Siniestros

Uno de cada cuatro fallecidos en accidentes de tráfico en Granada es motorista

  • Los conductores de este tipo de vehículos heridos graves en la provincia se sitúan en un 34%, 12 puntos por encima de la media nacional

Un alcance en el que estaba involucrada una moto Un alcance en el que estaba involucrada una moto

Un alcance en el que estaba involucrada una moto / Carlos Gil (Granada)

El parque de dos ruedas de la capital granadina supera los 40.000 vehículos. Si se tiene en cuenta que la población en la urbe está en torno a los 230.000 habitantes, por cada seis granadinos hay una moto. Conducir este tipo de vehículos supone ventajas respecto a otros pero también riesgos, de hecho, el 22% por ciento de los fallecidos en accidentes de tráfico en la provincia son motoristas.

Así lo indica la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial, Formaster, que además señala que el 46,4% de  los conductores de motocicletas o de un ciclomotor heridos, necesitaron hospitalización en Granada tras un accidente de tráfico.

Por otro lado, la asociación apunta que el cómputo de motoristas heridos graves en las carreteras y vías urbanas granadinas está 12 puntos por encima de la media nacional, que se sitúa en el 34%.

Según Fomaster, el accidente más común en el que está involucrado un motorista en las carreteras de España es la salida de la vía o caída con un 38% de los accidentes. El segundo con un 29% es la colisión frontolateral y después el alcance o colisión trasera con el 11% de los siniestros.

Por otra parte, la infracción más común que cometen los motoristas en la carretera con un 23% es la velocidad inadecuada, seguida por una conducción distraída con un 19%. La tercera de es con un 17% el incumplimiento de la prioridad en intersecciones.

A juicio de Formaster, estos datos reflejan la falta de formación específica de los conductores de motos que las conducen con carné B (este tipo de vehículos pueden ser conducidos por personas con tres años de carné de turismo). El 29% de los motociclistas implicados en un accidente con víctimas en España conducía una motocicleta de hasta 125 con carné de turismo.

Por ello, la asociación considera que para poder conducir una motocicleta, de cualquier cilindrada, debería ser obligatorio tener el permiso de circulación de motos y haber pasado por una formación específica para conducirlas. Además, añaden que el permiso B no ofrece el conocimiento práctico de cómo hay que llevar un vehículo de dos ruedas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios