Granada CF-Eibar | La pizarra

La gran ofensiva de Diego Martínez

  • El equipo rojiblanco se muestra más ofensivo que nunca sobre el papel

Machís no tuvo apenas incidencia en el ataque Machís no tuvo apenas incidencia en el ataque

Machís no tuvo apenas incidencia en el ataque / Antonio L. Juárez/Photographerssports

Diego Martínez volvió a apostar por su esquema más clásico para arrancar el encuentro ante el Eibar. El técnico alineó un 4-2-3-1 de inicio, algo que no hacía desde el choque ante el Betis. Aarón Escandell y Jesús Vallejo fueron las principales novedades de un once repleto de habituales. El resultado adverso al descanso dio lugar al Diego Martínez más atrevido, ya que dio entrada a Roberto Soldado para tener dos referencias en ataque y dejar una medular compuesta por Yangel Herrera y Fede Vico. El equipo finalizó el partido con sus tres delanteros y Germán. Por primera vez, el entrenador nazarí no agotó las cinco sustituciones disponibles.

El pie de vallejo

El central cedido por el Real Madrid disfrutó de nuevo de la titularidad como premio a su gran actuación en Leganés. El maño se ubicó como central diestro para ser protagonista en la salida de balón rojiblanca. El jugador realizó varios desplazamientos largos y pases para superar líneas en los primeros compases, que fueron de dominio local.

Lo que hace un gol

El tanto de Pablo De Blasis cambió el escenario del partido. El duelo comenzó a parecerse al de ida, ya que el cuadro armero empezó a imponer su ley con la fortaleza de Kike García por arriba y un Orellana estelar.

Fede Vico y Carlos Fernández 

La estrecha vigilancia de la zaga visitante sobre Carlos Fernández y Fede Vico fue decisiva para reducir de forma considerable el caudal ofensivo del Granada. La ausencia de creatividad en la medular debido a las lesiones de Montoro y Gonalons es algo notorio. Fede Vico tiene las cualidades para mover al equipo, pero el ‘14’ no estuvo a gusto en ningún momento.

Sin banda izquierda

La poca productividad ofensiva del Granada en el primer acto nació en la banda derecha. La dupla formada por Carlos Neva y Machís tuvo una presencia casi nula en los primeros 45 minutos. La única aparición reseñable del extremo venezolano fue una clara ocasión de gol que no pudo remachar debido a la intervención de Róber Correa. El equipo no encontró la manera de conectar al encuentro a uno de sus principales talentos ofensivos.

El Granada cayó derrotado pese a poner toda la carne en el asador El Granada cayó derrotado pese a poner toda la carne en el asador

El Granada cayó derrotado pese a poner toda la carne en el asador / Departamento de Infografía

Revulsivo soldado

Diego Martínez realizó una declaración de intenciones contundente con la entrada de Soldado por Yan Eteki. El esquema rojiblanco pasó a ser un 4-4-2 con Yangel Herrera y Fede Vico en la medular. Un centro del campo muy ofensivo con dos referencias arriba escoltadas por Machís y Puertas en las bandas. El rápido gol de Soldado hizo ganadora la arriesgada apuesta del entrenador gallego.

La suma de dos puntas

La presencia de Soldado y Carlos Fernández arriba sumada a la gasolina que aporta una diana a favor aportó frutos al juego local. Muchas segundas jugadas comenzaron a caer en las botas de futbolistas locales, algo que no ocurrió en buena parte del primer acto.

Las apuestas suben

Con el empate campeando en el electrónico, ninguno de los dos contendientes bajó el pistón. El ofensivo esquema granadinista y el estilo de los de Mendilibar dio lugar a un toma y daca en el que parecía que el 2-1 estaba más cerca, pero el factor Orellana volvió a aparecer para dar dos ocasiones a Kike, que sólo perdonó la primera.

Gil dias carrilero

Diego Martínez volvió a colocar al luso en el carril en lugar de Carlos Neva, pero este movimiento no agitó el encuentro, que vio reducido su ritmo de forma considerable durante algunos minutos.

Todos los delanteros

El choque entró en el tramo final y tocaba jugarse el todo por el todo. Antoñín sustituyó a Puertas a falta de 8’ para el final del tiempo reglamentario. Con el malagueño sobre el verde, coincidieron los tres ‘9’ puros que tiene Diego Martínez en su plantel. El ex del Málaga actuó por la banda derecha, donde consiguió desbordar en algunas ocasiones.

3-4-3 para terminar

A falta de cinco minutos para el final, Germán abandonó la defensa para situarse como ariete. El recurso se está convirtiendo en habitual cuando el equipo llega por detrás en el marcador a los finales de partido. El gaditano asistió a Soldado y Carlos Fernández con dos buenos cabezazos, pero el empate no llegó. Finalmente terminó viendo una amarilla que le hará perderse el duelo ante el Alavés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios