Estudiar en la UGR

La suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Granada se prorroga 14 días

  • El BOJA determina la ampliación de la medida anunciada por la Junta

  • El plazo comienza a contar mañana, un día después de la publicación

  • Se mantienen las prácticas en laboratorio, en centros de salud y educativos y las de campo

Facultad de Filosofía y Letras. Facultad de Filosofía y Letras.

Facultad de Filosofía y Letras. / Antonio L. Juárez / Photographerssports

Finalmente serán 14 los días naturales que, a partir de mañana, deberá mantenerse la suspensión de la docencia presencial en la Universidad de Granada. La prórroga de esta medida se anunció junto con el resto de restricciones para Granada y es ahora cuando el Boletín Oficial de la Junta (BOJA) determina el periodo por el que se prolonga la medida.

La Junta estableció el pasado 14 de octubre una primera suspensión de la actividad docente presencial durante diez días a partir del 15 de este mes. Ese periodo finalizaba hoy sábado, día en el que se ha publicado la prórroga ya anunciada. Son 14 días más de restricción, y no diez como inicialmente indicó la UGR tras el anuncio por parte de la Junta de la prolongación de la medida.

Según el BOJA, "los centros docentes universitarios de Granada no podrán impartir clases presenciales, sustituyéndose éstas, en su caso, por clases online. Podrán ser presenciales las prácticas experimentales de laboratorio, las prácticas en el sistema sanitario público andaluz, las actividades 'practicum', las prácticas de campo, así como aquellas prácticas insustituibles y no prorrogables".

El articulado del BOJA fija que la medida es de aplicación por un "período de 14 días naturales contados desde el día siguiente a la publicación, pudiendo ser prorrogadas dichas medidas si así lo requiriese la evolución de la situación epidemiológica". Es decir, no habrá clases presenciales en las facultades y escuelas universitarias al menos desde mañana domingo 25 de octubre hasta el sábado 7 de noviembre, por lo que, si no se prorroga de nuevo esta medida, se regresará a las aulas el día 9, lunes.

"En la ciudad de Granada la situación epidemiológica actual presenta una incidencia muy elevada y en ascenso con respecto a las poblaciones vecinas, por lo que es necesario prorrogar la medida relativa a las clases online en los centros universitarios de dicha localidad, con objeto de reducir las interacciones sociales y evitar la difusión del virus en el entorno universitario", reconoce el texto firmado por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

"A pesar de todas las medidas adoptadas hasta el momento, de acuerdo a los datos epidemiológicos de Granada, no se ha conseguido reducir la curva de aumentos de casos confirmados de la COVID-19, siendo por tanto necesario prever la prórroga de la medida establecida en la presente orden", apunta el texto publicado en BOJA.

Esta medida afecta a 45.500 estudiantes de grado, otros 6.000 de posgrado, 3.600 docentes e investigadores y otros 2.600 trabajadores de administración y servicios.

La decisión de suspender la docencia presencial levantó las críticas entre la comunidad universitaria. A las declaraciones en contra de la medida de la rectora, Pilar Aranda, se unieron los decanos y directores de escuelas universitarias, que manifestaron mediante un escrito destinado al consejero de Presidencia, Elías Bendodo, su disconformidad. En la misma manifestaron que "es del todo evidente que el efecto de esta medida será la disgregación del estudiantado de la Universidad por todo el territorio nacional. La UGR cuenta con más de 20.000 estudiantes de fuera de la provincia que a todas luces regresarán a sus casas en cuanto no haya la obligación de la asistencia".

A través de las redes sociales, la UGR indicó por otro lado que las restricciones de movilidad también aprobadas por la Junta no alteran la actividad del personal laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios