Infraestructuras

Mayor seguridad y más uso comercial para las mejoras de la Estación de Granada

  • Adif licita la redacción del proyecto que modernizará el antiguo edificio de viajeros y en andén de las vías 1 y 2

  • Se desmontarán las viejas torretas de luz, la caseta de agujas, y se estudiará qué hacer con la nave Asland

La vieja caseta de agujas, a la derecha en la foto, será demolida La vieja caseta de agujas, a la derecha en la foto, será demolida

La vieja caseta de agujas, a la derecha en la foto, será demolida / J. J. Medina

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias se prepara para acometer las últimas obras de mejora de la Estación de Granada. Se trata de una serie de actuaciones cuyo proyecto de redacción acaba de salir a licitación y que, una vez elaborado, terminará de darle a la terminal de Andaluces un nuevo aspecto, mejorando la seguridad, la comodidad para el viajero, y ampliando sus posibilidades comerciales, según explicaron fuentes de Adif.

Este proyecto tiene un presupuesto de licitación de 145.800 euros y la empresa adjudicataria tendrá 4 meses para elaborarlo. El plazo para presentar las ofertas en las empresas interesadas se cierra el 14 de abril, aunque el pliego y el anuncio de la licitación especificaban al principio que se cerraría la recepción de ofertas el 30 de marzo. Sin embargo, el cierre de las administraciones por el estado de alarma decretado por culpa del coronavirus ha hecho que ese plazo se amplíe, al menos, dos semanas más.

Según el pliego de prescripciones técnicas elaborado por Adif, las obras de mejora y adecuación se harán, de forma principal, en tres áreas, que son el antiguo edificio de viajeros, el andén de las vías 1 y 2, y la vieja nave de la cementera Asland, mientras que se realizarán otras cuentas en zonas dispersas de la estación.

En el antiguo edificio de viajeros, que permanece cerrado al público y sin uso desde el pasado 26 de junio, fecha en la que comenzó el AVE en Granada y, por ende, la nueva terminal, se harán una serie de actuaciones en cubiertas, albañilería, carpintería, saneamientos e instalación eléctrica para dotarlo de nuevos usos comerciales. Además, se mejorará la protección contra incendios y la iluminación exterior, además de poner nueva señalética. Se espera así que puedan ser usados tanto para uso comercial con nuevas tiendas o por Renfe Viajeros.

El plazo de recepción de ofertas se ha ampliado por la crisis del coronavirus

De forma contigua se hará una obras importante en el andén de las vías 1 y 2, las únicas de ancho ibérico que tiene la Estación de Andaluces para viajeros. Son a los que llegan los trenes convencionales de Almería y el tren turístico Al-Andalus. Ahí se demolerá parte del andén para luego someterlo a un recrecido que minimice tanto la altura como el hueco entre los convoyes y en propio andén. También se someterá a una mejora los encaminamientos de pasajeros desde ese andén al resto para los transbordos. Se incluye ampliar la iluminación, circuito cerrado de televisión, información al viajero y señalética, control de instalaciones y protección contra incendios, además de actualizar la red de baldeo.

La tercera gran actuación que se pretende llegar a cabo en este proyecto ese el uso de la nave de la antigua cementera Asland, que queda a la izquierda del nuevo edificio junto al Pabellón de la Universiada. Se arreglará la cubierta y la fachada de esta vieja edificación de casi un siglo de existencia para adaptar su interior como almacén o incluso se contempla que se pueda demoler en caso de que así lo expresen los arquitectos.

El resto de obras también tienen importancia pero se dispersan por el perímetro de la estación. Así, se va a mejorar la seguridad del recinto actuando en los muros de cerramiento paralelos a Camino de Ronda, que incluye además la demolición de la vieja caseta de agujas (situada casi bajo el puente-mirador) y levantar ahí otro muro. En cuanto a cerramientos, también se instalará uno paralelo a la vía 7, de la que suelen partir los Avant a Sevilla, pegada al nuevo bar-restaurante, que separará la zona de viajeros del resto de la operativa del personal ferroviario.

Se estudiará qué hacer con las antiguas naves auxiliares y se demolerá la caseta de agujas

También se eliminará una de las antiguas vías de apartado y se trasladará la vagoneta que quedaba sin uso, además de desmontar las antiguas torretas de iluminación que todavía quedan en pie. Además, este contrato incluye mejoras hasta en el nuevo edificio, como arreglar la formación de charcos en la cabecera de los andenes, pese a estar a cubierto, sellar mejor las tapas de saneamiento de la entrada principal por el desprendimiento de malos olores, instalar barandillas en el lado derecho de la plaza, mirando de frente al edificio de viajeros, y la sustitución y automatización de las puertas correderas de entrada al parking paralelo a la calle Halcón.

Se trata, pues, de una serie de pequeñas actuaciones que ocuparán, sin embargo, una gran superficie de la estación con un total de 96.784 metros cuadrados, de los cuales el espacio a remodelar más grande es de 7.716. Estas actuaciones ya estaban contempladas en el proyecto de construcción y remodelación del haz de vías de la Estación de Granada para adaptarla a la llegada de la Alta Velocidad. Es decir, una vez acabada la nueva terminal y puesto en marcha los AVE con Madrid y Barcelona, estas nuevas obras ya estaban previstas pero debían a ser objeto de un nuevo contrato.

No será la última actuación en la Estación de Granada. En cuanto acabe la crisis del coronavirus podrán empezar las obras de instalación del nuevo tanque de combustible adjudicadas el pasado febrero, mientras que en el Cerrillo de Maracena se sigue construyendo el cambiador de ancho de la vía con Almería, que en la misma terminal contempla la instalación del tercer carril en la vía convencional a partir del puente de Camino de Ronda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios