Covid-19

Vuelven las restricciones a Granada en pleno inicio de la tercera ola de coronavirus

  • Capital, Cinturón, Poniente, Los Montes y zona Norte suben a nivel de alerta 4 grado 1, mientras que Costa y Alpujarra pasan al 3 desde esta medianoche

Los bares tendrán que cerrar a las 18:00 horas. Los bares tendrán que cerrar a las 18:00 horas.

Los bares tendrán que cerrar a las 18:00 horas.

Granada regresa esta medianoche a las restricciones por el coronavirus, aunque sin ser del todo duras con respecto a las que había vigentes incluso antes de la Navidad, y lejos de la contundencia con la que se aplicaron el pasado noviembre. Esta vez son los bares y restaurantes los más perjudicados por las nuevas medidas puesto que son el colectivo al que más se va a forzar la máquina con las medidas aprobadas el pasado viernes por la Junta de Andalucía, y que estarán vigentes hasta la madrugada del próximo 25 enero, si no se enconan más conforme la pandemia avance.

Desde hoy, la principal novedad para la vida de los granadinos será que los bares y restaurantes tendrán que cerrar sus puertas a las 18:00 horas, con la excepción de las cafeterías, que lo podrán hacer a las 20:00 con la única premisa de no servir alcohol. El resto de comercios tendrán cierre obligado a las 20:00 y no en su horario comercial habitual. La otra será que el toque de queda se adelante a las 22:00. Las grandes diferencias con la actualidad es que se quita una hora de toque de queda y no habrá restauración nocturna, salvo en la comida a domicilio y locales que se hayan adaptado a su venta, que podrá realizarse hasta las 22:30 horas (la recogida en el lugar estará permitida solo hasta las 21:30). También, a diferencia de lo que sucedió el noviembre y en las primeras semanas de diciembre, es que habrá movilidad entre municipios y provincias.

En Granada habrá dos niveles de alerta, y por tanto, de restricciones. En la mayoría del territorio estará impuesto el nivel 4 en grado 1, mientras que en la Costa y la Alpujarra, debido a su cantidad de contagios y su incidencia, baja al grado 3. No hay excesivas diferencias entre ambos, sólo una mayor cantidad de gente en reuniones y un poco más de aforo permitido en comercios y bares, aunque a todos afecta por igual tanto los horarios de prohibición de estar en la calle como los cierres.

Así, en los negocios de hostelería y restauración se reducirán los aforos a un 30% en el interior y a un 75% en las terrazas, algo que en la Costa y la Alpujarra sube al 50% en espacios cerrados y al 100% en las terrazas, con lo que algo más de vida 'normal' se mantiene en el distrito sanitario Sur.

Las restricciones llegan a Granada después de una Navidad relativamente normal, donde el comercio tan solo ha tenido que 'lidiar' con las limitaciones de aforo, que en muchas tiendas no se han producido ya que estaban reducidos a la mitad si no era posible mantener la distancia de seguridad, al igual que sucedía en los interiores de los bares y restaurantes. También llega con la diferencia, frente a otras determinaciones similares, sin cercenar la movilidad de las personas.

Pese a todo, se inicia otro periodo que puede derivar en cierres peores en función del avance de la pandemia. La situación será revisada cada semana en función de los indicadores estadísticos. Lo que sí supone es otro palo para la hostelería, que pierde parte de su negocio en las cenas, y que sigue reclamando ayuda. El comercio pierde, al menos, una hora de ventas con el adelanto del cierre a como estaba antes de Navidad, aunque esta vez sí se mantienen abiertos los no esenciales después del mes que estuvo cerrado. Y mientras la vacunación no acelere, el bucle será similar: abrir para cerrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios