar, a su manera, el patrón del centro y recibir, a su manera también, a los alumnos de primero. 

Bajo el mando de su líder, el Lucas -este año bajo la apariencia de Voldemort- los estudiantes comenzaron a reunirse a las diez de la mañana frente a la fachada de la antigua Facultad de Medicina, en la Avenida de Madrid. El edificio, rebautizado como Espacio V Centenario, se mantiene como primera parada de la jornada que incluye -pese a la prohibición expresa de novatadas- tiznar la cara y ropa de los nuevos estudiantes. La celebración estuvo controlada por un dispositivo policial compuesto por una decena de agentes y, por parte de la Universidad, se les advirtió de la prohibición de entrar en los centros universitarios.

La polémica sobre la supervivencia de la celebración del Lucas pese a la prohibición tuvo su hueco tanto en el discurso del líder de los estudiantes como en la argumentación que esgrimieron los estudiantes organizadores antes de empezar. "El Lucas no son novatadas. El Lucas es celebración. El Lucas es amor y es libertad", dijo en su alocución el Lucas, estudiante de cuarto elegido para representar a su promoción por "simbolizar lo que es la Medicina, una persona abierta, que está cuando se la necesita", señala un compañero.

La defensa de la tradición fue cerrada: "No vamos a permitir que sirva de falso ejemplo para hablar sobre novatadas en artículos periodísticos", clamó Voldemort. Éste, además, expresó que "esta Facultad al completo siempre mostrará su más rotunda repulsa hacia todas las novatadas que denigren o ataquen" la "dignidad e integridad de las personas".

La Universidad, por su parte, alegó a través de su oficina de comunicación que "es una celebración recurrente y nuestra postura es exactamente igual a la de otros años". En este sentido, indicaron que "no consideramos que se trate de algo relevante ni preocupante, habida cuenta de que dicha celebración se ha producido siempre dentro de los límites admisibles".

El coordinador de los Colegios Mayores destaca que las novatadas están "totalmente prohibidas"

Para ellos, la celebración de San Lucas es un acto lleno de "tradición", "una cosa muy de la Facultad" y que si se hace es "por y para el borrego", nombre que se le da al estudiante de primer curso. Esta es la argumentación defendida por el Lucas minutos antes de comenzar el acto, en el que los cánticos acompañan a la comitiva desde la Avenida de Madrid hasta Derecho. En la plaza de la Universidad el Lucas se dirigió al resto de estudiantes. Saltó y la fiesta continuó en un local de ocio.

La intensa argumentación en favor de la fiesta incluyó la repulsa a los actos que "denigren". Se mantuvo que los que van lo hacen de forma voluntaria. Está tan normalizado entre los participantes que Voldemort reconoció que su familia estuvo allí para acompañarle en el día en el que encarna al Lucas, cuestión que califica como"un sueño, una ilusión y un honor".

Las novatadas quedan aquí desvestidas de abuso, según los estudiantes, lo que les permite, arguyen, mantener la "tradición". Sin embargo, en el resto de centros universitarios y en los colegios mayores "las novatadas están totalmente prohibidas", reconoce el coordinador de los colegios mayores, Antonio Almendros, que señala que en estas residencias, de producirse novatadas, son "algo residual y a extinguir", y que, de producirse, nunca se realizan en el propio colegio. “No tengo constancia, al menos dentro. Y si hay algún acto –de este tipo en las residencias – tendremos que estar pendientes para erradicarlo”.

Sin embargo, San Lucas, año tras año, se mantiene. Y lo hace con un guion que se ha suavizado. Tanto que los familiares de los estudiantes también hacen acto de presencia. Un espectáculo apto para todos los públicos. Según la Policía Local, unas 800 personas presenciaron el discurso frente a Derecho.

Argumentan que la celebración "se hace por y para el borrego"

Fuentes de la Policía Local confirmaron que, hasta la una de la tarde, no se había tramitado ninguna sanción. Los estudiantes estaban advertidos de que el trayecto desde el V Centenario a Derecho debía hacerse por la acera, sin interferir en el tráfico rodado. También conocían la prohibición de beber alcohol. Sin embargo, la presencia de envases e incluso botellas era evidente. No hubo mucho esmero en el hecho de ocultarlas. Otra limitación es la que incluye la imposibilidad de subirse a la escultura de Carlos V en la plaza de la Universidad para el salto del Lucas, traba que se solventa con la instalación de una tarima.

Para Voldemort, "el Lucas fue un regalo, y ahora queremos devolver el regalo". Los estudiantes también alegan que "no concebimos un Lucas diferente". Cada estudiante ha puesto de su bolsillo una cantidad de dinero que uno de los participantes elude aclarar pero que reconoce que ronda los 60 euros. En cuarto curso se contabilizan unos 250 alumnos matriculados, de los que participan, según el cálculo ofrecido por los estudiantes, unos 220, lo que supone un presupuesto estimado de algo más de 13.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios